Ciudades Sustentables... Una necesidad Urgente en el camino del desarrollo Integral del Ser Humano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Editorial: Siempre hay que hacer las tareas.

Equipo La Ventana ciudadana

Periodismo ciudadano.

La historia nos ofrece una amplia  gama que muestra  las variadas  formas en que la humanidad ha resuelto el problema de la génesis  del poder en los diversos grupos sociales. Hurgando en sus vericuetos, es posible encontrar innumerables respuestas que han ido desde la autoridad del más anciano hasta la del más fuerte; desde los lazos hereditarios hasta la supuesta intervención de los dioses en la designación de quien ejerce la autoridad.

La Grecia clásica intuyó que aquel que en  un momento dado asumía el mando de una determinada comunidad, lo hacía por la voluntad, el querer o la mera  tolerancia de sus semejantes. Esta concepción del “gobierno de la polis” (aunque limitada, por supuesto, ya que excluía a las mujeres y a los esclavos cerrándoles las puertas a su derecho a la participación) resucitó  muchos siglos más tarde con el liberalismo político que, junto con reconocer los derechos individuales echó las bases de la democracia como sistema político.

Aunque en los tiempos modernos esta manera de generar y ejercer el poder ha sufrido los embates sin escrúpulos de los autócratas;  de partidos políticos y de personajillos que se sienten con el derecho de representar para siempre a los ciudadanos  concebidos como súbditos incapaces de pensar por sí mismos y de resolver,  autodefiniéndose como “democracias populares”; de grupos económicos que han considerado legítima la compra y sumisión de las conciencias; a pesar de todo esto, la democracia sigue manteniendo  una vigencia indubitada.

Sería absurdo negar o silenciar las graves falencias que,  al día de hoy,  muestran  los  sistemas democráticos,   pero asimismo sería inconcebible que los ciudadanos no fuésemos capaces de recuperar su dignidad precisamente a través del ejercicio de nuestros derechos.

Ante todo, para un atinado análisis, debe dejarse debida constancia de un hecho: las diferencias existentes entre el régimen electoral antiguo, de inscripción voluntaria y sufragio obligatorio, y el nuevo régimen, de inscripción general automática y sufragio voluntario, no son  del nivel con que habitualmente se las presenta. En el régimen antiguo, los “no inscritos” eran, por así decirlo, “abstinentes”, es decir  ciudadanos que no mostraban interés en concurrir a votar. En el nuevo régimen, lo que ha  sucedido es que esa realidad oculta se ha transparentado y ha salido a la luz. Ya llegará el momento de trabajar en un análisis de los datos históricos correspondientes. Sin embargo, no puede ni debe ocultarse, porque es algo que se respira en el ambiente, que  en la masa ciudadana existe un claro desinterés por “la política”, una  notoria desafección que se observa por doquier. Como ejemplo, basta con mirar los procesos de elecciones  universitarias en los cuales la participación  estudiantil alcanza niveles ínfimos.

Diversas razones podrían explicar lo que sucede. La imagen negativa no solo surge de la crítica generalizada a quienes actúan en este campo (individual, colectiva e institucionalmente), ya sea por los altos niveles de corrupción que se han hecho públicos, ya sea por la grave pérdida de su naturaleza que han sufrido los partidos políticos, ya sea por el “yoyoísmo” de los representantes y su afán de perpetuación en poder por sí mismos o a través de su parentela, ya sea por la falta de capacidad para responder a los requerimientos de la comunidad, ya sea por esa sensación  de que el sufragio de cada uno carece de importancia.

Tras lo señalado, y otras muchas explicaciones que podrían darse, hay sin duda un problema cultural que se refleja en dos ámbitos. Uno, es que estamos viviendo en una sociedad marcada por el sello del individualismo, en una sociedad a la que poco le importan los problemas de los otros, en que cada día, desde la familia y la escuela, se nos educa para tener bienes y lograr éxitos personales sin que importen ni  los medios que utilicemos para alcanzarlos ni las  carencias de los demás. Otro, es que nos hemos acostumbrado a sobrevivir reclamando derechos sin asumir las correlativas responsabilidades,  ya que así nos forma la familia, el colegio, la universidad, los medios de comunicación,  y nuestros conductores políticos.

El 19 de noviembre próximo corresponderá renovar el mandato de nuestras más importantes autoridades. El deber obvio es el de concurrir a votar. Es inaceptable moralmente la abstención ya que solo expresa apatía, negligencia, falta de compromiso. Si la carta de los candidatos no nos satisface, concurramos a votar y votemos en blanco, Si la abstención nada expresa ya que carece de sentido en sí misma, el voto blanco o conscientemente anulado, por el contrario, manifiesta una voluntad deliberada de condena, de rechazo, de insatisfacción.

Para  1988, una enorme cantidad de hombres y mujeres, y sobre todo de jóvenes, tomó la determinación de inscribirse y de concurrir a  las urnas, simplemente porque querían cambiar el curso de la historia. Si hoy se quiere contribuir a la construcción de una sociedad más justa, más inclusiva, más solidaria, es bueno que asumamos nuestras responsabilidades, por ahora cumpliendo esa mínima obligación. Luego, vendrá la hora de pedir cuentas a quienes corresponda.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Editorial: Siempre hay que hacer las tareas.

  1. http://www.latercera.com/noticia/jp-morgan-ha-aumentado-opcion-pinera-gane-primera-vuelta/
    “JP Morgan: ‘Ha aumentado’ opción de que Piñera gane en primera vuelta”.
    1. Esto no es más ni menos que manifestación de los intereses del JP Morgan. La coalición del gobierno oligarca encabezado por Piñera perdió estrepitosamente la presidencial y presidencial de en 2013 y la municipal en 2016. Tanto fue así que una semana más tarde de esta última (29-10-16) el mismísimo Piñera confesó a El Mercurio que “Hoy día me llegó un informe… que simula qué pasaría con la elección de senadores si se repitiera la misma votación que se obtuvo en concejales y la verdad es que si bien dimos un gran paso el domingo pasado, esto nos lleva a una minoría en ambas cámaras”.
    2. Hoy el JP Morgan suma un titular al empeño oligarca por recuperar el gobierno para, contra los más de cinco millones de asalariados que componen la fuerza de trabajo ocupada del país, hacer retroceder, como ha amenazado, las reformas Tributaria, Educacional y Laboral materializadas por el gobierno de la presidenta Bachelet.
    3. Por su parte, dichos asalariados y, como desde 1938, todas las fuerzas democrático-populares del país pueden y deben lograr que a segunda vuelta pase la postulación de Carolina Goic, presidenta del Partido Demócrata Cristiano, única que de acuerdo a los datos electorales –no las encuestas- puede alcanzar la victoria para continuar adelante con la democratización del país.
    ¡A votar por Carolina Goic en primera vuelta!

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl