Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Y ahora… qué hacemos ???

Multitudinaria marcha contra las A.F.P. Rezan los titulares de todos diarios de cada ciudad del país.

El rechazo a la gestión de las  Administradoras de Fondos de Pensiones es general, sin lugar a dudas, pero, constatada tan nítidamente la realidad, traducida y expresada, ante este profundo rechazo  el diagnóstico es claro…

El tema es qué hacemos ahora, después de marcha tras marcha…

Lo primero es intentar auscultar cuales son las reales y posibles alternativas de solución y, lo segundo, en este marco de tan profunda desconfianza y reblandecimiento de las instituciones, es dónde encontrar interlocutores válidos para presentar las demandas y analizar soluciones.

Vamos viendo, el gobierno hoy, no cuenta con la fortaleza, la claridad ni las condiciones para ofrecer las soluciones que los demandantes movilizados esperan.

Los empresarios que hoy administran los fondos de pensiones, no cuentan con la confianza de  los demandantes y, además, amparados  por la constitución, ven protegido su derecho a continuar administrando los fondos, a menos que cambie la ley. Pero, tampoco muestran disposición  a abandonar tan lucrativo negocio, el que además cruza sus intereses en otras áreas de la inversión con los cuales dichos capitales se mezclan y que, en buena parte, sostienen el modelo económico del país.

Lamentablemente, tampoco hoy son interlocutores válidos los parlamentarios, quienes, se supone, deberían generar iniciativas legales tendientes a cambiar la ley que norma y rige la administración de los fondos de pensiones.

Menos aún, aparecen como válidos los partidos políticos, a quienes sólo se les ve disputando cuotas de poder, al interior de sus tiendas o ante el estado.

Y, los colegios profesionales…????

La verdad es que para que los colegios profesionales pudieran lograr validez y legitimarse ante la opinión pública como válidos interlocutores, deben emprender una ardua y urgente tarea para lograr revalidarse y cumplir algún rol, en el marco de un necesario contacto con la ciudadanía demandante.

La situación planteada sugiere que el poder, se desliza cada vez de modo más insistente empoderando a la ciudadanía, el tema es qué se hace para que ese poder se transforme en fuerza equilibrada del cambio y no se dispersa ni se deshace en una accionar puramente especulativo que la desvíe de su cauce normal y de su meta esperada.

Lo más importante aún es cómo se logra que este movimiento vaya armando una estructura que dé muestras de confianzas y credibilidad ante las bases movilizadas… para ello lo básico e indispensable es no caer en generar falsas expectativas.

Pero, más aún en este desértico panorama desprovisto de líderes, esta es una de las más grandes tareas del momento para enfrentar los problemas políticos y sociales en general y este movimiento en particular.

Los nuevos liderazgos que se esperan para encabezar estas movilizaciones y otras muchas que se nos vendrán, requieren de “dirigentes de nuevo tipo”, esos que ya no quedan, con experiencias e impregnados de ética, valores y conductas sanas, probadas, que efectivamente generen y recuperen confianzas perdidas por la ciudadanía.

Juan Luis Castillo Moraga.       

Concepción 22, agosto de 2016.

 

 

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl