Derechos Humanos, el mas humano de los Derechos...
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Sobregiro ecológico

Sofía Valenzuela Aguila

Doctora en Bio-química. Investigadora Centro de Biotecnología. Universidad de Concepción.

El 1 de agosto, fue el día en que como humanidad agotamos los recursos naturales que se producen en el planeta Tierra durante el año. Básicamente, el consumo de la producción de cultivos agrícolas, productos derivados de plantaciones, del océano, el agua dulce, no alcanza para sostener nuestras actividades hasta fin de año.

Para Chile, por cuarto año consecutivo hemos agotado nuestros recursos y esta vez en junio. Si la humanidad viviera como lo hacemos acá, sólo nos alcanzaría para la mitad del año. Tenemos una seria deuda con el planeta por nuestra huella ecológica, nos advierte la ONG Global Footprint Network. Pero ¿cómo llegamos a esta situación?

Si nos remontamos a los inicios de nuestra sociedad, o los primeros indicios del Homo sapiens, quienes eran recolectores y cazadores, sabemos que iban de un lado a otro, en busca de alimento (nomadismo); como buenos integrantes del reino animal, la descendencia o progenie dependía de que tan bueno fuese el año.

Por el año 9000 AC, en Turquía, Irán y el Mediterráneo las primeras tribus empiezan a dejar de ser nómades y se convierten en sedentarias, iniciando la agricultura. Unas migas de pan de 14.000 años encontradas en Medio Oriente, incluso podrían retrasar esa fecha. Estas sociedades, quizás sin querer, empiezan a sembrar cultivos ancestrales como trigo, arvejas, lentejas, olivos, e incluso las vides, tan valoradas hoy en día en la región y el país. Este proceso se conoce como la revolución agrícola y se inició en distintos lugares del mundo, en épocas distintas. En el caso de Sudamérica posiblemente alrededor del 3500 AC con la papa, en lo que hoy es la zona andina. En México fue un poco antes, el 4500 AC, con el maíz y los porotos. Este cambio en la forma de vivir, trajo a su vez consecuencias radicales en nuestra forma de relacionarnos socialmente. Nos convertimos en esclavos de la agricultura, dedicando gran tiempo a la producción de estos alimentos, resguardándolos de los animales salvajes, buscando agua para su riego, desmalezando, prácticas que aún conservamos, pero de manera más mecanizada.

Alrededor de estos cultivos se fueron desarrollando sociedades cada vez más complejas. Se formaron las primeras ciudades, que se autoabastecían y producían carne de animales domesticados. Este tipo de vida, era más fácil que la de recolector- cazador, pero a la vez, menos segura desde un punto de vista alimentario, al depender solo de la producción local. La adopción de la agricultura en las diferentes partes del mundo permitió el aumento de habitantes, pasando de unos pocos millones, a cientos de millones en el Siglo I, y con el avance en la medicina llegamos a 3.000 millones a mitad del Siglo XX y el doble hoy en día. No es solo este aumento explosivo lo que nos ha llevado a agotar los recursos naturales en siete meses de un año. Es nuestro estilo de vida, el uso indiscriminado de los recursos naturales, la cultura de lo desechable sin aparentes consecuencias, los modelos de ciudades sin planificación sostenible.

El llamado es a replantear nuestro modelo de consumo irresponsable, a impulsar con fuerza y decisión política el reciclaje y reutilización, a potenciar las energías renovables y buscar alternativas sustentables a la producción masiva de carne. La natalidad también juega un rol preponderante, mientras más seamos, mayor será la presión sobre los recursos naturales.

Estamos a tiempo de trabajar por equilibrar la producción y el consumo de lo que la Tierra nos provee, es nuestra responsabilidad con las generaciones que heredarán el planeta, esperemos no estar sobregirados.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en Sobregiro ecológico

  1. Muy buen artículo…
    Sólo sostengo qué lo retrocedido en materia de desgaste del planeta es irrecuperable ya!

  2. Cómo no estar de acuerdo con Usted Profesora.
    Mientras estemos en manos del Neo-liberalismo, nuestro planeta estará en peligro.
    Necesitamos desarrollo integral y equilibrado.

  3. El sobregiro ecológico está presente en la ‘cuenta corriente de la humanidad’ desde hace bastante tiempo. En mi opinión temo que, dados los antecedentes disponibles, ya hemos sobrepasado lo que se conoce como el ‘punto de no retorno’, es decir, el deterioro de la Naturaleza es ya irreversible y las temperaturas medias del aire y del mar continuarán aumentando. Esto no quiere decir que abandonemos las acciones y cambios políticos que se deben hacer para seguir tratando de revertir la tendencia y modificar las relaciones que tenemos los humanos con los demás seres vivientes, sino todo lo contrario: seguir trabajando con mayor ahínco para evitar un desastre.

  4. Muy buenos, educativos e ilustrativos sus artículos.
    Una Pregunta qué opina usted sobre los agro-químicos Monsanto campany???

    • Estimado Eduardo

      El uso de agroquímicos, es una práctica de la agricultura convencional y también con los organismos genéticamente modificados. En el caso del glifosato, este es un compuesto que es muy poco tóxico y permanece poco tiempo en el ambiente (vida media de 20 días). Dentro de los agroquímicos es el menos invasivo. De hecho, la FDA lo ha clasificado tan dañino como la cafeína,, vinagre, paracetamol…y menos que el alcohol o consumo de carnes rojas, Si bien puede que a muchos no nos guste el monopolio de algunas empresas (lo que es válido), no debemos desacreditar la tecnología que ellas emplean.

  5. Estimada Sofía
    Interesante articulo sobre el sobregiro ecológico, El problema radica en que la sociedad no ha dimensionado los problemas mediomabientales que hemos provocado durante siglos de sobre explotación de recursos naturales, sumado a un excesivo ritmo de contaminación.
    Por otro lado, las autoridades tampoco han tomado serias cartas en el asunto medioambiental, ya que las normativas existentes son fáciles de eludir y cuando se cursan multas a las empresas que contaminan, estas son realmente irrisorias, donde las empresas ven que es más barato pagar la multa que dejar de producir.
    Saludos

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl