El orgullo en exceso, como forma de vida, da paso a la arrogancia, esta es , sin lugar a dudas un elemento contaminante en las relaciones humanas y en las comunicaciones. ...pero además, ¡¡¡ contribuyen a la soledad y generan enajenación social!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

DE ECONOMISTAS, CRECIMIENTO Y SOSTENIBILIDAD

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

Mientras el tigre no puede dejar de ser tigre, no  puede destigrarse,
el hombre vive en riesgo permanente de deshumanizarse
.  
José Ortega y Gasset.

Los discursos no cambian un ápice. La gran mayoría de los economistas chilenos, que a mi juicio tienen más tribuna en los medios de la que merecen, nos siguen transmitiendo sus mensajes, bastante anodinos, que informan de modo simplista sobre lo que debe suceder con la ‘economía’ para que alguna vez Chile se desarrolle: aumentar su tasa de crecimiento y el PIB, para así, con los mayores ingresos que vamos a obtener, se pueda repartir algo más dinerillo por el “método del chorreo” hacia los que están más abajo en la pirámide social para ir emparejando la cancha.

Esa seguiría siendo la solución según ellos, sustentada por gran mayoría. Hay un pero pues habrán de saber que no es así de tan simple la ecuación ya que el planeta real, el maravilloso y raro planeta Tierra,  el planeta vivo que contiene minerales, agua, aire, animales, plantas y mamíferos no humanos, humanos y ‘humanoides’, se rige y funciona más de acuerdo con las leyes de la biología, de la física y de la química, que con las leyes de la economía.

Y si es así, se deberá entender que el concepto de ‘crecimiento económico’ conlleva una trampa: tiene límites, que como ya lo hemos explicado en otros artículos, indica que  no puede seguir hasta el infinito pues sería in-sostenible. Entonces debemos preguntarnos ¿si es así, como lo es, será cuerdo seguir insistiendo con esa receta que está llevando al colapso a la humanidad?, ¿vamos a seguir con esto, por comodidad mental, hasta  reventar, esperando que el planeta se des-haga de nosotros los humanos, la gran plaga?

Para buscar respuesta, creo que antes debemos preguntarnos, ¿No será ya el momento de adoptar el modelo de desarrollo en el que no quepa el término ‘crecimiento’ y si incluya el concepto de ‘desarrollo sostenible’? Y no estoy hablando del manoseado, hipócrita y mal aplicado ‘eslogan de desarrollo sustentable’, que vemos en los medios, la publicidad y en empresas de todo tipo para ‘dorar la píldora’ y confundir a los incautos, para que todo siga igual y crean que todo lo que dicen es sustentable.

Comparemos ahora dos versiones de definición, fundamentales para que se comprenda más fácilmente el significado de Desarrollo Sostenible, pero sostenible de verdad.

Definición del documento “Nuestro futuro en común”:  

“Desarrollo sostenible es  aquel que satisface las necesidades del presente, sin poner en riesgo la posibilidad de satisfacer las necesidades de las generaciones futuras.”

Esta definición apareció por primera vez en el Informe Brundtland,  de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, de la ONU, en 1987 [1]. Parece aceptable pero, si lo analizamos a fondo se hace evidente que es una definición incompleta, limitada y bastante injusta: es una definición antropocéntrica pues se enfoca solo en los humanos [2].

Definición ampliada:

Posteriormente se mejoró esta definición integrando los tres pilares de la sostenibilidad: el medioambiente, la sociedad y la economía. La nueva definición incorpora estos tres factores los que para cumplir con la sostenibilidad  deben operar en equilibrio y armonía. También esto encierra un gran problema pues considera a los tres factores con exactamente el mismo peso específico e importancia. La falacia está en que no existe posibilidad se lograr sostenibilidad social y económica si no se consideran enmarcadas dentro de la realidad sostenible en los límites del planeta Tierra. Imaginemos los tres factores conformando una esfera en este orden: la capa externa es el medioambiente/ biósfera, la capa intermedia las sociedades humanas, y el núcleo el sistema económico. Esto nos indica que si colapsa la economía, la sociedad se afecta pero no desaparece (como van las cosas si los humanos desapareciésemos de la faz de la Tierra, el medioambiente se vería muy beneficiado). Si el medioambiente colapsa, con él colapsa la sociedad y, por ende, la economía. [3]

Definición de Fritjof Capra:

“La sostenibilidad consiste en desarrollar las comunidades humanas de manera que su estilo de vida, sus negocios, sus estructuras físicas y su tecnología no interfieran con la capacidad inherente de la Naturaleza de generar y sostener la vida en el planeta.”

Esta tercera definición de sostenibilidad, a juicio de los ambientalistas la mejor, fue propuesta por el físico austríaco Fritjof Capra, y en ella la responsabilidad de no interferir está puesta en los humanos. Es difícil de cumplir, claro está, pero se presenta como ineludible.

El sistema o modelo de ‘desarrollo con crecimiento’ que tenemos montado actualmente, interfiere fuertemente con la Naturaleza y su capacidad de generar y sostener vida en la Tierra, al punto de exterminar especies animales y destruir ecosistemas. Las únicas sociedades que cumplen con la sostenibilidad, según la tercera definición, son aquellas que aún subsisten, y a duras penas, en el interior de las selvas tropicales y en las estepas y tundras boreales de Asia.

Volviendo a las preguntas iniciales, nos guste o no, es insoslayable que debemos optar por un nuevo modelo de desarrollo sostenible que cumpla cabalmente con la definición de F. Capra. Como lo hemos tratado en otros artículos de este semanario, este modelo debe considerar los conceptos de la ‘economía a escala humana’, es decir, economía-humanismo-ecología, integrados y hermanados.

Por último, para poder aplicar un nuevo modelo de desarrollo de acuerdo a los conceptos aquí esbozados, es necesario e impostergable un cambio radical en el actual modelo socio-económico.

Fuente de imagen:
http://esferaviva.com/un-viaje-de-vida-hacia-la-sostenibilidad/

Referencias:

[1] http://www.onu.cl/es/sample-page/odm-en-chile/
[2] 10 Pasos para Salvar el Planeta, Mariana Matija, Ed. Planeta, 2019
[3]  Ibidem

Otras lecturas:

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl