El Poder del dinero, no debe ni puede prevalecer ni estar por sobre la ética, los valores ni el bien común.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Salud Pública y el Estado III, Agenda 2030 para el desarrollo sostenible

Carlos José Vivas Sanchez

Médico. Especialista en Administración de Hospitales

La evaluación de las metas propuestas en 2000 y que debían cumplirse para el año 2015, arrojaron resultados donde aún hay brechas por cerrar, no obstante, la respuesta de los países fue proponer para 2030, un programa con metas más ambiciosas, y se ampliaron los objetivos que pasaron de 8 a 17, con 169 metas, por supuesto que no hay unos objetivos más importantes que otros, pero solo nos referiremos a los que hemos venido exponiendo.

El primer objetivo es la erradicación de la pobreza, la cual se cataloga como un problema de derechos humanos, a pesar que con respecto al año 1999, se ha reducido en un 50%, es el causante de exclusión social, hambre, desnutrición, y además limita el acceso a vivienda digna educación y salud, por eso se propone aumentar la cobertura en educación para que las personas obtengan mejor formación que les permita conseguir mejor empleo e ingresos, además de acceso a la tecnología y a financiamiento para sus planes y emprendimientos.

El segundo objetivo, hambre cero, tiene el reto de impulsar la producción y productividad agroalimentaria, pero de tal forma que se garantice la preservación del medio ambiente, y que la actividad sea rentable para los agricultores, evitando el éxodo del medio rural a las ciudades.

Se quiere que los productores a pequeña escala, puedan duplicar su capacidad de producción en 2030, y que se corrijan las consecuencias de largo plazo derivadas del hambre, como por ejemplo  la disminución del peso y talla según la edad de los niños.

En el tercer objetivo, destinado a la salud, hay una variedad de problemas a enfrentar en especial la protección de las embarazadas y los niños, para 2015 hubo importantes avances pero no los suficientes.

En 2015, la tasa de mortalidad materna, es decir mujeres que fallecen por causas relacionadas con el embarazo y parto, fue de 216 por cada 100.000 nacimientos vivos; debemos tomar en cuenta que la mayoría de esas muertes pueden ser evitadas, y para el año 2030 se espera reducir esa tasa en dos tercios y llevarla a 70 muertes por cada 100.000 nacimientos vivos, una meta que ya se ha logrado en países desarrollados desde hace tiempo.

Otra meta a buscar es la disminución de la mortalidad de menores de cinco años, y aquí se hace relevante el elemento pobreza, porque la brecha entre los países desarrollados y los países pobres es marcada, solo como ejemplo la mortalidad neonatal (niños que fallecen antes de cumplir 28 días de nacidos) en 2015 fue de 19 por cada 1.000 nacidos vivos, pero en Asia y África fue de 29, mientras en Norteamérica y Europa llega a estar entre 7 y 9 por cada 1.000 nacimientos vivos.

Los avances en el control de enfermedades infecciosas, por trasmisión persona a persona (tuberculosis, VIH-Sida)  o mediante vectores (malaria) han sido satisfactorios en general, pero hay zonas del planeta donde siguen siendo causa de enfermedad y muertes.

En general ha disminuido la transmisión de Tuberculosis, al igual que la de VIH-Sida y ha aumentado la sobrevida de los infectados por este virus, pero se aspira a terminar con estas epidemias en 2030.

En el aparte de enfermedades no infecciosas, hay un grupo de afecciones que producen muertes prematuras, es decir antes de los 70 años de edad, allí se ubican la diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas, algunas por causa de los estilos de vida, sedentarismo, obesidad, el consumo de tabaco y alcohol, los expertos creen que al año meta, no se podrá reducir en dos tercios estas muertes, vistos los resultados de 2000-2015, no obstante el trabajo debe hacerse.

La otra “epidemia” que debe afrontarse en este siglo es la de muertes derivadas por accidentes de tránsito. Cada vez más las empresas automotrices desarrollan mejores sistemas de protección de conductor y pasajeros, pero la solución no está allí, sino en disminuir o evitar los accidentes, las condiciones de las vías, y los mecanismos de control legal complementan lo hecho por los fabricantes, pero es la educación vial para que se conduzca con prudencia la principal medida de evitar esas muertes.

El financiamiento adecuado de los sistemas de salud de los estados, es una condición básica para tener éxito en este objetivo, existen fondos multilaterales que se usan en investigación y mejoramiento de las condiciones medioambientales y de servicios sanitarios en países más vulnerables,

Otro punto importante es la oferta de personal profesional en los servicios de salud, tradicionalmente las áreas rurales y pequeñas comunidades urbanas son menos atractivas para médicos y enfermeras, de igual forma los países pobres cargan con la fuga de sus talentos hacia otros países donde obtienen mejores condiciones laborales.

El objetivo número seis propone el acceso a agua limpia y saneamiento, lo cual garantiza la prevención de enfermedades, el desarrollo de agricultura sustentable, y medio ambiente sano, hay en el mundo comunidades con escasa provisión de agua, ni siquiera estamos hablando que sea potable, y en esos sitios la defecación al aire libre es práctica común, es decir ni siquiera acceden al uso de un método sencillo como la  letrina.

Debido a la importancia que tiene el medio ambiente y la biodiversidad, los objetivos se han ampliado en estas áreas, así vemos como hay una estrategia definida que tenga en cuenta el clima, uno para  proteger la vida marina, otro para la protección de la vida y ecosistemas terrestres, y en cuanto a la vida en comunidades, promover ciudades y comunidades sostenibles, con otro dedicado a promover la producción y el consumo responsables, de tal forma que se evite la sobre explotación de los recursos naturales.

Dos de los objetivos, llevan implícitos el desarrollo del individuo como ciudadano, la erradicación de la pobreza que propone hacerlos cada vez más  involucrados en las decisiones de políticas públicas que les atañen, y el penúltimo en la lista que promueve la Paz, justicia e instituciones sólidas.

Como podemos ver, hay una hoja de ruta que independientemente de la dinámica de los gobiernos, son compromisos adquiridos en procura del bien de los ciudadanos, nos corresponde conocerlos, discutirlos, divulgarlos y presionar mediante todos los medios que provee la sociedad para que se pongan en práctica. ¡La mesa está servida!.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl