Ciudadanos de Chile: A votar; vota por ti; vota por tu familia; vota por tu vida!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

HORIZONTE POLÍTICO… ¡NUBLADO!

por Juan Luis Castillo

El panorama político nacional, nos muestra una sola certeza. Se ve nublado e inestable, con una fragilidad en sus tendencias que hace difícil, en la coyuntura actual, sostener tendencias estables, esto, en cada uno de los bloques de partidos como también en el  gobierno.

Los actores de primera línea, en la actual realidad, muestran un grado de inestabilidad y de fragilidad que es provocada, en primer término porque su base de sustentación histórica y natural, sus “fieles” electores, los van dejando huérfanos. En segundo lugar y, causa que motiva lo anterior, la relación “dineros y financiamiento inmoral de la política”, va ampliando sus cauces de involucramiento, tiñendo cada día a mas actores en esta red de malas prácticas que la ciudadanía condena, no perdona y que la ahuyenta de quienes ayer fueron sus referentes y representantes .

En este marco, los intentos por consolidar la unidad de los bloques se ven resentidas,  por cada nuevo caso que aparece en la prensa involucrando a políticos de distintos ámbitos, esto los fracciona y los conflictúa internamente, pero además, esto hace que se vayan quedando sin sustento electoral.

En este cuadro, se hace difícil prever hacia donde apuntaran los lineamientos políticos que permitan vislumbrar el camino que recorrerán los bloques para enfilar sus pasos.

Todo lo anterior, se ve además enrevesado por las diferencias políticas al interior de los bloques y por la competencia electoral de las próximas elecciones que deberán enfrentar en pactos y sub-pactos, los  que los llevarán irreparablemente a conflictuarse y confrontarse por cuotas más cuotas menos de poder.

Además, subyace, amén de lo ya precisado, un claro rebajamiento político e intelectual en las capas dirigentes, liderazgos reblandecidos y confusos que no sólo no orientan sino, más bien, confunden.

Lo grave es que la confusión y el rebajamiento permanece también en el ámbito internos de palacio, en dónde lamentablemente la Presidenta no ha logrado hacerse de un equipo asesor experimentado, lúcido y sensato que la acompañe a “endilgar” un proceso tan complejo como es compatibilizar el buen accionar y puesta en práctica de las reformas y la necesaria armonía en el  desarrollo del accionar del país.

Nubarrones tan serios y graves como el conflicto de la sociedad y los temas que se viven en la Araucanía, el que no se enfrenta con visión estratégica, si no que se mira sólo como conflictos coyunturales y policiacos, van tejiendo un escenario nada sano.

El tema de una reforma laboral que no logra consensuar ni los intereses de los trabajadores ni cuenta con el apoyo de la clase empresarial, queda con un piso débil de sustentación. Ya que estos últimos además se empecinan en defender sus intereses, sin ánimo de claudicar a sus beneficios que le concede el sistema.

Una iniciativa de reforma política Constitucional que, con muchas imprecisiones y poca claridad, no logra entusiasmar a la ciudadanía ni  lograr que se sume al proceso.

Por su parte, tampoco el gobierno  logra plasmar y lograr eco en los parlamentarios de su bloque, para la iniciativa de agenda de probidad. Más bien, los parlamentarios quieren menos restricciones y menos información, respecto de temas que les aquejan.

La principal falencia observada en el oficialismo, es de carácter metodológico, y se expresa en una insuficiencia de diseños claros que permitan implementar con claridad sus reformas y políticas.

Además de todo lo anterior, el Gobierno y la Presidenta se ven enfrentados a “dos almas”, al interior de su gabinete, situación que se administra sin la madurez ni la sensatez que la situación requiere, no se ve un liderazgo sólido que ponga orden en el gabinete y conduzca a los partidos a un apoyo más leal y sin exhibicionismos que llevan, de modo permanente a conflictos a través de la prensa.

La ciudadanía tiene la palabra… lamentablemente la falta de un referente con liderazgo ético y moral, que encause positivamente el malestar de la sociedad civil, hace aún prematuro que las exigencias ciudadanas se vean reflejadas y encausadas por un nuevo referente dotado de un sano espíritu democrático, participativo y expresado en el interés general de la nación.

Como resumen, un tanto lapidario de la coyuntura, tenemos una derecha conflictuada, a punto, por momentos, de friccionarse a niveles de quiebre. Una nueva Mayoría, en donde prevalece el interés de grupos y partidos más que el interés general y de gobierno, lo que se expresa en conflictos y discusiones por la prensa, respecto de desacuerdos políticos, respecto de los cuales no han sido capaces de resolver en forma disciplinada y ordenada.

Ante esta situación, tendremos que seguir esperando que, los nubarrones del escenario político nacional… pronto comiencen a despejarse y no vayamos a caer en un demencial populismo que nos lleve a la debacle.

Juan Luis Castillo Moraga.                                    Concepción 14 de abril 2016.

El sorprendente caso de John Doe y  los  “Panamá Papers”. (I)

René Fuentealba Prado, abogado.

John Doe se comunicó una tarde con el director del periódico alemán “Süddeutsche Zeitung” para ofrecerle un valioso material informativo. Su oferta despertó la inmediata atención del periodista quien preguntó: “¿Cuánto?” Pero John Doe, para su sorpresa, dijo: “Cero. Es gratis. Mi única condición es que no se dé ningún contacto personal entre nosotros y que toda comunicación sea encriptada”. Jamás el profesional de la prensa imaginó lo que recibiría: 11,5 millones de documentos.

La trama de esta novela se inicia en abril de 2015. La  cantidad de información era superior a la suma de todas las filtraciones producidas hasta la fecha en el periodismo moderno. Süddeutsche Zeitung, abrumada, decidió compartir su tesoro  con 100 medios de comunicación, de 80 países. John Doe (Fulano de Tal, en español) hizo trabajar en silencio,  durante un año, a 400 periodistas. Una férrea alianza reunió, entre otros, a periodistas de The Guardian, Le Monde, BBC, La Nación y CIPER (de Chile) y del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

John Doe había puesto a disposición de los medios de comunicación, información obtenida clandestinamente del bufete de abogados Mossak – Fonseca, de Panamá, oficina dedicada a constituir y a asesorar  “empresas de papel” a requerimiento de clientes de todo el mundo para salvaguardar la privacidad de los orígenes y destinos de enormes sumas de dinero.

Los sabuesos de la prensa pesquisaron propiedades, empresas, activos, ganancias y evasiones tributarias de Jefes de Estado y de Gobierno, de líderes de la política mundial, de “personas políticamente expuestas”, de personalidades de las finanzas, de los negocios, del deporte y del arte.

Los nombres de David Cameron, Putin, Messi, Almodóvar, se mezclaban en esas páginas  con nuestros criollos Iván Zamorano y Agustín Edwards. Seguramente, también aparece mencionado Laurence Golborne ya que problemas de esta naturaleza frustraron en el 2013 su candidatura. Entre las empresas nativas aparecían AES Gener, Coca Cola Embonor, Copec, CCU, CMPC, ENTEL, Sigdo Koppers, las sociedades Cascadas de SQM e, incluso,  la estatal CODELCO.

Los “Panamá Papers” constituyen, sin duda, la novedad del año. Pero, para quienes se han preocupado de investigar estas materias, no  son sino la explosión pública de “algo raro” que estaba aconteciendo debajo de la alfombra. La administración tributaria de Alemania las pesquisaba en relación con sus contribuyentes desde el 2014, La O.C.D.E. investigaba y preparaba normas para impedir este oscuro negocio. El periodista Nicholas Shaxson, ya en 2011, había impactado a Europa y los Estados Unidos con su obra de investigación “Las Islas del Tesoro. Los paraísos fiscales y los hombres que se robaron el mundo”, libro que, curiosamente, en Chile tuvo escasa difusión en los medios y poco análisis en la academia.

En el lenguaje actual, se habla de “paraísos fiscales”, expresión preferida por el traductor al español de la mencionada obra y a la que atribuye una cierta connotación positiva o a lo menos neutra, aunque reconoce que, dado el carácter más bien siniestro de las operaciones que se realizan en estos territorios, más bien debieran reconocerse como “guaridas fiscales”.

Inmediatamente de dada a conocer la información revelada por el misterioso John Doe, muchos de los que se sintieron afectados por ver aparecer sus nombres en esta cuestionada lista  (Cameron, Zamorano, Edwards, Almodóvar…) se apresuraron en puntualizar que los dineros albergados en estos paraísos o guaridas, habían sido obtenidos legítimamente y que, por supuesto, en cada caso se habían cumplido cabalmente las obligaciones tributarias correlativas.

Evidentemente, en la inmensa nómina hay “casos y casos”. Entre los 250.000 clientes del bufete Mossak – Fonseca, hay casos de corporaciones públicas y privadas que han actuado legítimamente. Tal sería el caso de la  estatal Codelco  que estableció sede en Panamá para tener un domicilio en territorio neutral en un acuerdo internacional de explotación minera. También se dan los casos de particulares que han adquirido bienes a través de corporaciones de papel para evitar que les suban el precio o para eludir conflictos familiares. La variedad de situaciones es enorme.

Sin embargo, al analizar el problema se debe tener en cuenta que estos inversores y ahorrantes de papel, por muy legítimas que puedan ser sus conductas, están cohabitando con sujetos que se mueven en el campo del financiamiento del terrorismo, del lavado de dinero, de la evasión de impuestos, de las acciones delictuales, del financiamiento clandestino del régimen sirio para burlar las sanciones internacionales que le han sido impuestas, etc. etc.

La opinión pública tiende a meter a todos estos personajes en el mismo saco: a los buenos, a los no tan buenos y a los malos.

En la medida en que vayan apareciendo más antecedentes, la situación se hará cada vez más confusa. Separar la maleza del trigo será un trabajo arduo, un trabajo “de chinos”. Y en ese momento no podremos olvidar que hasta importantes jerarcas de la República Popular China aparecen mencionados.

En una segunda parte, procuraremos analizar más en detalle, para bien o para mal, la importancia de  estos paraísos o guaridas fiscales.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl