Sabiduría, un estado superior de conciencia, implica habilidades para poner en práctica los conocimientos adquiridos por los seres humanos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

A PROPÓSITO DE LAS ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

Especial para La Ventana Ciudadana
Desde Madrid

He recibido un escrito de un sobrino que vive en Estados Unidos desde hace muchísimos años, donde me comenta un aspecto que me llenó de curiosidad. Trata de explicarme una de las circunstancias de la derrota de Donald Trump en las elecciones presidenciales, basando su argumento en un aspecto diferente, poco dimensionado. Se trata del valor que le asigna el ciudadano norteamericano a la actitud del candidato por sobre el dinero.

Me asegura que en Estados Unidos es muy difícil que un Presidente no sea reelegido. Que en 200 años de democracia, éste es solamente el cuarto caso. Incluso, me asegura que George W. Busch fue reelegido a pesar de la tremenda debacle económica  que provocó en su primer período.

Y luego me dice, textualmente: “Me era muy difícil imaginarme que Trump fuera a perder su segundo período. Pero, aquí viene lo que va en contra de la idiosincrasia gringa: la mala actitud, la arrogancia, el mal trato, la agresividad inquisitiva, el egocentrismo, la mentira, la falta de decencia, el odio a la diplomacia, y la soberbia”.  Y agrega: “Económicamente, el país no estaba mal, pero no hay duda que el gringo valora mucho más la buena actitud que la falta de dinero”.

Este comentario de mi sobrino me hace pensar en lo que sigue pasando en el coloso del norte, donde el Presidente derrotado se niega a reconocer los hechos concretos y recurre a argumentos de niño prepotente, taimado, en contra de la actitud tranquila, moderada, de su oponente ganador.

Si extrapolamos esta apreciación sociológica y la aplicamos a nuestro país, podremos comprender mejor lo que está ocurriendo y que provoca un enorme descontento social. En nuestra casta dirigente y empresarial está perdurando el amor por el dinero fácil, incluso por sobre las buenas costumbres. Los valores son diferentes a los de las grandes mayorías.

La gente en Chile quiere cambiar el sistema que rige la convivencia, porque dentro de sus marcos se ha desarrollado la corrupción, se ha priorizado el engaño, se permiten las mentiras y se cometen tropelías mayores. Lo peor es que se contagia de todo aquello a personas permeables y a instituciones que debieran ser garantes de todo lo contrario.

La actitud debe ser distinta, debe potenciar la integridad moral de la gente y sus dirigentes deben estar en el primer lugar. Debe acabarse el egocentrismo de las autoridades y se le debe sacar lustre a la democracia, que es la mejor forma de convivencia.  El poder del dinero debe dar paso a la ética y a la moral.

El comentario de mi sobrino nos apunta a todo eso y nos abre los ojos a una realidad lacerante e injusta. Y nos permite analizar aquellas realidades ajenas que considerábamos ejemplares, pero que ocultaban el verdadero sentir de su gente.

Hoy debemos utilizar los cauces democráticos para revertir las valoraciones de los elementos que componen nuestra convivencia. Como hemos dicho, debemos potenciar la ética y la moral, debemos trabajar con sentido social de progreso, de libertad, de igualdad…y debemos hacerlo entre todos, en paz, limpiando las impurezas sociales que nos afectan y mirando con optimismo nuestro futuro. Porque somos capaces de hacerlo.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en A PROPÓSITO DE LAS ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

  1. Muy ilustrativa su columna Miguel A.
    Da cuenta claramente de lo que está pasando en el «País del Norte».
    ¿Seguirá tal cual esa democracia?

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl