«Aquellos o aquellas que creen que la política se desarrolla través del espectáculo o del escándalo o que la ven como una empresa familiar hereditaria, están traicionando a la ciudadanía que espera de sus líderes capacidad y generosidad para dar solución efectiva sus problemas.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL CAMBIO CLIMATICO Y EL NEGACIONISMO

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.
Son negacionistas aquellas personas, generalmente del mundo del poder (y la política) y la economía, que niegan todo lo que dice relación con las verdaderas causas que hay detrás del cambio climático la crisis mundial (y el consecuente colapso) que está provocando: el crecimiento.
Para ellos, las sequías, las crecidas, las lluvias torrenciales que descargan el agua en horas lo que normalmente caía en meses, las consecuentes riadas que arrasan con ciudades y pueblos enteros, como asimismo los terribles incendios forestales que están acaeciendo a diario en todo el planeta, se deben solo a ciclos naturales astrales periódicos que siempre han sucedido a lo largo de los siglos y milenios.
Sin embargo, el planeta jamás había sufrido aumentos de temperatura tan grandes como los acumulados de los últimos 150 años. Y ello se debe a las malas acciones antrópicas.

¿Qué está pasando en todo el mundo?

Pues pérdidas de cosechas en muchos lugares y en todas las latitudes, entre empobrecimiento de suelos, sequías sin fin y catastróficas inundaciones que se producen en el mundo entero. Los fenómenos extremos se suceden cada vez con mayor intensidad; asimismo, los extensos e imparables incendios forestales arrasan bosques y ciudades; las intensas granizadas -con granizos del tamaño de una naranja o mayores-, son ahora frecuentes en lugares en que casi no se conocían. Los océanos alcanzan altas temperaturas superficiales y subsuperficiales completamente fuera de lo normal. Todos estos fenómenos tienen perpleja a la comunidad científica mundial.

“Hasta este mes de julio de 2023, el día más caluroso jamás registrado se produjo en 2016, con 16,92ºC de temperatura media en todo el planeta. El lunes 3 de julio esa cifra fue superada (17,01ºC) pero se trató solo de un breve récord, que duró exactamente un día. El 4 y el 5 de julio el registro fue pulverizado por un nuevo récord que se repitió:17,18ºC, y el 06.07 otro más: 17,23ºC” [1]. Durante los días siguientes -hasta el 13.06-, la temperatura se ha mantenido por sobre el récord anterior, por ¡¡once días seguidos!! [1]. Y siguen batiéndose récords.

Otro gráfico muy elocuente -que se desarrollaba en un amplio despliegue vertical y que ya no está disponible en la Web- es el que se mostraba en el siguiente enlace:

https://theoldreader.com/profile/5141a247bd92797f8a0012f2

Para que puedan extrapolar mentalmente, por lo menos, lo que pasó en el periodo intermedio entre el principio y el final del gráfico, a continuación, se muestran sus extremos:


Los sucesos son tan graves, evidentes y recurrentes que ya nadie puede negar el cambio climático. Sin embargo, demasiada gente no comprende aún ni la urgencia ni la gravedad del asunto, debido al poco trabajo de pedagogía realizado por los grandes medios de comunicación, que no le otorgan al tema la importancia y urgencia que tiene.

Ante la oleada de fenómenos abruptos (y en los próximos meses veremos todavía unos cuantos más) las intentonas de desviar el debate climático van siendo más sutiles y elaboradas. Los negacionistas tratan de desviar la atención pública insinuando falsedades con conceptos evasivos como: “no estamos seguros de las causas”, “son ciclos naturales”, y otros sinsentidos por el estilo.

Por desgracia, estas interesadas argumentaciones las encontramos en todo el espectro político, desde la cada vez más notoria (pesudo)izquierda, hasta la derecha y la ultraderecha. Se leen y se oyen, a modo de ejemplo, conceptos falaces como estos: “Una cosa es que haya cambio climático, y otra cosa es que sea antrópico, o sea, causado por los humanos” o, “el cambio climático ha existido desde tiempos pretéritos”, “las glaciaciones y desglaciaciones son períodos que han existido siempre”. Es muy probable que quienes propagan esas atrabiliarias opiniones ni siquiera sepan la diferencia entre los conceptos de calor y temperatura.

En la encrucijada en que nos encontramos, con discusiones bizantinas entre la ciencia y pseudociencia, debemos poner oídos a los que nos ha dicho Carlos Taibo en sus numerosas entrevistas [3] y conferencias: “usemos el poco tiempo que nos está quedando para ganarle la batalla a los intereses económicos de los partidarios del crecimiento y diseñar un modo de vida y desarrollo más frugal y natural que será indispensable para la etapa de ‘post colapso’.

O le hacemos caso o vamos a pagarlo muy caro durante los próximos siglos, o incluso, en las próximas décadas.

FUENTE DE FIGURA:

https://ctxt.es/es/20230701/Firmas/43502/Juan-Bordera-Fernando-Valladares-Antonio-Turiel-cambio-climatico-negacionismo-crisis-ecologica.htm

REFERENCIAS:

[1] https://ctxt.es/es/20230701/Firmas/43502/Juan-Bordera-Fernando-Valladares-Antonio-Turiel-cambio-climatico-negacionismo-crisis-ecologica.htm

[2] https://laventanaciudadana.cl/pre-colapso-colapso-y-post-colapso/

[3] https://youtu.be/TnoPzLRhnpk

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl