«La violencia debe ser desterrada de la vida nacional… esto no se resuelve con respuestas técnicas, burocráticas ni policiales por sí solas, todas las expresiones de violencia que vivimos, tienen un origen político, social, cultural , sociológico y, sus respuestas pasan por propuestas que apunten a  cambios culturales, cambios conductuales y planes integrales de salud mental para la ciudadanía. Los profesionales del área, las universidades, las instituciones todas y el estado deben hacerse cargo del tema, con autocrítica y real compromiso con el tema.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

ADAPTARSE A LA NUEVA REALIDAD

Miguel Ángel San Martín

Periodista. Especial para La Ventana Ciudadana, desde Madrid, España.

Las noticias que están provocando mayor atención y preocupación de la gente, se refieren en su gran mayoría a acciones violentas que se producen en nuestra vida cotidiana. Las reacciones de muchas personas ante situaciones medianamente críticas son desmesuradas, la acción de niños y jóvenes estudiantes frente a sus compañeros también son desproporcionadas…Hasta los delincuentes están actuando con una violencia inusitada

En fin, se podría seguir en el listado, pero la idea queda clara: estamos viviendo momentos de tensión incontrolada, estados de ánimo extraños, mal humor, gestos agresivos. Ante tal situación, los que saben de estos temas acercan respuestas señalando a la pandemia que nos afecta desde hace dos años, como la principal culpable..

El hecho de estar confinados durante largo tiempo en nuestras respectivas casas, muchas veces solos, nos provoca un estrés incontrolado. Vivir una pandemia causada por un virus desconocido, que provoca muertes por centenares, también nos lleva a situaciones de pánico generalizado. Conocer situaciones de despidos en los trabajos, abusos en los comercios, altercados sin sentido en las calles, todo eso nos provoca un estado de ánimo irritable, agresivo e incontrolado.

Mucho nos advirtieron al comienzo de esta pandemia de que nuestra vida en común nos iba a cambiar algunos hábitos, nos iba a alterar nuestras costumbres. Y así ha sido.

Vamos saliendo de las restricciones poco a poco, gracias al descubrimiento de vacunas efectivas que nos disminuyen los efectos del virus maligno.  O sea, los contagios ya son menos graves que al comienzo, si estamos vacunados. Sin embargo, aún persiste la angustia, el temor y el nerviosismo.

Sabemos que no vamos a morir si tomamos las prevenciones correspondientes. Podemos contagiarnos, pero no vamos a morir, siempre y cuando estemos vacunados o no suframos alguna patología grave de otro signo. O sea, el que no se cuida puede contagiarse con el Covid 19. El que no se vacuna, el que es un negacionista contumaz, puede fallecer.  Por lo tanto, es una necesidad imperiosa como sociedad, adoptar las medidas de prevención que recomiendan los expertos.

No es difícil adaptarse a la nueva situación. Es una acción de responsabilidad social. Pero, a la vez, es responsabilidad individual el cuidarse, asumir la nueva realidad y tener presente que lo hacemos como una tarea solidaria.

Sabemos que la carga emocional que nos abruma, es grande. Estamos conscientes de que existe un cambio en nuestra forma de vida y que debemos adaptarnos con rapidez y eficacia. Y también estamos claros de que estos cambios nos afectan psicológicamente. Por lo mismo, como somos seres inteligentes, apelamos justamente a eso para poder salir adelante con el menor trauma posible.

En las escuelas, en los barrios y en las calles, nuestra conducta debemos manejarla con tranquilidad y respeto. Tranquilidad al enfrentar situaciones nuevas y respeto por los demás, por quienes circulan por nuestro entorno y que están  haciendo esfuerzos similares a los nuestros.

Estamos viviendo una nueva forma de convivencia y es necesario adaptarse a ella. Cada cual jugando su papel. Será la forma de sobrellevar esta situación en la forma más positiva posible, teniendo la certeza de que seremos capaces de superar este momento de dificultad provocada por un virus extraño y, a la vez, alcanzar la tranquilidad que necesitamos para conseguir la anhelada felicidad.    

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl