En esta vida, bien nos vale: Ser humildes para aprender de los demás, sin ser humillado y ser orgulloso de lo que uno es, sin ser arrogante!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.
Rafael Caldera del partido Copei (centro derecha), se quita las plumas rojizas (izquierdistas), de Vivas Terán (dirigente de su partido) y sus propuestas.

Humor y poder en Venezuela, un antagonismo de larga data IV

Carlos José Vivas Sanchez

Médico. Especialista en Administración de Hospitales

Una característica común en las publicaciones humorísticas venezolanas es su corta vida, impensable mantenerse en el tiempo con la reconocida MAD norteamericana, publicándose desde 1952 hasta hoy.
Las conocidas “El Cojo Ilustrado” y “Fantoches”, que circularon a finales del siglo XIX y en las primeras décadas del XX, tuvieron trayectorias más o menos larga pero combinaban el tema cultural, poesía, ensayo, crónica, etc. con el humorismo. Del resto, no pasan del centenar de números generalmente.
En 1941, aparece en Venezuela una publicación titulada El Morrocoy Azul de un estilo francés, con el llamativo slogan “Semanario surrealista de intereses generales”. Lo lideran Miguel Otero Silva, poeta, escritor, humorista y empresario que junto a su padre fundará dos años después El Nacional, diario que traería la modernidad periodística al país, Francisco Jose (Kotepa) Delgado, otro pionero que igualmente fundará otro periódico Últimas Noticias, , de estirpe popular, y el tercero era el administrador Carlos Irazabal.
El gran mérito de El Morrocoy Azul es que eleva al humor a la categoría de una actividad intelectual seria, no es el divertimento de bohemios, parte en dos la historia de este tipo de publicaciones, y convoca a lo mejor de la escritura del país, en 1948 es comprado por la incipiente dictadura y pierde su gracejo, ¡las dictaduras sufren de mal humor!
Prácticamente los dos primeros tercios del siglo XX en Venezuela estuvieron bajo el signo de la dictadura, hasta el 23 de enero de 1958, cuando cae el general Marcos Pérez Jiménez, y por supuesto las libertades estaban limitadas o abolidas, en especial la libertad de expresión, pero ¿eso limitaba a los humoristas? En absoluto, nunca fueron más creativos como se evidencio en entregas anteriores.
Durante esta dictadura, ya los humoristas no son la cara de la resistencia frente al poder, en la década de los 40 han nacido 3 partidos políticos, dos han sido fundados por destacados estudiantes de la llamada generación del 28, Acción Democrática (AD) liderada por Rómulo Betancourt y Unión Republicana Democrática (URD) fundada por Jóvito Villalba, aparecerá COPEI de tendencia socialcristiana fundado por Rafael Caldera, y el Partido Comunista De Venezuela (PCV) que se estableció en 1931, ahora la actividad política es organizada por jóvenes que se dedican a la formación ideológica, escriben, se reúnen, organizan a la gente y por supuesto son perseguidos, encarcelados y asesinados, el mayor tributo la pagan AD y el PCV, al contrario de los humoristas que hacen denuncias y elevan el grito de libertad, ellos asumen la lucha por el poder, pero eso es otra historia.
En 1953, comienza a publicarse la revista El Gallo Pelon, tendrá una larga vida de 30 años, su fundador es el dibujante Carlos Galindo (Sancho), al inicio está inspirada en publicaciones argentinas, que no incluyen en el menú la política, y se destacará precisamente en los años 60 con el arribo de la democracia por la crítica al poder que ahora está en manos de civiles electos por voto popular, pero no será la única publicación de humor, surgirán otras de vida corta y los humoristas irán pasando de una a otra, “La Saparapanda”, “La pava macha” (Pava sinónimo de mala suerte).
El slogan de la Pava macha era, “El Semanario que dispara primero y averigua después”, haciendo alusión a una supuesta orden del presidente Rómulo Betancourt y su ministro del interior Carlos Andrés Pérez, a los organismos policiales encargados de perseguir a la subversión de izquierda que nacía inspirada en la revolución cubana; por eso cuando en 1962 Acción Democrática hizo su convención, la revista publicó lo que sería el supuesto programa de gobierno
Material editado (…)
– No se jugará metra (canicas), sino metralleta.
– No se jugará ping pong, sino pum pum.
– Puerto La Cruz quedará con el mismo nombre.
– Ampliación del barrio El Cementerio.
– Puerto Cabello se llamará Muerto Cabello.
– No se usará peine, sino peinilla.
– No se tomará cerveza a presión, sino a represión.
– En los teatros no habrá funciones, sino defunciones.
– No se jugará con balones, sino con balines.
– Los curas no harán admoniciones, sino admuniciones.
– Los bueyes cansados no tendrán cachos, sino cachas.
– No habrá paros, sino disparos.
(…)
Estamos en época de movimientos guerrilleros, y por eso, el fundador de El Morrocoy Azul, Miguel Otero Silva hará una travesura editorial que será histórica, pero ese es tema de la próxima entrega.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl