Ciudades Sustentables... Una necesidad Urgente en el camino del desarrollo Integral del Ser Humano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Reconversión Monetaria en Venezuela, ¡de improvisación no se vive! (Parte II)

Carlos José Vivas Sanchez

Médico. Especialista en Administración de Hospitales

¡Dolartoday vive!, ante la presencia de un mercado negro de divisas, apareció una página web “Dolartoday” donde se publicaba diariamente la cotización de la moneda estadounidense, a precios muy por encima de la tasa oficial, y era referencia casi obligatoria para quienes adquirían divisas, tanto personas naturales como grandes empresas. La página fue denunciada por el fallecido Hugo Chávez, y cada una de las medidas de control cambiario tomadas en la última década, prometían como artículo de fe ¡acabar con Dolartoday! Vanos intentos, la página hasta el día de hoy sigue vigente, inclusive han salido otras similares, y así seguirá mientras haya control de cambio y el Banco Central no publique sus boletines mensuales.

Una devaluación no anunciada; para el momento de la entrada en vigencia del nuevo signo monetario, Bolívares Soberanos, (BsS), la tasa de cambio oficial (DICOM) era de 248.210 bolívares por cada dólar, muy por debajo de la tasa del mercado paralelo que la ubicaba en 5.921.000. Por favor tome calculadora, papel y lápiz, la criptomoneda Petro equivalente a un barril de petróleo representan un precio de 60 dólares y según lo anunciado equivalía a 360.000.000 de Bolívares antiguos (BsF), es decir, que la tasa de cambio del dólar pasaba a ser 6.000.000 en BsF por tanto en la nueva cotización 1 dólar serían 60 BsS, una devaluación de 2.417% (dos mil cuatrocientos diecisiete por ciento), y de manera tácita reconocen que el precio de la famosa web ‘Dolartoday’ era el más cercano a la realidad.

Con un optimismo o quizás cinismo, se anuncia que la política económica, estará dirigida a tener disciplina en el gasto público  y “déficit fiscal cero”; en economía hay tres cosas que nunca son cero, el desempleo, la inflación y el déficit fiscal, y en el arte de gobernar, lo que se debe hacer es diseñar políticas que incentiven la producción y la libertad económica para mantener estos índices en niveles manejables.

Un tema inflamable, el precio de la gasolina. Por ser un país productor de petróleo, a los venezolanos se nos ha vendido la idea que tenemos derecho a tener “gasolina barata”; todos los gobiernos han mantenido el precio del combustible muy por debajo del precio internacional, lo que ha significado subsidiar el mercado interno para mantener esa ilusión; esto era posible con precios altos y producción alta, pero cuando el precio merma y la crisis de la empresa petrolera estatal (PDVSA) ha llevado a una reducción de la producción desde 3,5 millones de barriles diarios a niveles cercanos al 60% de eso según cifras del régimen, pero que en la realidad es menor, 1.278 Mb/d en julio  2018 (1), con unos “convenios solidarios” de venta de petróleo a países del Caribe a precios por debajo del mercado y la entrega de una cuota de la producción a China, como parte de pago de los prestamos recibidos, ya no hay espacio para mantener los precios del combustible, pero al mencionar el tema, aparece en el horizonte la silueta del Caracazo de 1989, la ola de saqueos y violencia que durante tres días mantuvo en emergencia al país, después de las medidas económicas tomadas por Carlos Andrés Pérez y cuyo detonante fue el aumento del pasaje secundario al ajuste del precio de la gasolina.

¿Cuál es el precio de la gasolina? Actualmente se vende el litro de la gasolina de 91 octanos en 1 BsF, y la de 95 octanos en 6 BsF, eso significa que a precio internacional es regalada, si tomamos como referencia que en BsF un dólar equivale a 6 millones de BsF, el litro de gasolina de 95 octanos cuesta 0,000001 dólar, tomando en cuenta que un vehículo sedán tiene en promedio capacidad para 40 litros, eso significa que habría que cancelar 0,00004 dólar, es decir nuestra gasolina barata o mejor dicho regalada, le cuesta al régimen una inmensa cantidad de dólares en subsidio, por eso anuncian que va a haber un aumento “a precios internacionales”, y para minimizar el impacto de este aumento se va a dar un subsidio a los dueños de vehículos que se registren en un censo, y surge la interrogante, se va a aumentar el precio de la gasolina porque ya el Estado no puede subsidiarla para que sea barata, y por otro lado se anuncia que va a haber un subsidio a esa gasolina de nuevo precio, con una promesa de disciplina fiscal y cero déficit; respetando la salud mental de los señores ministros y gerentes del área económica, ¿eso no suena por lo menos incoherente o contradictorio?.

A la fecha, no se ha cambiado el precio de la gasolina, un pequeño ejercicio nos puede llevar a ver que el precio internacional es prácticamente imposible, la gasolina más barata del mundo es la de Arabia Saudita, 50 centavos de dólar el litro, si se aplicara este precio y sabiendo que al cambio propuesto, un dólar equivale a 60 BsS , el litro de gasolina costaría 30 BsS, y los citados 40 litros serian 1.200 bolívares soberanos, la pregunta obligatoria es ¿quién puede pagar ese monto? cuando una de las medidas anunciadas es que el salario .mínimo será de 1.800 BsS.

Además de los problemas del costo de producción y precio de la gasolina, hay un inmenso contrabando de combustible a los países vecinos, en especial Colombia con dos puntos fronterizos muy activos, los estados Táchira y Zulia; por supuesto, cuando en zonas fronterizas hay productos que son muy costosos de un lado en comparación con el otro, se genera contrabando, eso viene ocurriendo con la gasolina, y hay desde personas que pasan pequeñas cantidades, “pimpinas” de 10 a 20 litros, vehículos con doble tanque que pueden llevar hasta 100 litros, hasta camiones cisterna con capacidad de 40.000 litros en promedio; en los dos primeros casos es relativamente fácil esconder el contrabando, pero cuando se habla de gandolas de gran tamaño, es indudable que hay una organización y complicidad para dejar pasar ese contrabando, y no puede ser decisión de un pequeño grupo de soldados en una alcabala, hay unos “cómplices necesarios”.

¿Qué hay en concreto?, los consumidores seguimos cancelando BsF 1 y 6 por litro de gasolina según el caso, ya tenemos un precio de la gasolina “tarifa plana”, quien llene 40 litros debe pagar 240 BsF, pero como del cono monetario anterior han sido invalidados los billetes de 100 BsF o menos, todos pagamos 1.000 BsF, la diferencia se la queda el operario y el dueño de la gasolinera solo recibe el monto de precio oficial, mientras se decide este punto, ya se ha anunciado que los billetes del cono monetario anterior de mil, dos mil, cinco mil, diez mil, veinte mil, cincuenta mil y cien mil BsF, seguirán circulando legalmente, con eso infiero que el nuevo precio de la gasolina se cancelara con esos “billetes viejos”; si lo olvidaron o guardaron la calculadora les recuerdo, el billete de 100.000 BsF equivale a 1 nuevo BsS.

¿Qué va a pasar con el salario? Eso será tema de la siguiente entrega.

PD: la página web ‘Dolartoday’ al momento de escribir esto, cotiza el dólar en 92,89 BsS es decir 9.289.000 de los bolívares anteriores.

  1. https://www.opec.org/opec_web/static_files_project/media/downloads/publications/MOMR%20August%202018.pdf
Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl