El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Qué Matará al Neoliberalismo? ( III )

Guilmo Barrio Salazar, desde Georgia, E.U.A..

Siguiendo el tema iniciado un par de semanas atrás, hoy les presento a una persona que es un gran pensador. Me refiero al editor de Economía en la revista “Think Progress” (Piensa en el Progreso), BRYCE COVERT, que nos presentará el tema: La Crisis del Cuidado.

Los padres estadounidenses han sido aplastados entre dos paredes, una tratando de cuidar a sus familias, y la otra trabajando suficientes horas para sobrevivir financieramente.  Este problema abruma a los padres de ambos géneros, hacia arriba o hacia abajo en la escala de sus ingresos,  e influye en  la forma que ellos ven el sistema capitalista.  La crisis del cuidado está promoviendo la solidaridad entre los millones de estadounidenses que comparten este desafío, como también el apoyo para obtener soluciones que pueden terminar con el reino del neoliberalismo.

Dentro de los estadounidenses de bajos ingresos, especialmente las comunidades minoritarias, como son las personas de origen negro, los latinos y los asiáticos,  ambos padres muy frecuentemente trabajan fuera de sus hogares para atender sus necesidades personales.  Sin embargo, el ideal ha sido, hasta muy recientemente, que tanto los padres como las madres de familia, se queden  en sus  casas trabajando para empresas que les mandan los sueldos a sus hogares.  La Segunda Guerra Mundial les socavó este idilio, empujando a las mujeres a ir a trabajar a las fábricas, mientras los hombres iban a pelear al extranjero.  El sueño diáfano de los años de 1950’s de trabajar sólo los hombres para mantener a sus familias ocultó la realidad de que las mujeres formaban parte de la fuerza laboral.

Hoy día, las mujeres constituyen casi la mitad de la fuerza laboral pagada en los Estados Unidos de Norteamérica, incluyendo más del 70% de las mujeres que son madres de familias.  Lo que significa que hay cerca de la mitad de parejas hetereosexuales casadas, y ambos, el esposo y la esposa están trabajando.  Esto le ha dado a las mujeres mucho más acceso a la esfera pública, y con eso, se ha generado una situación  de mayor  igualdad tanto dentro como fuera del hogar.

Pero también ha significado un crujido para las familias.  Ya no existe un padre designado a quedarse en la casa con los niños o cuidando un familiar anciano, y el lugar de trabajo no está designado a ayudar con ese predicamento.  En vez de eso, el trabajo está devorándole la vida a la gente.

Ahora ustedes pueden ver que este problema está creciendo en números de estadounidenses preocupados sobre su correspondiente trabajo y el balance de vida que le queda.  La mitad de los padres de ambos géneros indican que ellos luchan para reconciliar estas demandas competitivas.  Los padres están muy asustados: Más del 45% sienten que no invierten suficiente tiempo con sus niños, en comparación con las madres, que es menos de un cuarto de ellas que dicen lo mismo, probablemente porque más mujeres reducen sus trabajos pagados para cuidar a sus hijos.  Mientras la gente mayor, llamados la generación de los “baby boomers”, que es una creciente población anciana, que intimida en atrapar aún más a las personas trabajadoras en el predicamento del cuidado de sus envejecientes padres, el aumento de la juventud, y tratando de ganar un sueldo para sobrevivir.

El resultado ha sido que más y más personas han sido forzadas a calcular los hechos de la sed del capitalismo por el trabajo haciéndoles la vida imposible.  Esto es lo que está creando un gran sentido de solidaridad entre ellos, ya que los trabajadores están luchando contra las demandas hechas por los jefes de las corporaciones.  Esta creciente crisis ya ha llevado a la dictación de ciertas leyes.  La expansión de poder cubrir el pago por el tiempo extra trabajado bajo la administración del ex-presidente Barack Obama, significa que los trabajadores deben ser mejor compensados por colocar largas horas adicionales en sus trabajos, o volver a un trabajo semanal más humano de 40 horas, aunque no sabemos lo que sucederá con el pago del trabajo extra bajo la administración del actual presidente Trump.  La legislación que garantiza el pago del tiempo utilizado para las vacaciones está barriendo los gobiernos municipales y estatales.  Estas son leyes que desafían la idea que nosotros deberíamos dar todo lo nuestro a los trabajos que tenemos.

La crisis del cuidado también ha revivido la noción que el público debería repartir estos problemas compartidos colectívamente.  Mientras otros países desarrollados han invertido dinero para crear soluciones relacionadas con el cuidado infantil  el cual ha sido financiado por el gobierno en los últimos 50 años, los EE.UU. insisten en que el cuidado infantil es una crisis privada que cada familia debe resolver por su cuenta.  En esta nación se provee a los niños entre las edades de 6 años y los 18 años de  una educación pública, pero para los niños menores de los 6 años, no se les ofrece básicamente nada.  Una guardería infantil está disponible para algunos padres de bajos ingresos, y un ligero aumento de esos lugares se ha comenzado a experimentar con el fin de proporcionar un cuidado pre-escolar para niños en edades entre los 3 y los 4 años. Aparte de eso, los padres son dejados a confrontar un lamentable sistema privado, que muchas veces ni les ofrece suficientes vacantes, y ni siquiera con una calidad de cuidado infantil con un costo que se pueda llamar razonable.

Cada vez más, los estadounidenses están reconociendo que esta situación es ridícula y han empezado a apoyar una solución gubernamental.  Una gran mayoría apoya invertir más dinero en programas infantiles.  Los padres de familia todavía no se han declarado en huelga contra el capitalismo que permanece demandando más de su tiempo disponible, o contra el gobierno que les ha fallado en proveerles un apoyo público.  Pero la crisis está llegando a un punto de ebullición, y está transformando nuestra relación con el sistema neoliberal estadounidense.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en ¿Qué Matará al Neoliberalismo? ( III )

  1. Sólo la sensatez y mesura del ser humano…
    mas dignidad, mas humanismo.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl