El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Una carrera con obstáculos.

René Fuentealba Prado, abogado.

El tiempo transcurre implacablemente. El espacio parece no ser suficiente para acoger en sus pistas a la totalidad de los competidores. Hay muchos que están claramente faltos de estado físico y que participan,  al parecer,  movidos por la soberbia personal y la posibilidad de poder contarles a sus herederos que estuvieron ahí. Los obstáculos son numerosos y de variada índole. El público expectante se siente abrumado pues no alcanza a distinguir claramente las virtudes de los contrincantes que, sin respeto alguno, se baten a codazos antes de que empiece la carrera.

Un dato inicial: Los participantes suman nada menos que 17. Se pueden mencionar, entre las féminas,  a Carolina Canelo, Carolina Goic, Roxana Miranda y Beatriz Sánchez; por los varones,  Marcel Claude, Marco Enríquez-Ominami, Alejandro Guillier, Tomás Jocelyn-Holt, Felipe Kast, José Antonio Kast,  Nicolás Larraín, Alberto Mayol, Alejandro Navarro, Manuel José Ossandón, Franco Parisi, Sebastián Piñera y  Nicolás Shea. De todos ellos, tres desaparecerán obligatoriamente (entre Felipe Kast, Ossandón y Piñera, sobrevivirá uno; y entre Mayol y Sánchez, también uno) como consecuencia de las primarias legales del 2 de julio.  Varios otros podrían desaparecer de la papeleta al no militar en partidos legalmente constituidos ya que como independientes deberán recolectar alrededor de 33.000 firmas. Habrá, pues, harto para elegir.

Es curioso, pero el favorito de las encuestas (manipuladas o no) es quien deberá superar el principal obstáculo: la transparencia en materia financiera y la eventualidad de los conflictos de interés. Algunos otros aparecen criticados políticamente y afectados por insinuaciones y sospechas no suficientemente definidas.

Todo indica, hasta ahora, que Sebastián Piñera será uno de los dos  que irán al balotaje. El voto duro de la derecha le permite consolidar esta “pole position”. La UDI está claramente comprometida con su campaña y, teniendo conciencia de su poder, no cejará en su propósito expreso de conducirla sin ceder espacios a partidos o movimientos que considera como de menor cuantía.

Estando el ex Presidente en tan privilegiada situación, nadie se explica cómo,  ni él ni su variopinto equipo de asesores familiares y políticos,  han logrado  despejar, de una vez por todas y para siempre, los cuestionamientos y dudas que genera  su enmarañada relación entre la actividad pública y los negocios. Una tesis adversaria apunta al simple hecho de que, desde el punto de vista de la encuestología, todas las acusaciones no le han afectado, razón por la cual se consideraría que puede continuar caminando impunemente hacia La Moneda. Pero, si el silencio hubiese sido la estrategia elegida por Piñera, Chadwick, Pérez y otros,  dando a entender que las imputaciones simplemente les resbalan, habría sido una torpeza haber estado  dando permanentemente explicaciones  que durante todo este lapso de precampaña han contribuido a crear una imagen nebulosa que afecta al postulante y a todo su entorno familiar. Peor aún, si se  tiene la certeza del triunfo,  la opción  es simplemente  una tontería de marca mayor ya que sin duda afectará, en Chile y en el exterior, al ejercicio de su mandato.

El país ha avanzado, a paso lento y con dificultades, en el camino de la transparencia. Precisamente, por esa razón tiene el derecho absoluto a exigir de todas las personas antes mencionadas una actitud de sinceridad en cuanto a sus eventuales conflictos de interés. La declaración de patrimonio es en sí de secundaria importancia. No es pecado ser rico. Pero,  si al hacerla pública se incurre en contradicciones no suficientemente explicadas la cosa se pone grave. Es evidente que no se fue veraz en cuanto al mentado “fideicomiso ciego” hecho bajo el Gobierno anterior ya que sólo ahora se vino a saber que el tal mandato no consideraba la inmensa mayoría de los bienes radicados en el exterior. No es pecado, tampoco, tener empresas constituidas en otros países pero si esos países son “paraísos fiscales” estamos claramente en problemas. Precisamente, en septiembre de 2016, participando en un foro promovido por la Fundación “Ecuador Libre”, el panelista Sebastián Piñera dijo; “Yo creo que es muy importante que los paraísos fiscales desaparezcan, porque muchas veces los paraísos se utilizan para actividades reñidas con la ley y con la moral, con lavado de dinero u ocultamiento de dineros que provienen del narcotráfico o del crimen organizado. O muchas veces se utilizan para evadir impuestos…” Si el candidato tiene todo tan absolutamente claro ¿cuál sería la razón para radicar precisamente los ¾ de su fortuna en un paraíso fiscal? ¿Para qué arriesgarse a tener que estar todos los días dando explicaciones? Constituir empresas familiares es algo legal, obviamente pero, cuando se ha proclamado que se va a ir más allá de la ley, es evidente que  una empresa  con cónyuge, hijos, nietos, etc. sin ingresos propios, aparece a los ojos de todo el mundo como una maniobra sujeta a la letra de la ley pero destinada a la elusión impositiva. Si no fuese por la actitud condescendiente de la prensa y la incondicionalidad de algunos políticos adherentes, esto sería materia relevante.

El tiempo de campaña que queda es poco. Algunos insisten en ventilar el tema del terminal Bloomberg en la casa de gobierno,  o  el caso de la utilización de dineros   aportados para la campaña  de 2009 para pagar facturas personales de Chilevisión, Otros, ahora, sacan a colación el caso de las acciones de Antarchile. Todo eso, en verdad, es chimuchina que, sin embargo, no estaría de más clarificar.

En nuestra opinión, las situaciones descritas y las que eventualmente pudiesen afectar a los demás  postulantes,   no hacen más que enlodar un proceso electoral  que para el ciudadano común tiene importancia concreta. Se hace necesario, como dicen los matemáticos, despejar previamente  todas estas incógnitas para que sepamos a qué atenernos. ¿Qué tal si partimos por solicitarles respetuosamente a todos los nombrados, que hagan públicas sus declaraciones de renta de los últimos diez años? El que nada oculta, nada teme.

Después, nos podemos dedicar a los temas sustantivos importantes.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl