El Neoliberalismo, ante tragedias medio ambientales, prefiere cerrar colegios y no las empresas que contaminan, en definitiva, el Neoliberalismo valora más al empresariado que los niños, los colegios y la ciudadanía… Y, nosotros qué hacemos?
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

VICENTE FERRER: Un español excepcional

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

“Soy testigo directo de que
es posible cambiar este mundo.”
Vicente Ferrer

“Antes las mujeres se sentaban en las últimas filas,
hoy encabezan manifestaciones.”
Anna Ferrer

“La muerte de mi padre es el fin de una era,
pero no de sus sueños”
Moncho Ferrer

Vicente Ferrer (Barcelona, 1920 – Anantapur, 2009) fue un español que dedicó su vida a ayudar a los demás. Reza su reseña biográfica: “La vida de Vicente Ferrer estuvo marcada por varios acontecimientos clave: llamado a las filas republicanas en 1936, tuvo que luchar con tan solo 16 años en la conocida Quinta del Biberón. Años más tarde, entró a formar parte de la Compañía de Jesús con el objetivo de cumplir su deseo y vocación: ayudar a los demás.” [1]

En 1952 llegó a Mumbai, India, con la intención de erradicar el sufrimiento de las personas más pobres de ese país. Las poderosas clases dirigentes, enquistadas en el poder, vieron con mucha suspicacia que su labor podía constituir una amenaza para sus privilegios y lograron que se ordenara su expulsión del país. Es así como en 1968 Vicente Ferrer, contra su voluntad, abandonó la India. Felizmente solo tres meses después consiguió un nuevo visado, regresó y se instaló en Anantapur. Dos años más tarde abandonó la Compañía de Jesús y creó, junto a Anne Perry, la que sería su esposa unos meses más tarde, la Fundación Vicente Ferrer. ¿Cómo se gestó esa unión?, pues por las casualidades que depara la vida.

En los años 60, Anne Perry (luego de casada, Anna Ferrer) realiza un viaje a India, junto con su familia y se radica en Mumbai para terminar sus estudios. En 1965 comienza a trabajar como periodista en la revista Current y en 1968 entrevista al jesuita Vicente Ferrer. El misionero, como se mencionó, acababa de recibir la orden de expulsión del país por parte de las autoridades de Maharastra. Esto generó un amplio movimiento campesino a su favor. Anne se sumó al movimiento, convirtiéndose en uno de sus miembros más activos del comité de defensa de Ferrer constituido por intelectuales, políticos y líderes religiosos. Tras la mediación de la primera ministra Indira Gandhi, pudo volver, siendo bien recibido otra vez en la India. Vicente regresó junto a Anne y varios voluntarios, eligiendo instalarse en uno de los estados más desérticos y pobres: Andhra Pradesh. Anne abandonó su profesión y en abril de 1970 se casó con Vicente, unos meses después de que abandonara la Compañía de Jesús.

La Fundación Vicente Ferrer (FVF), creada en 1969, es una ONG de desarrollo comprometida con el proceso de transformación de una de las zonas más pobres y necesitadas de la India, de los estados de Andhra Pradesh y Telangana y de las comunidades más vulnerables y en riesgo de exclusión, incluidos los dálit, los grupos tribales y castas desfavorecidas. Es una organización humanista fundamentada en la filosofía de la acción. Con su forma de pensar y actuar, Vicente Ferrer fue capaz de transmitir su compromiso para erradicar las desigualdades y movilizar las conciencias, a la vez que involucraba a las personas en su propio cambio. Aplicó el paradigma del desarrollo: “hacer cambios para la gente pero siempre con la gente.”  Su forma de entender el desarrollo ha dado lugar a un modelo ejemplar en el marco de la cooperación. Desde sus inicios, funciona como un organismo de fuerte implantación social, respetuoso con el entorno y promotor de la transformación que se está produciendo en la región.

El mejor legado dejado por Vicente Ferrer es demostrar que ser personas solidarias significa trabajar por el bien común. En una de sus frases nos dice: “Mi trabajo consiste en conseguir sueños imposibles.” [2] La solidaridad no solo se basa en el trabajo directo con las comunidades en riesgo de exclusión, sino que radica en gran parte en la sensibilización de la sociedad, para que este cambio sea significativo. Un equipo de casi 2.400 personas (de las cuales el 99% son naturales de Anantapur) ejecuta el programa de desarrollo que la organización lleva a cabo –el más innovador en la historia de la India- que cubre 3.148 pueblos y beneficia a casi tres millones de personas.

Desde sus inicios, Anna Ferrer mostró una gran capacidad de liderazgo y gestión en la organización creada. Inteligente y comprometida,  puso especial atención en los derechos de la mujer, las personas con discapacidad y la sanidad, configurando una red sanitaria al alcance de toda la población. Actualmente, Anna Ferrer es la Presidenta de la Fundación Vicente Ferrer y es la responsable de establecer la estrategia de la organización, coordinado, al mismo tiempo, el equipo de responsables que gestionan los distintos proyectos que administra la Fundación.

La familia Ferrer-Perry desarrolló programas de alfabetización, clases de aritmética y de administración básica, sanidad y otras disciplinas. El objetivo general que se fijaron fue detener la desertización que sufren algunos distritos de Andhra Pradesh -en Anantapur el clima es semiárido, el segundo más seco de la India después del desierto del Rajastán- y convertir los terrenos en zonas cultivables que permitan sustentar a la población. En el distrito casi el 75% de la población depende de la agricultura

Para conseguir los objetivos, se fijaron tres vías específicas: a) Promover iniciativas que favorezcan el rendimiento de las tierras para mejorar las condiciones de vida y los ingresos de las familias campesinas. b) Lograr un balance ecológico que permita mantener el equilibrio natural de los recursos, flora y fauna. c) Establecer una red de estructuras que permita la recarga de los acuíferos para la gestión del agua de manera eficiente y la creación de espacios cultivables. Es decir, salvar la tierra para salvar al hombre. El plan de desarrollo ecológico iniciado en 1969 a largo plazo ha sido exitoso, con los siguientes resultados en el período 2017/2018: 190 estructuras hídricas; 570.955 árboles frutales plantados; 1.639.050 árboles plantados para reforestación y 686  sistemas de micro-irrigación con aspersión y micro-aspersión.

El modelo aplicado, pionero de cooperación  para el desarrollo, ha conseguido sacar de la pobreza extrema a más de dos millones y medio de personas en la India rural. Hoy, la FVF continúa su fructífera labor bajo la presidencia de Anna y de su segundo hijo Moncho como Director de Programas.

            Una gran lección de vida y de trabajo en favor de los más desposeídos.

Referencias:

[1]        http://www.fundacionvicenteferrer.org/es/

[2] https://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/15-frases-celebres-de-vicente-ferrer-551434716781

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl