El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

ESTOY CON ALEJANDRO GUILLIER

Es sabido que apoyé a Ricardo Lagos.  Estuve con él por cuanto pienso que el país está primero y por encima de los intereses de mi partido. Compartí y comparto la visión de país que tuvo y tiene el ex presidente. Continúo pensando que el CC de mi partido cometió un grave error al no priorizar su candidatura y provocó su bajada. Las consecuencias fueron malas, la peor fué que liquidó la primaria en la NM. Equivalió a encender la mecha de la explosión la Nueva Mayoría. Una mala decisión dejó el camino despejado para el retorno una derecha minoritaria a la Moneda.

Como dijo Lagos, luego de su derrota a manos del PS,  “la vida continúa”. En mi caso esto significó la toma inmediata de una posición y opté por apoyar al senador Guillier. Trabajo por él de manera leal y voy a votar por él. No porque mi partido le apoye, sino por razones más simples y quizá más profundas. Chile vive una crisis de confianza muy seria que ha generado problemas de gobernabilidad importantes.  El nuevo liderazgo se verá enfrentado a esta realidad y tendrá que enfrentarla y superarla. Para  Zygmunt Bauman la crisis es un  “momento de transición desde una condición previa a otra nueva, una transición necesaria para poder crecer”…y dar “un decisivo paso adelante”, son momentos de “elección, toma de decisiones y abren la oportunidad de expresar opinión”.  Entonces hoy, eludir opinar equivale a oportunismo o simple ignorancia. A mi juicio en la raíz de esta crisis están prácticas políticas corruptas producto del pragmatismo extremo con que se tomaron importantes decisiones durante la transición.  El realismo en el ejercicio de la política es fundamental por cuanto en ella como en la vida las cosas no son blancas o negras, son overas. Esto es así,  pero sin llegar, en función de ello, a abandonar   ciertos principios básicos propios de la república. Guillier ha cometido muchos errores en su campaña -¿Quién no?- , muchos han sido  producto de su honestidad política y una transparencia impropia de la praxis política chilena. Eso al final no es malo porque eso lo diferencia del establishment que ha hecho de la política, no el arte de gobernar, sino el arte del engaño. Por tanto, para comenzar a superar la crisis de confianza es fundamental un liderazgo de características distintas a los que estamos acostumbrados y Guillier me parece muy distinto. De otra parte, estoy con él, porque lo único que pido para nuestras autoridades es la HONESTIDAD. En este plano a mi candidato nadie le puede apuntar con el dedo y eso importa demasiado en el Chile de la desconfianza.

Colin Crouch, citado por Carlo Bordoni, ha acuñado el término de “posdemocracia” que él define como una “crisis del igualitarismo y una trivialización de los procesos democráticos en la que la política pierde progresivamente el contacto con los ciudadanos y termina produciendo una incómoda situación que podríamos bautizar como la “antipolítica”. Se trata de manifestaciones de indignación contra la corrupción, los escándalos, la dilapidación del dinero público y su malversación con fines privados; contra la ineficiencia del control éticosacada a la luz en la administración pública y en la mayoría de los partidos políticos”. Creo que en eso estamos. Es cuestión de leer la lista de ex ministros, altos funcionarios y parlamentarios, en particular del Gobierno de Sebastián Piñera, para concluir que Chile necesita de un liderazgo nuevo que no tenga que soportar sobre sus hombros los errores del pasado.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en ESTOY CON ALEJANDRO GUILLIER

  1. Sobre el último párrafo, el problema está en que la honestidad es la virtud que más escasea dentro de los círculos de los partidos políticos de todas las tendencias. En ese sentido se produce una vorágine de desvergüenza creciente en la que se desvanece la honestidad y la ética y se hace lugar común oír o leer frases como “si solo hago lo que todos hacen” o “si los demás roban ¿por que yo no también?, ¿Tú no pagas coimas, eres tonto? o ¡No me de factura!, yo no descuento IVA?

    Con las prácticas deshonestas solo se premia a la mediocridad y así un país no puede progresar,

    Preocupémonos, porque el despilfarro de los dineros públicos y la malversación, desde hace demasiado tiempo, son mucho mayores que lo que cualquier persona se pueda imaginar.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl