Derechos Humanos, el mas humano de los Derechos...
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

TITUBEANTE

Concepción, ha tenido sucesivos planes regulares que han ido modificando la forma de habitar sus manzanas. En estas décadas varias tesis de urbanismo han transformado su tridimensionalidad generando un relieve incierto. La ciudad es fruto de lo accidental, aun cuando su trama es un tablero de ajedrez. En muchas calles se superponen conceptos de ciudad pudiendo cohabitar un rascacielos aislado inmediato a una casa baja con patio en continuidad. En ello radica la ambigüedad de su paisaje central. Si se la recorre, se suceden extrañas  combinaciones, que fruto del tiempo se van consolidando como una ciudad en tránsito que nunca encuentra una fisonomía. Lo único cierto, es que no hay certezas de su forma. Esto produce una convivencia forzada por su inestabilidad estructural que se manifiesta en políticas migratorias de sus propios habitantes. Nadie sabe dónde establecerse, porque no hay certezas de cómo será el mismo espacio en un tiempo más. Puedo vivir en un departamento asoleado que en dos años más estará ensombrecido por un murallón de edificios vecinos.

Un Plan Regulador perfila la espacialidad de una ciudad para asegurar la armonía de vivir en vecindad, entre otras cosas. Esto significa espacialidad habitada  -ancho, largo y alto de llenos y vacíos- que se sustenta en una cierta intención de totalidad y equilibrio. La forma de la ciudad será su resultante.

Las cercanías visuales están sujetas a la proporcionalidad de los edificios y al juego de las distancias que calibran la percepción de vecindad. El hacinamiento y la sensación de estrechez serían casos extremos de excesiva cercanía, por el contrario, la vastedad y la disolución, de lejanía y dispersión. Esto es más evidente en su centro. Un punto es que su trama urbana  presenta ambas sensaciones en un mismo lugar y las intenciones de su plan parecieran estar, muchas veces, en conflicto.

Extensos territorios de la ciudad mantienen  manzanas devastadas y retazos eriazos con interiores subutilizados lo que implicaría abandono y despoblamiento compartiendo o colindando con áreas emergentes saturadas de excesiva concentración. Lo uno puede deberse a lo accidental, pero también a como se construye el espacio, a un descontrol deliberado.

Deduzcamos que producir sensaciones espaciales equilibradas y  armoniosas  sería un arte y donde los titubeos y fallas de lectura pueden ser lesivos a su morfología al debilitar esas leyes de armonía.

Lo cierto es que Concepción tiene una trama titubeante. Basta reconocer las líneas de fachadas o su skyline para ver que pareciera no seguir una regla precisa, ni perdurable, lo que se llama una idea rectora. Antejardines y salientes, sistemas de agrupación inestables, un relieve salpicado de retranqueos y salientes tanto en extensión como en altura.

En apariencia, las líneas dentro de una red geométrica son guías infranqueables pero la impresión es que se tiene una tesis no resuelta por su potencial porosidad. No demuestra verdadera perdurabilidad en sus reglas lo que impacta negativamente en su tridimensionalidad. Las manzanas en damero son permeables y muy irregulares, aun cuando las normas del PRC y la OGUC son muy rigurosas. Lo fragmentario devora cualquier intención de totalidad. Todo está sujeto a decisiones particulares muy cambiantes, que denotarían un plan desbordado y disfuncional.

La ciudad vive una transición que erosiona su estabilidad y su identidad. En muchos casos es despobladora de áreas y en otras, ultra densificadora de puntos: Manzanas enteras se empiezan a  vaciar a la espera de una recolonización en alta densidad. El problema ocurre  en el intertanto al no mantener un equilibrio, pues muchos retazos que se llenan o vacían alteran el bienestar del entorno inmediato.

La falta de consolidación de buenas áreas para vivir donde se salta de 2 pisos a 20 es muy desestabilizadora. Y es una amenaza a cierto bienestar espacial.

Si existía una cierta homogeneidad de las manzanas se ha ido transformando el grano, las masas se han vuelto más irregulares y por ello las volumetrías son muy dispares entre sí, casi disparatadas. Al lado de un edificio continuo de 7 [m] de alto se instala una torre aislada de 50 [m] y a no más de 7 [m] de distancia.

Lo inquietante es que esta desmesura de las formas arquitectónicas en transformación permanece por décadas. Las ciudades no son un cuerpo blando, las tensiones de la percepción espacial que sufren sus habitantes son potenciales males ciudadanos. Por lo mismo, las intenciones validan cambios que deben ser muy pensados para obtener más estabilidad y equilibrio. Su PRC pareciera requerir una revisión para consolidar-estabilizar una idea de ciudad más amable.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en TITUBEANTE

  1. Ilustrador, claro, preciso, bien fundado y argumentado .
    Gracias Gino por su magistral artículo, buena Ilustración!

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl