El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Socialismo Para Principiantes

Por: Guilmo Barrio Salazar,  desde Georgia, E.U.A.

En esta oportunidad, iniciaré consultando:  ¿Es posible construir un socialismo en cualquier país?  Dejando a un lado este antiguo debate doctrinal, la mayoría de los marxistas podrían responder,  sin ninguna duda, con un rotundo NO, especialmente si ese país fuera  Estados Unidos de Norteamérica.  Aunque aquí el socialismo, ya está mostrando sus puños, en una nación que durante el Siglo XX estuvo violentamente peleando en su contra.

No es que la Izquierda sea tan fuerte en alguna parte de Europa, o en Norteamérica.  Más bien, la disfunción crónica del orden neoliberal se ha transformado en una situación aguda.  De repente, los partidos políticos y sus líderes, que anteriormente tenían posiciones marginales, comenzaron a experimentar un tremendo resurgimiento, simplemente por articular el descontento popular.  Así que a través del senador Bernie Sanders, Jeremy Corbyn y, en cierto modo, también de Syriza y del movimiento “Podemos”, el nombre del socialismo comenzó a presentarse como menos dañino que el capitalismo: el 58% de la juventud estadounidense indicó que el socialismo es un sistema más humano, de acuerdo con una encuesta realizada el pasado mes de Febrero de 2016.

Esto es un estado de hechos políticos exuberantes para los que representan la izquierda, lo que significa una gran ansiedad para los políticos de la derecha.  Ambos lados esperan ganarse el corazón y la mente de una audiencia que pueden ser los nuevos receptores del socialismo norteamericano, pero que no tienen mucha práctica, ni el conocimiento de lo que eso significa.  En dos libros que han salido a la luz pública durante este Verano, sugieren cómo cada lado puede intentar balancear esta curiosidad roja milenaria.

La Derecha insiste en que si la juventud de hoy está escéptica sobre el capitalismo, es simplemente porque no están familiarizados con los horrores de sus alternativas.  En el libro escrito por Thomas Di Lorenzo, “El Problema del Socialismo”, se presenta una seria crítica neoliberal, la cual indica que es una forma tiránica e ineficiente de ese sistema.

Por otro lado, la revista Jacobin ha presentado “El ABC del Socialismo” que,  en forma adversa, indica cada punto que presenta Thomas Di Lorenzo, señalando que el capitalismo no es nada más que el  esfuerzo de los burgueses blancos de la derecha, para obtener el máximo de beneficios económicos, y el socialismo es un esfuerzo colectivo y multiracial de hombres y mujeres.  La mayor parte del texto está dedicado a trabajar sobre el por qué los lemas sobre la libertad y la democracia no se han realizado y cómo se pueden lograr.

La clase de “libertad” ofrecida por el capitalismo, explica el sociólogo Erik Olin Wright, preserva la “tiranía” de los días de trabajo desde las 9:00 de la mañana, a las 5:00 de la tarde, esconde las decisiones que afectan nuestras vidas, y compromete hasta las limitadas instituciones políticas que se nos deja.

La pregunta obvia que muchos activistas jóvenes todavía tienen sobre el socialismo, es :  ¿Qué le sucedió a Rusia?.  Bueno, Joseph M. Schwartz defiende el socialismo contra cualquiera asociación con una dictadura.  El hace un excelente trabajo de ensayo en el rol socialista de ganar una democracia, pero es menos convincente cuando trata de explicar los incómodos hechos que tuvieron como resultado la Revolución Rusa.

Es plausible, como dice Schwartz, que tratando de forzar a los campesinos, a quienes les dieron tierra para cultivarla, al estilo de una Reforma Agraria, que se hayan transformado en unos fundos colectivos estatales y,  como resultado se haya obtenido  una guerra civil brutal, lo que atrasó el desarrollo económico por décadas.  Pero, en realidad, la guerra civil rusa y la destrucción efectiva de la democracia soviética, se realizaron  mucho antes de la liquidación de los Kulaks, como se conocieron aquellos asentamientos agrícolas.

Esto hace sobresalir un problema más profundo.  ¿De qué forma?

Dando a conocer sus fallas históricas, entonces podremos comenzar a tener una visión de como podría lucir un socialismo exitoso en los Estados Unidos de Norteamérica, cómo podría trabajar una economía socialista, y cuáles pueden ser sus éxitos métricos y los resultados finales.  Tal vez se necesitarán nuevos sistemas de mercados.  Como Danny Kotch ha argumentado, el socialismo no necesita ser una política aburrida, sino establecer una celeridad, una excitación popular, y mucha adrenalina en los participantes de la nueva generación.

Claro, es triste ver a los jóvenes conservadores caminando en los patios de las universidades con un tomo del libro de Thomas Di Lorenzo debajo del brazo, quienes encuentran un enorme grupo de seguidores de la revista Jacobin, con la intención de establecer nuevas modalidades políticas, que se identifiquen con sus ideales de promover una “Revolución en Libertad”, eslogan que recuerda lo que se vivió en Chile en la década de los años 60.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en El Socialismo Para Principiantes

  1. Hola, me alegro que entre los jóvenes norteamericanos esté creciendo la intuición y la conciencia que puede haber un sistema económico – político más humano que el capitalismo. Si en ese país pudiera haber una mirada distinta no sólo interior, también exterior, es decir cómo Estados Unidos se plantea ante otros países, ante el mundo, qué distinto podría ser !
    Un país que no viva haciendo la guerra, si no que para La Paz .
    Saluda atentamente .

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl