El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.
Votacion elecciones, urna

DC, DOMICILIO CONOCIDO

Pedro Vera Castillo

Académico Universidad de Concepción. Ex Presidente Federación Gremial de Académicos UdeC. Ex Presidente Asamblea de la Civilidad Concepción.

A pocos días de la elección presidencial, parlamentaria y de gobiernos regionales, es importante que, especialmente, los candidatos presidenciales mantengan la serenidad y se esfuercen legítimamente por realizar un proceso de educación ciudadana explicando su visión de Chile en el largo plazo y dando a conocer sus principales propuestas contenidas en sus programas o en sus “compendios”.

En el caso de la candidata Carolina Goic ha sido destacable su esfuerzo por mantenerse en el campo de las propuestas, en particular para regiones, y, al mismo tiempo, mantener claridad, más allá de los intercambios propios de quienes están en competencia, para no perder el norte y las grandes orientaciones de la DC.

Frente al nerviosismo y la incoherencia de algunos analistas y líderes históricos e importantes del partido que proclaman un inminente conflicto grave en la DC a la hora del balance y de enfrentar la segunda vuelta, al mismo tiempo que evocan con nostalgia los grandes éxitos de la Concertación, nuestra Candidata ha señalado con total claridad que “el domicilio político de la DC es la centro izquierda y de ahí no nos moveremos, no somos la derecha”. Es importante destacar este planteamiento hecho con toda la solemnidad que merecen las Juntas Nacionales de nuestro Partido.

No existe pues, posibilidad alguna de votar por el candidato de la derecha sin traicionar los principios del Partido.

Recordemos a este respecto solamente la elección del camarada Eduardo Frei Montalva quien señaló con claridad y firmeza que no eran soberbia, “ni por un millón de votos cambiaré mi programa”.

Repasemos los grandes hitos de su gobierno.

Independencia en política exterior e integración latinoamericana; recuperación gradual de las riquezas básicas mineras, en particular con la Chilenización del Cobre que abrió espacio para su posterior nacionalización; Sindicalización campesina y reforma agraria; Alfabetización, ley de Guarderías Infantiles y reforma educacional; Promoción y organización popular; y podríamos seguir.

Por supuesto que hay espacio para criticar y disentir de aspectos de su gobierno pero nos parece oportuno recordarlo ya que su programa que quería imponer “la Revolución en libertad” nos habla de un domicilio muy lejano de la derecha.

Somos herederos de los jóvenes que rompieron con el tronco conservador para dar origen a la Falange Nacional señalando claramente, “somos una cruzada que pretende instalar en Chile un orden nuevo”.

Por supuesto que en el contexto de la confrontación internacional que presagiaba la II Guerra Mundial, situaban el proyecto de la Falange “más allá de izquierdas y derechas”. Pero nunca en la derecha.

Claro, las realidades han cambiado y cambiaron en Chile para peor durante los 17 años de la dictadura de los cuales salimos, principalmente, con la unidad de quienes defendíamos la vigencia de los derechos humanos y denunciábamos las atrocidades del régimen. Es decir la DC y la izquierda sin exclusiones y lo sabemos bien quienes trabajamos en defensa de la autonomía de las universidades y de la dignidad de los universitarios.

Es claro que para avanzar a una sociedad menos consumista, menos individualista, más comunitaria y más inclusiva ésta unidad sigue siendo necesaria.

Claramente, al decir que nuestro domicilio está en la centro izquierda, damos contenido a nuestro trabajo político y a la visión del Chile que soñamos.

Ello obliga a nuestros socios a hacer lo mismo. Como DC digamos claramente que no somos anticomunistas, nunca lo hemos sido, y ellos son los primeros que debieran reconocerlo. Ojalá que no se instale en nuestros militantes históricos este argumento que es contrario a nuestra historia y nuestro testimonio en la política chilena y que nuestra Candidata mantenga claridad en este punto crucial.

Al enfrentar unidos la segunda vuelta, por supuesto, que tendremos derecho a exigir coherencia y, en particular, hacer de la vigencia de los derechos humanos, en todas partes, independientemente de los gobiernos de turno, una prioridad esencial e intransable de nuestra política internacional para trabajar por un mundo mejor. Estoy seguro que los militantes del PC entenderán la necesidad histórica de coincidir en este punto.

Llegó el momento, por el bien de Chile,  de que todos, y no sólo la DC, reconozcamos nuestro domicilio en la centroizquierda.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl