Ciudades Sustentables... Una necesidad Urgente en el camino del desarrollo Integral del Ser Humano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Un Dilema Monumental (II)

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

Continuando con el monumento sagrado del Ku Klux Klan, ubicado en el Parque Nacional Stone Mountain ( Montaña Rocosa), del Estado de Georgia, puedo señalar que tomó un esfuerzo de casi 60 años crear este monumento tallado en las rocas de la montaña.  Desde su primera campaña para reunir los fondos en el año 1915, hasta los últimos toques de los detalles de la escultura en 1972, hacen de esta historia algo sorprendente. Las fotos históricas muestran a los picapedreros balanceándose en los cables que los sujetaban frente al medio de la montaña, con un espacio de 825 pies, (equivalente a 251.46 metros).  Uno de los escultores falleció en 1927, cuando una piedra cayó en su plataforma, lanzándolo al espacio; y otro murió en 1966, al resbalarse de su andamio y caer de una gran altura.  Realizar esta escultura en el lado de la montaña tomó mucho coraje, bastante fortaleza, y mucha destreza.  Pero hay un lado odioso en la historia.

En el año 1915, la segunda llegada del Ku Klux Klan ocurrió en la cima de Stone Mountain.  El dinero del Klan ayudó a financiar ese monumento, y el primero de los tres escultores principales fue un miembro del Klan, quien además era el dueño de esa montaña, Samuel Venable. Su familia la había adquirido en 1887 para explotar una cantera.  Samuel Venable le permitió al Ku Klux Klan efectuar sus reuniones en ese lugar a perpetuidad, lo cual realizaron por muchas décadas.

Dos eventos encendieron el renacimiento  del Klan, lo que verdaderamente barrió el Sur estadounidense durante la Reconstrucción, antes de que fracasara en los años 1870’s.

Alimentado por el anti-semitismo, lo primero fue el linchamiento de Leo Frank, un judío graduado y superintendente de una fábrica de la ciudad de Atlanta, capital del Estado de Georgia, quien fue convicto en un proceso judicial de mala clase, del asesinato de una joven cristiana de 13 años de edad.  La  pena de muerte a Leo Frank, fue sustituida por una sentencia de cadena perpetua, pero una pandilla armada lo arrebató de la prisión, mientras los guardias no hicieron nada por detenerla.  La pandilla se llevó a Leo Frank a la ciudad natal de la joven supuestamente asesinada, y lo ahorcaron en un árbol de roble.  Décadas después, un testigo juró que Leo Frank nunca mató a la jovencita, y en 1986 la Mesa Directiva de Dejar en Libertad bajo Palabra del Estado de Georgia le dio un perdón póstumo a Leo Frank.

La otra provocación fue el debut en la ciudad de Atlanta de la película muda,  en blanco y negro,  titulada “El Nacimiento de una Nación”, del director D.W. Griffith, en la cual se presentaba a los afro-americanos como seres salvajes y demonios sexuales que violaban a las mujeres blancas, y glorificaba al Ku Klux Klan como salvadores que galopaban para rescatarlas.  En la noche del Día de Acción de Gracias, William J. Simmons dirigió a un grupo de 15 hombres, incluyendo algunos de los que habían linchado a Leo Frank, a la cima de Stone Mountain, donde colocaron una enorme bandera Confederada como su altar, abrió una biblia y quemó una cruz de 16 pies de alto, (casi 5 metros), a modo de inicio de la ceremonia del Ku Klux Klan, lo cual se describe en el libro “Stone Mountain de Atlanta: Una Historia Multicultural”, cuyos autores son Paul Stephen Hudson y Lora Pond Mirza.

El resucitado Ku Klux Klan primordialmente atacaba la población negra, pero también a los judíos, a los católicos, y a los extranjeros, entre  otros.  Aunque la idea de hacer una escultura tallada en Stone Mountain flotó por años, la viuda de la Guerra Civil, Helen Plane, la tomó como su misión personal. Ella era  miembro de Las Hijas Unidas de la Confederación, que eran las campeonas de la versión de la Guerra Civil  “La Causa Perdida”;  ella tenía la pasión y el dominio por sus influencias.  Una vez que Gutzon Borglum fue seleccionado como el escultor en 1915, ella le escribió enseñándole una sugerencia de diseño : “Siento que debido a que el Klan nos ha salvado de la dominación negra y las reglas estafadoras, eso debe inmortalizarse en Stone Mountain. ¿Por qué usted no lo representa en un pequeño grupo en sus uniformes acercándose desde la distancia?”

Debido a la falta de fondos, por la Primera Guerra Mundial, los especializados en perforar las rocas, las barrenas, y los materiales explosivos  no llegaron a la montaña hasta 1923.  Gutzon Borglum tenía visiones grandiosas de una escultura  que representara al ejército Confederado, además de tres de sus líderes, con un total de 1.000 figuras presentadas a través de la montaña.  Pero después de un  año de trabajo, todo lo que pudo completar fue solo la cabeza de Robert E. Lee.

Los administradores del proyecto lo despidieron, y luego lo demandaron judicialmente cuando él destruyó todos los modelos que tenía por hacer.  Gutzon Borglum abandonó el Estado de Georgia, y fue contratado para realizar la gran escultura en Rushmore Mountain ubicada en Black Hills del Estado de Dakota del Sur, que queda en la tierra sagrada de Lakota.

El escultor que tomó su puesto en Stone Mountain fue Augustus Lukeman, pero lastimosamente tuvo un accidente en esas alturas que le causó la muerte antes de terminar.  En el año 1916 a Samuel Venable se le otorgó un contrato por 12 años para completar la escultura, y el tiempo corría.  El proyecto se quedó en banda por los próximos 36 años.

La decisión integral de la Corte Suprema en el caso de Brown versus Junta de Educación, levantó el  interés del Movimiento de los Derechos Civiles en completar la escultura.  En 1958, bajo la administración del Gobernador de Georgia, el segregacionista racial Marvin Griffin, el Estado creó la Asociación Memorial Stone Mountain, y compró la cúpula y el terreno de alrededor para crear un Parque Memorial.  La escultura comenzó nuevamente en el mes de Julio de 1964, con su tercer escultor principal, Walter Kirtland Hancock.  La escultura se completó  ocho años más tarde.

La compra por el Estado de Georgia de Stone Mountain evitó el acuerdo que tenía Samuel Venable con el Ku Klux Klan, pero eso no ha logrado detener a los simpatizantes y a otros supremacistas blancos de hacer peregrinajes al terreno sagrado de odio.  Lo que ha hecho muy difícil ignorar aquel tiempo de la gran apertura oficial del parque el 14 de Abril de 1965, a los 100 años del día que el Presidente Abraham Lincoln fue asesinado.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl