«Nuestro país requiere sumar voluntades tras el logro de cambios significativos en la sociedad. Todos los estamentos públicos y sociales, deben cambiar: egoísmo por solidaridad,  crecimiento por desarrollo, Compromiso por la displicencia y la apatía,…  Sumando a ello una visión integral de ciudadanía , la sabiduría por la ignorancia,  unidad por sobre dispersión«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¡MELANCOLÍA!

Gladys Semillán Villanueva

Embajadora por la Paz de las Naciones Unidas por la Letras UNILETRAS. Ave viajera de Semillas para la Juventud

Ya es de noche un sábado más, el día ha sido hermoso escribí un par de correos,

fui al jardín, atendí a mis flores humedeciendo abundantemente la tierra y dejé que el aire fresco me diera en la cara.

Sin esa melancolía tan bien conocida que invadió sutilmente el cuerpo, mi alma y todos mis sentidos.

La música que siempre me compaña se me hizo dolorosa regresando recuerdos de otros días en que acaso era especialmente feliz.

Corría a la computadora a cualquier hora y al abrirla allí estaban sus palabras

endulzando mi vida.

No importaba la distancia, no importaba la hora ambos sabíamos que podíamos

comunicarnos por este medio sin tener en cuenta el reloj.

Nos contábamos casi todo, nos hacía mucho bien, iban y venían las noticias del

trabajo, los trajines cotidianos, los deseos de sentirnos cerca aunque más

no fuera de este modo.

Pero la vida tiene sus juegos y no estábamos al margen de nada, no seríamos lo diferente en el giro de la rueda.

Todo aquello que nos hizo soñar con jornadas distintas cargadas de ilusiones,

despertares a nuevas energías a descubrir emocionados posibilidades que creíamos muertas, comenzaban a encontrar un sendero inesperado.

No puedo dejar de sentir el repiqueteo de esas palabras…

¡No me sueltes de tu mano!

¡Has llegado en el momento justo a mi vida!

También había llegado en el momento justo a mi vida.

Sacudiendo todas mis fibras, iluminando desde una amistad que  fue

transformado  en amor todo lo que estaba dormido

Es en estas circunstancias que los recuerdos regresan, con fuerza me invaden y aunque intento desesperadamente olvidar allí están.

Tal vez reflotan con energía porque no deseo que se repita la historia.

Desde esta abrumadora angustia que me ha dejado lo que siento como un amor perdido reconozco me dio todas las armas para relacionarme de otra manera, para mirar a la gente desde otra perspectiva, de romper con absurdas posturas que a

nada me conducían.

Experimenté una estupenda sensación de libertad que desconocía, miré

directamente a los ojos, mis gestos fueron aún más calmos y seguros, las

palabras más precisas, el tono terminante pero cargado de ternura, amanecí distinta.

Me vieron de otra manera, era otra.

Descubrí inquieta que pronuncio tu nombre despacito como en un susurro, tal vez deseando un llamado, unas líneas diciendo…

¡No me sueltes de tu mano!

No te marchas estas en ese lugar que te dio mi vida, sé que aunque me supera no dejarás de permanecer, es una forma de sostenerme de recordarme que soy esta y tú colaboraste para que surgiera con la fuerza increíble de saborear la vida.

No sé nada de ti no sé si es mejor o peor solo sé que sigues en ese espacio

de mi tiempo en el que aprendí a amar.

Gladys Semillán Villanueva

Argentina

FUENTE DE IMAGEN

https://historia-arte.com/obras/melancolia-degas

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl