La soberanía radica en el soberano, la ciudadanía. Esta no se transa ni se cede, se defiende con disciplina y rigor, ¡Rechazando el Vandalismo!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Pensamientos de Henry Thoreau

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

El escritor, filósofo anarquista y naturalista estadounidense Henry David Thoreau, nació en Concord, Massachusetts, el 12 de julio de 1817. Hijo de una familia de pequeños comerciantes, estudió Filosofía, Retórica, Matemáticas y Ciencias, en Harvard. Fue autor de “Una semana en los ríos Concord y Merrymack” (1839) y “Walden” (1854). Profundamente comprometido con el pacifismo, se opuso a la guerra de su país contra México, negándose a pagar impuestos, razón por la que fue encarcelado. Su obra fundamental, “La desobediencia civil” (1849) es considerada el gran antecedente histórico de esta causa. Falleció en su ciudad natal el 6 de mayo de 1862.

“De qué sirve una casa si no se cuenta con un planeta tolerable donde situarla”.

“Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación”.

“La bondad es la única inversión que nunca falla”.

“El único modo de decir la verdad es hablar siempre con amor”.

“Bajo un gobierno que encarcele a alguien injustamente, el sitio adecuado para una persona justa es también la cárcel”.

“La ley jamás hizo a los hombres un ápice más justos, y en razón de su respeto por ellos, incluso los mejor dispuestos se convierten a diario en agentes de la injusticia”.

“Las matemáticas no mienten. Lo que hay, son muchos matemáticos mentirosos”.

“El más rico es aquel cuyos placeres son los más baratos”.

“Si no logras convencer a una persona de lo malo que está haciendo, procura tú hacer lo bueno. La gente cree solo lo que ve”.

“Vida ciudadana: Millones de seres viviendo juntos en soledad”.

“En vez de amor, dinero, fama, dame la verdad”.

“Hacen falta dos para decir la verdad: Uno que hable y otro que escuche”.

“En todas partes, el ciudadano ordinario tiene un código moral muy superior al del gobierno al cual debe fidelidad”.

“Mientras el hombre carezca de seguridad y confianza en sí mismo, el Estado prosperará; él puede existir gracias al miedo y a la incertidumbre de cada uno de sus miembros”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl