Sólo la ciudadanía y sus representantes sociales asegurará una carta magna digna y genuinamente democrática!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Podemos predecir los colapsos antes de que sucedan? Lo que aprendimos de la pandemia (Parte II)

(NOTA: Ver la Parte I de este artículo, la que se publicó en la edición del 19 de octubre de 2020, https://laventanaciudadana.cl/podemos-predecir-los-colapsos-antes-de-que-sucedan-lo-que-aprendimos-de-la-pandemia-parte-i/.)

Reseña del libro: Before the Collapse (“Antes del Colapso”).

Una guía hacia el lado opuesto del crecimiento, Ugo Bardi [1] (2019)

Daniel Ruiz [2]

http://magazine.cisp.unipi.it/

El rebasamiento de la actividad humana está llevando al planeta de la estabilidad del Holoceno a la inestabilidad del Antropoceno. Esto incluye cambios físicos como el calentamiento global, la extinción de especies, la contaminación, las pandemias, el aumento de nivel de los océanos, los incendios forestales, así como otras catástrofes más directamente provocadas por los humanos, como el riesgo de guerra nuclear, migraciones masivas, crisis económicas, agotamiento de recursos y desigualdad. Esta perspectiva ha animado a la Academia a desarrollar la nueva ciencia de la ‘Colapsología’, entre la que Ugo Bardi es pionero.

Bardi presenta Before the Collapse como una versión principal de su libro anterior, The Seneca Effect (2017). Se refiere al filósofo estoico romano Lucius Annaeus Seneca, quien teorizó por primera vez sobre el colapso como un fenómeno natural en lugar de supra-natural. Bardi aclara que esta degradación rápida e inesperada es una característica de cualquier sistema complejo: salud, carreras universitarias, matrimonios, empresas, bancos, ejércitos, economías, civilizaciones, recursos, ecosistemas, objetos sólidos, etc., y lamenta que nuestra cultura aún haya  desarrollado una «ciencia del colapso» debido a nuestra creencia ciega en el crecimiento infinito. El propósito del libro es analizar el fenómeno del colapso y prepararse para las secuelas posteriores. Propone una “Estrategia Séneca” para enfrentar el colapso: Atención, Prevención (estar preparado), Mitigación, Aprovechamiento (deshacer y aprovechar las estructuras obsoletas).

En el primer capítulo, Bardi insiste en la necesidad de modelos para ayudar a comprender la realidad compleja. Estos modelos no deben basarse en un método heurístico / estadístico de proyectar el pasado hacia el futuro, sino en el método científico que consiste en dividir un sistema en subsistemas, analizarlos por separado y luego construir un modelo de cómo funciona todo el sistema. Los modelos de cambio climático, comenzando con The Limits to Growth (1972), es un buen ejemplo del éxito de este método. El enfoque estadístico no puede predecir puntos de inflexión o «cisnes negros» como la crisis económica de 2008 o un eventual efecto invernadero desbocado. El enfoque científico es particularmente importante para estudiar sistemas que no se pueden reproducir en un laboratorio, como el clima. Luego, los modelos se utilizan para construir escenarios futuros.

El capítulo 2 describe las ciencias detrás de sistemas complejos y colapsos. La ciencia de los sistemas complejos solo se desarrolló en la segunda mitad del siglo XX, tan pronto como se dispuso de herramientas adecuadas como las computadoras. En el pasado, la ciencia física solo podía describir sistemas con ecuaciones simples. Un sistema se considera complejo si contiene energía y muestra fuertes efectos de retroalimentación, que pueden reforzarse o amortiguarse. Bardi define la jerga más importante del campo de los sistemas complejos, como forzamiento, retroalimentación, atractor, punto de inflexión, capacidad de carga, sobre-impulso.

Los sistemas complejos tienen las características básicas de los seres vivos porque disipan los potenciales energéticos a través de la cadena trófica. EROEI (Energy Return on Energy Invested) da una medida de la eficiencia del sistema. El principio MEP (Maximum Entropy Production) (Producción máxima de entropía) dice que los potenciales de energía se disipan rápidamente. Solo las redes pueden ser sistemas complejos.

Bardi también explica parte de la jerga de la ciencia de redes como nodo, enlace, tamaño, densidad, grado, coeficiente de agrupamiento, topología, etc. Las redes pueden tener muchas disposiciones, como: conectadas, reticulares, aleatorias, totalmente conectadas o celulares.

Bardi presenta Amelia la Ameba, que se reproduce lentamente en la placa de Petri y luego colapsa de hambre y se asfixia en sus propias excretas, como metáfora de la forma en que se comportan los sistemas complejos. Algunos de los posibles modos de crecimiento de los sistemas complejos son: exponencial, logístico, en forma de campana o colapsando: topología, etc.

El capítulo 3 trata sobre la práctica del colapso. Comienza con el colapso del puente Morandi, sostenido con cables, de Génova, en 2018 como un ejemplo del colapso de las estructuras de ingeniería civil. A continuación, Bardi describe cómo se producen los colapsos financieros: la propia naturaleza del dinero, a través de las tensiones del «mercado», conduce a la deuda y, finalmente, a la insolvencia y la quiebra. Bardi ilustra el proceso de los desastres por fenómenos naturales, con el ejemplo de la inundación de Florencia de 1966, y señala que los grandes desastres no son frecuentes pero causan daños masivos. En cuanto a los colapsos de minerales, Bardi analiza el caso del petróleo, que es escaso y tiene costos de extracción crecientes por lo que está siendo superado por las energías renovables. También concluye, basándose en registros históricos, que la violencia humana es una característica inherente de la cultura humana actual.

En cuanto a las hambrunas, el hambre y la despoblación, Bardi cree que los humanos han podido aumentar drásticamente su población en los últimos siglos gracias a los combustibles fósiles, pero que esto debería cambiar con el fin de la energía barata y el agotamiento de los suelos fértiles.

Las civilizaciones han surgido de la disponibilidad de recursos naturales abundantes y baratos y deberían colapsar debido a los “rendimientos decrecientes de la complejidad” y los crecientes costos de los recursos y la contaminación. Según Dmitri Orlov, la Unión Soviética siguió el patrón de colapsos financieros, comerciales, políticos, sociales y culturales. Sin embargo, el colapso final es el del ecosistema, con la mejor ciencia disponible advirtiendo que estamos en camino de un aumento de temperatura de 3 a 4ºC en las próximas décadas, y que los puntos de inflexión podrían empujar al planeta a la condición de «Tierra de invernadero», pero que esto debería cambiar con el fin de la energía barata y el agotamiento de la tierra fértil.

El capítulo 4 trata de las estrategias para manejar el colapso. Bardi comienza aclarando que la producción no puede ser impulsada únicamente por el progreso tecnológico, sino por el aporte de energía y recursos. Aboga por el uso de combustibles fósiles para desarrollar energías renovables.

La estrategia de Iago (del Otelo de Shakespeare) analiza cómo algunos individuos malvados han impuesto sus intereses al resto de la humanidad a través de una mezcla de engaños y fuerza. La negación del cambio climático por parte de las élites es un buen ejemplo de ello. El sistema económico actual, basado en la codicia, también es criticado: reduce el funcionamiento del mundo a la mecánica del mercado, aboga por la sobre-explotación de recursos finitos mientras se apoya en hipotéticos “recursos de respaldo”, y se esfuerza por aislar a los individuos con el fin de evitar acciones colectivas para proteger el planeta.

La siguiente sección trata sobre cómo controlar el colapso de sistemas complejos y presenta a la última emperatriz romana, Galla Placidia, quien, en lugar de intentar evitar el ‘inevitable’ fin del Imperio, ayudó a la transición de la sociedad europea al sistema medieval. El período Edo de Japón es otro ejemplo de cómo una sociedad puede ser próspera sin crecimiento.

La última sección desarrolla el concepto del Rebote de Séneca como la recuperación tras el colapso. La sociedad europea, tras los cuatro colapsos históricos registrados logró recuperarse porque la reducción de la población facilitó la restauración de las fuentes de energía en forma de suelos fértiles y bosques. Es de esperar que el próximo repunte, después del final de la era de los combustibles fósiles, sea impulsado por fuentes renovables.

A través de una mezcla equilibrada de ciencia física y referencias culturales, Bardi anuncia de manera clara y dócil el colapso que acecha nuestra civilización. Con estoicismo y humor irónico, nos aconseja no resistir a toda costa lo inevitable, sino prepararnos para el próximo rebote.

Sería muy bienvenida una segunda edición de este libro extremadamente interesante, con edición adicional y traducción a otros idiomas.

 [1] Ugo Bardi, autor del libro, es profesor de química física en la Universidad de Florencia, y se centra en recursos naturales y economía sostenible. Es miembro de pleno derecho del Club de Roma y ha publicado numerosos estudios sobre el agotamiento de los recursos, incluidos «Los Límites del Crecimiento Revisados», «Extraído» y «El Efecto Séneca». Es asesor científico de varias instituciones internacionales e italianas que se ocupan de la economía sostenible y contribuye a la divulgación científica a través de su blog Cassandra’s Legacy (El Legado de Casandra).

[2] Daniel Ruiz, PhD, es investigador en Estudios para la Paz en la Escuela  Superior Santa Ana de Pisa (DIRPOLIS). Su enfoque principal está en el nexo entre crisis política y ambiental. Es ex director de las Naciones Unidas y estuvo dedicado, durante más de 20 años, en el análisis de situaciones de conflicto y desastre.

E-mail: daniel.ruizlopez@santannapisa.it

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl