Urgente, la humanidad merece y necesita vivir mejor!
Indispensable y, tambien urgente, cambiar el modelo de desarrollo ultra capitalista por una más integralmente humano y solidario!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

CULTIVAR AL CIUDADANO

Fernando Arriagada Cortés

Investigador y escritor.

Una de las diferencias entre un ser humano y otro ser vivo, es su capacidad de ir socializándose, es decir, adquiriendo hábitos, costumbres, valores que se los entrega principalmente la familia y la fe. Más tarde, cuando inicia su vida escolar, recibe esencialmente instrucción y aprende a leer, escribir, operaciones de matemática elemental, rudimentos de arte y, en definitiva, una capacitación básica que le permitirá ir avanzando en pos de una especialización que le certificarán con un título que lo habilitará como especialista de algo para servir a la sociedad y recibir una retribución económica para que pueda desarrollar mejor su vida. Es tarea importante perfeccionarse para ser mejor, para su plena realización y así pueda encontrar su pareja, formar su familia y en definitiva, seguir la tradición que esta sociedad espera de sus nuevas generaciones.

Estimo que el cultivo del espíritu es una tarea permanente y la familia en conjunto con la educación solo le entregan lo indispensable y hasta menos, para desarrollar su persona. La familia entrega valores que la sociedad debiera reforzar en el sistema educacional que debe instruirlo, pero el tema cultural es mucho más que valores e instrucción. Es el título de esta crónica, tal como lo hacen nuestros agricultores que cultivan la tierra para así, después de un trabajo intenso y repetitivo, logran cosechar los frutos que son proporcionales al esfuerzo de su trabajo, de su preocupación y perseverancia.

Si nuestros agricultores ponen tanto empeño en trabajar la tierra, con mayor razón deberemos cultivar nuestro espíritu, nuestro intelecto, reforzar nuestros valores, servir de buen ejemplo a nuestra familia y amistades como la lealtad, la justicia, la honradez, la honestidad, verdad, amistad, y mucho más. Otro tanto debiera ocurrir con la llamada inteligencia, la que debemos cultivar, reforzando lo aprendido en la escuela, aumentándolo con nuestros conocimientos y experiencias de la vida diaria, hacer un esfuerzo por tener una visión mejorada de la vida, de la educación, de la fe, de la política, conociendo los diversos sistemas que nos rigen como el económico de libre mercado, la globalización, la tecnología, la preocupación medioambiental y tantos más que nos tendría a todos ocupados y, de paso, aumentaría nuestros conocimientos para así tener buena conversación, por ejemplo, como dirían nuestros abuelos o una cultura general.

Qué triste es encontrar personas que poco o nada se han preocupado por estos temas, y se están quedando en el pasado de un mundo que marcha cada día más veloz rumbo a otros derroteros. Es muy importante salir de la ignorancia y el pecado, dos estados naturales del ser humano y que tanto les puede perjudicar. Por el contrario, interesarse por actividades enriquecedoras del espíritu como aprender, cultivar alguna activad artística como cantar, bailar, leer, deportes, artesanías y tantas otras, ayudan a mejorar la vida y esta nos lleva a sentirnos mejor con nosotros mismos, a ser agradecidos de la vida, a relativizar lo material, a forjar buenas amistades. Y lo pueden hacer personas de todas las edades, sin otro afán que su propio interés. ¿Cuántas personas me cuentan con nostalgia y hasta pena que cuando niños o jóvenes aprendieron destrezas físicas o manuales que, con el paso del tiempo, fueron quedando atrás y hoy son un melancólico recuerdo? La rutina de la vida hizo el resto.

Por lo anterior, amigo lector, la invitación es cordial a preocuparse, en tiempos de pandemia, de retomar esos juveniles quehaceres que tanto bien le hicieron, enseñarle a sus hijos y nietos, o atreverse a empezar alguno en la actualidad. Así, nuestra vida tendría un sentido más positivo y usted mismo se autoregalaría vida, entretención, alegría en un amable compartir sus nuevas destrezas. Hágalo, salga de la rutina, atrévase a cambiar su vida. La invitación está hecha.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl