La dignificación de la ciudadanía,construyendo su constitución es un buen camino a la libertad y justicia que necesitamos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Jardines de Shakespeare

Que tienen en común la granada; los sauces, el hinojo; la ruda, los ranúnculos, las  violetas, las rosas rojas y las blancas, el romero, o el  exótico sicomoro, ese  que Tony Bennett menciona en su preciosa canción “Luz de Luna en Vermont” . Todos ellos aparecen consignados en las obras de  William Shakespeare ( 1564-1616), el más grande escritor de todos los tiempos .

Efectivamente lo es.  La mejor demostración es que en un mundo donde los hombres y mujeres notables pasan, son superados, se olvidan, el  perdura, quizás porque nadie ha logrado aunar, en su más alto grado la tragedia, la comedia, el amor, la ternura, el odio y el horror propio de la condición humana.

Siempre aparecen maneras originales de recordarlo y homenajearlo. Los jardines temáticos  fueron creados al cumplirse 400 años de su muerte.  Existen 33 en todo el mundo y  son lugares donde se cultivan y crecen únicamente las flores, hierbas y plantas mencionadas en sus obras. Un método por el cual a través de la botánica, la floricultura, podemos  acercarnos al genio de la literatura.

Los jardines de Shakespeare, se han convertido en sitios de interés literario y amoroso y lugares inspiradores de  otros escritores. Abundan las novelas donde los amantes se reúnen en el espacio dedicado a Romeo y Julieta, en  Inglaterra, o en Viena, San Francisco, Barcelona; dentro del Central Park en Nueva York, en Cleveland, entre otros. En este último, además, los caminos conducen a un busto del poeta, filósofo e historiador, capaz de producir textos que tienen la propiedad de elevar o de hundir a los seres, en estudios sicológicos, donde florece lo mejor y lo peor de las almas. ¿No le parece, a la luz de sucesos ocurridos en nuestro país lo acertado y vigente de este planteamiento?

El primero data de 1988 cuando se plantó un jardín botánico complementario a la propiedad de Anne Hathaway, esposa del dramaturgo, en Shotery , muy cerca  Stratford -on -Avon, por lo que es posible hacer el recorrido a pie entre ambos lugares. Hay banquillos para sentarse a observar el paisaje, mientras se escuchan  sonetos declamados por actores famosos. El soneto 25 con sus caléndulas; también se puede ingresar a un escondite de sauces vivos  que crecen, en medio de líneas  de “Hamlet”, “Otelo” y “Noche de Reyes”

Hinojos, aguileñas, rudas (la hierba del perdón que se dispersa los domingos). Ofelia coronada de ranúnculos, también las violetas que la misma Ofelia ofrece a Horacio con ese inolvidable y conmovedor “las violetas se marchitaron cuando murió mi padre”.

Rosas rojas y blancas en” Enrique VI”, presagio de la guerra de las rosas. La pastora Perdida de “Cuento de Invierno” recuerda a Polixemo que el romero (Rosemary en inglés) y la ruda son flores que mantienen la forma y el perfume durante la estación fría y perfuman tanto lechos de novia como lechos de muerte.

Las trinitarias abundan en Hamlet. Desdémona  le canta al sauce, mientras que la doncella de su madre lloraba a los pies del sicomoro. Romeo también se pierde en un bosque de estos árboles de hojas verde oliva. El sicomoro y su  madera incorruptible se usaban para hacer sarcófagos. En la despedida de “Romeo y Julieta” un pájaro canta sobre el granado, que produce flores rojas y cuya fruta es la granada. Una manera distinta de acercarnos al dramaturgo, su obra y al idioma inglés, lo que nunca está demás.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en Jardines de Shakespeare

  1. Una pluma privilegiada para un artículo altamente armónico y bello.
    Mas embellecida aun con el título y la ilustración.
    Bravo, así se escribe, cátedra para los estudiantes de hoy.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl