Imperativo ético: la ciudadanía y los demócratas consecuentes, deben impedir la presencia de fuerzas Neo Fascistas en Chile.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Impacto de la crisis económica de 1929 en Lumaco, región de la Araucanía

Nelson Morales

Magíster en Ciencias Sociales Profesor de Historia y Geografía Ingeniero (E) Prevención de Riesgos

Al analizar la primera parte del siglo XX, destacan las guerras mundiales, la revolución rusa y la crisis económica de 1929, nos percatamos que estos sucesos influyeron considerablemente en la economía nacional, regional y local.  En esta ocasión, analizaremos la influencia del colapso de la bolsa de valores de Wall Street el jueves negro de 1929 en Lumaco, una pequeña comuna de la Región de la Araucanía.

El impacto económico de la crisis económica de 1929 causó el hundimiento del comercio mundial.  En el caso de Chile, “No sorprendente que estos países experimentaran el descenso más pronunciado en el poder de compra de sus exportaciones. En el caso chileno, la caída del 83% del poder de compra de sus exportaciones fue el más grande registrado en América Latina para un periodo tan corto y uno de los más dramáticos en el mundo” (Bethell, 1997, p. 14), Chile fue el país más afectado por el desplome de comercio; ello se debió a que Chile basó su crecimiento económico en la mono producción de algunos artículos, fundamentalmente mineros y cereales, donde el primero era el fundamental para el equilibrio de la balanza de pagos.  Así, la crisis económica terminó por liquidar la exploración salitrera, haciendo de Chile el país más azotado por el colapso del sistema capitalista.

En Lumaco el impacto económico y social de la crisis se debió fundamentalmente a la baja en la comercialización de los productos agroforestales que se generaban en la zona, provocando un periodo de contracción económica para la elite que se había desarrollado.  Sin embargo, tenemos que considerar que esta crisis generó cesantía en todo el país y por ello inestabilidad política y social, la que hizo tambalear el gobierno de Ibáñez del Campo a comienzo de la década de 1930. “Las crisis económicas tienen una correlación directa con las crisis sociales que se derivan, observándose en diversos rasgos: se altera el ritmo normal de las tasa demográficas, resintiéndose la estructura de la población, cambian los comportamientos sociales de los individuos, elevándose los índices de delincuencia, mendicidad y prostitución, se alteran los niveles normales del desarrollo educacional, variando las tasas de escolaridad; se complican los indicadores de salud pública, debido a epidemias y el deterioro de la calidad de vida” (Bravo, 1990, p.127).

Los mayores problemas generados por la crisis de 1929, fueron el desabastecimiento de productos primarios y la reducción de la producción, a consecuencia de la falta de compradores estables y al aumento de la producción que se venía generando desde hacía algunos años; muchos agricultores que habían solicitado préstamos, no consiguieron los fondos necesarios para cancelar sus deudas con los bancos. Por otro lado, los campesinos y pequeños agricultores pasaron durante los periodos de confusión internacional por periodos de escases de productos básicos como azúcar, aceite, tallarines, arroz, yerba mate, loza, telas, artículos metálicos, etc., los  que se importaban de otras zonas de Chile, y muchas se traían de Europa.

El sistema comercial que existía en Lumaco a fines del siglo XIX, y que subsistió durante la primera mitad del XX, se caracterizaba por la venta “en verde” o “en yerba”, es decir, antes de realizarse la cosecha, comercializando la siembra o algún otro elemento antes de tener posesión efectiva del bien en cuestión.   De este modo, las dos principales familias de Lumaco, Uribe y Rückert, desempeñaron labores financieras, como bancos locales, a la vez que compraban y vendían la producción obtenida en la zona.  En el hecho, éste tipo de compra– venta denominada vender en yerba, se efectuaba entre chilenos y mapuche, no discriminando raza, lo que interesaba era que las personas que formaban parte de este tipo de comercio, cumplieran con lo pactado, cumpliendo los acuerdos de pago.

Las familias de José Uribe y Julius Rückert, en cierto grado, proporcionaron una especie de colchón que amortiguó las crisis financieras provocadas por la depresión del 29. Después de superada la debacle, se retomó el crecimiento experimentado a comienzos del siglo XX, sólo que esta recuperación comenzó a ser perceptible y efectiva a fines de la década de 1930. La reactivación económica estuvo ligada a la producción agrícola y ganadera en menor medida.

Para finalizar, la crisis económica de 1929 afectó a Chile más que a cualquier país de la región, pero las dos familias más importantes de Lumaco incidieron en que esta no afectara tanto a la población como en otras ciudades del país, debido a que las exportaciones realizadas desde este lugar, fueron en pequeña escala si las comparamos a otras zonas y porque los agricultores menores tenían el apoyo de los grandes productores, donde estos últimos hacían de prestamistas para las personas que en algún momento solicitaban dinero u otro recurso.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en Impacto de la crisis económica de 1929 en Lumaco, región de la Araucanía

  1. Interesante y dramático lo que ocurre con las ciudades pequeñas de Chile ante un episodio mundial como es la crisis económica de 1929. La ciudad de Lumaco, sobre la que está escrito el artículo puede tomarse como el reflejo de muchas otras esparcidas por todo Chile, incluso, por latinoamericano.
    En ello podemos ver como la globalización ha incidido en todo el planeta, como un pulpo que ha extendido sus tentáculos…

    • Felipe, la crisis económica de 1929 afectó a todo el mundo, con la excepción de los países comunistas encabezados por la URSS. En este caso he utilizado a Lumaco como punto de referencia, ejemplificando a muchos pequeños pueblos invisivilizados por la historiografía tradicional.
      Saludos

  2. … Y ahora se viene otra.
    La globalización hoy muestra su cara, la exacerbada concentración del capital y cuando este entra en crisis, es como los huracanes, “arrastra” todo lo que encuentra a su paso!!!

    • Juan Luis, la globalización al ser la interconexión económica, tecnológica, cultural e incluso política entre los países, cada vez que exista una alteración económica, esta afectará de distintas formas a los países, ya que no todos países tienen los mismos recursos para afrontar una depresión económica.
      Saludos

  3. Interesante la manera en como planteas tu artículo y es verdad con la Gran Depresión de EE.UU. junto con las Guerras Mundiales, las economias de los países se vieron afectadas en gran medida. Saludos.

    • Jonathan, la crisis económica de 1929 afectó a todos los países del mundo, en este pequeño articulo planteo una miradas más particular en relación a un pequeño pueblo (comuna) del sur de Chile, demostrando como afectó y ver como las dinámicas que se den en estos pequeños lugares pudieron amortiguar algunas consecuencias de la crisis basados en las relacionas sociales que existían durante el periodo de estudio.
      Saludos

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl