La filosofía es la Madre de todas las ciencias... Sabido es. Ahora: leer, razonar y desarrollar conciencia crítica, es un buen punto de partida
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Revolución

Sofía Valenzuela Aguila

Doctora en Bio-química. Investigadora Centro de Biotecnología. Universidad de Concepción.

Puede ser tecnológica, política, científica, económica, cultural, hay revoluciones de varios tipos. Durante las últimas semanas, ha sido feminista. El caso argentino que dio origen al #NiUnaMenos, en Hollywood fue #MeToo, en España #LaManada, fueron precursores del movimiento chileno que se ha tomado la agenda pública. Iniciado en la Universidad Austral en Valdivia, ante múltiples denuncias hacia un académico por acoso a alumnas y colegas, al que se sumaron otras universidades y colegios. El sentimiento mundial y chileno que da cuenta de las inmensas y bien estudiadas injusticias que marcan la brecha entre hombres y mujeres, ha tenido una explosión rabiosa ante los casos de abuso y acoso que tristemente la adornan. El diálogo social que se está generando en torno a un aspecto tan básico como la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, además del fin de los abusos desde su raíz, la educación, es sin duda inédito en la historia del país, al menos con esta fuerza y respaldo ciudadano.

La mayoría de las mujeres hemos sido discriminadas, acosadas, disminuidas o violentadas por nuestra condición de mujer, al menos una vez en la vida. Desde niñas, con los estereotipos de diferencia de género; en la adolescencia con bullying por no tener el “estándar físico”, o acoso por sí tenerlo. Esto sigue en la juventud, donde más de alguna vez se nos cuestiona nuestra capacidad intelectual para estudiar una carrera universitaria, en especial aquellas del área de la ingeniería, matemática, o física. Si superamos estas barreras e ingresamos al mundo laboral nos castigan con un menor salario a igual mérito y obligaciones, junto con invisibilizarnos. Menor aún es la participación en cargos directivos y siempre nos ven como las “ejecutivas” pero no las que puedan tomar las decisiones. Al llegar la hora de jubilar, tenemos menor pensión por los salarios más bajos y mayor expectativa de vida.

En el mundo académico, realidad que conozco más de cerca, no estamos libres de estas discriminaciones. Por ello, el movimiento ha tomado cada vez más fuerza en universidades, apoyado por académicas y profesionales. Esto ha llevado a revisar y generar protocolos para enfrentar casos de acoso y medidas para acortar las brechas. Deberíamos aprovechar este momento para incluir medidas de equidad para la comunidad LGTB, pueblos originarios, e inmigrantes. La transformación que propone esta revolución feminista va más allá incluso de nuestras propias demandas, a buscar una nueva forma de inclusión y diálogo social que acabe con las discriminaciones de cualquier tipo y en especial a quienes históricamente las han recibido.

Me alegra que estemos discutiendo la forma de cambiar, no solo las leyes y protocolos, sino que nuestra cultura, nuestra forma de relacionarnos en sociedad, una tarea que sólo se logra con una reflexión profunda sobre qué sociedad queremos. De ahí que la relación entre el movimiento estudiantil y la demanda por una educación no sexista tenga potencial de cambiar un problema desde su base, siendo junto al resto de medidas como el castigo a la invasión del espacio privado con un piropo, hasta la igualdad en derechos laborales entre otras, catalizadores imprescindibles de cambios efectivos.

No se trata de un movimiento de “mujeres solteras, sin hijos ni demasiados problemas económicos”, como dijo un escritor hace unos días. Es un movimiento de mujeres empoderadas, inteligentes, con voz, sin miedo y que empuja una revolución necesaria para los niños del futuro.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Revolución

  1. El machismo y sus consecuencias,será una vergüenza humana como fue la esclavitud
    No hay que olvidar las luchas de las mujeres por el voto,por el retorno a la democracia.por el derecho a mejores salarios y por decidir por si mismas
    Buen articulo y a seguir con nuestras causas que son justas y necesarias.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl