El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

MOVILIZACIONES ESTUDIANTILES

por Juan Luis Castillo Moraga

Me encanta que los estudiantes se movilicen, más aún si lo hacen por reivindicaciones justas y sentidas por la mayoría del estudiantado y, sobre todo en la perspectiva de colaborar en la resolución de  los problemas de la educación… los que, sin duda son graves y elocuentes.

Pero, movilizarse no es sólo sinónimo de marchas, menos aún lo es de violencia ni de confrontación. Movilizarse es poner en  acción, una actividad o movimiento que no tiene por qué estar circunscrito sólo a la acción de “marchar”, más aún, cuando, a estas alturas dicha acción se encuentra bastante desprestigiada, debido a la violencia en la  que éstas han venido culminando.

La movilización por tanto, tiene miles de formas y alternativas, más audaces, inteligentes y creativas que el caminar por las calles alterando el orden establecido y arriesgando caer en manos de seudo-anarquistas o de delincuentes que tergiversan el objetivo de dichas movilizaciones y las utilizan para, en ocasiones, usar a algunos estudiantes en orden a lograr nefastos objetivos, los que nada tienen que ver con los reales intereses del estudiantado.

Por otra parte, debo señalar que, me encanta que los estudiantes se movilicen en virtud, primero que todo, de entender la problemática, económica, política, cultural y social que producen las insuficiencias y limitaciones del sistema educacional Chileno, en el marco del sistema que nos rige.

Por todo lo anterior, creo interesante que, a través de estas movilizaciones, surjan nuevos liderazgos, más maduros, con mayor consistencia teórica, intelectual e ideológica que sustente el futuro de este  fenómeno estudiantil.

Para ello se hace indispensable por ejemplo, nutrir al movimiento de nuevas prácticas, las que los lleven a procesos de reflexión más profunda, sobre las prácticas de sus movilizaciones y sobre  los contenidos de sus reivindicaciones.

La nula capacidad de los partidos políticos tradicionales y más aún la inexistencia sólida, real de juventudes políticas para, por ejemplo, desarrollar cuadros dirigentes, líderes solventes, que encabecen con mayor sensatez, rigurosidad y disciplina dichas movilizaciones, dejan un profundo espacio a los seudo – anarquistas y otros grupúsculos de extraño tinte político para que, con su oscuro tráfico de influencias, contaminen estos movimientos con  violencia. La que, digámoslo también encuentra caldo de cultivo en prácticas represivas alejadas de inteligencia y, también contaminadas con más violencia…

Me gusta una juventud que se moviliza, con conciencia plena, con disciplina, con inteligencia y, sobre todo que entiende la situación política, social, cultural y económica que afecta a su educación, causas profundas que origina su movimiento.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl