Esta ventanaciudadana, necesita y pretende, interpretar los intereses generales de la nación, los intereses de la ciudadanía...para ello, invitamos a nuestros lectores a participar activamente de esta experiencia, dialogando con nuestros colaboradores autores de los artículos publicados semanalmente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Estado de California Combate aTrump ( II )

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

En la segunda parte de este tema, les puedo señalar que los oficiales públicos del Estado de California apoyan al Abogado General Xavier Becerra, y así se lo han hecho ver  a Donald John Trump y a su Gabinete.

Continuando con lo indicado la semana pasada, puntualizamos lo siguiente:

  1. c) La aceptación, no mucho tiempo después que Jeff Sessions le urgiera a los abogados federales demandantes presentar los cargos más fuertes posibles, contra los sospechosos de haber cometido crímenes, de una ley rechazando el aumento de una sentencia a raíz de una convicción previa sobre el uso de drogas. Ese aumento en las sentencias, en 3 años por cada condena  previa, le apunta directamente en contra de los acusados de bajos ingresos, quienes son los más fuertemente afectados por la Guerra Contra Las Drogas, que es muy difícil de evadir.

 

  1. d) El rechazo del Secretario del Estado de California, Alex Padilla, conjuntamente con muchos otros Secretarios de Estado, de proveerle información a la comisión de elección fraudulenta solicitada por Trump. Cumpliendo con esto, Alex Padilla dijo: “Eso solamente serviría para legitimar las falsas y ya desenmascaradas exigencias masivas de un fraude de los sufragantes, hechas por el presidente, el vice presidente, y el Secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, quien tiene una larga historia de patrocinar reglamentos discriminatorios contra los inmigrantes, incluyendo suprimir el derecho a los votantes, como también leyes con perfiles raciales”. La comisión del fraude electoral ya ha sido cancelada, pero la administración de Trump aparentemente planifica continuar persiguiendo sus metas a través del Departamento de Seguridad Nacional.

Y, como muchos otros Estados del país, las personas que protestan en California, muchos de ellos con historias enternecedoras sobre sus niños crónicamente enfermos, o sus padres ancianos, llenan las reuniones municipales de miembros republicanos, aquellos que tienen el coraje de asistir, los que votaron para cancelar la Ley del Cuidado de Salud Asequible, y fueron acribillados con preguntas en esas reuniones.  Al sur del Estado de California, los liberales organizaron “reuniones municipales” para los Representantes Ed Royce, Duncan Hunter, y otros miembros republicanos, quienes no se presentaron.  Los miembros demócratas del Congreso aprovecharon de llenar las “sillas vacías”, lo que se transformó en una reunión muy estratégica.

La parodia republicana de la nueva ley sobre el pago de las contribuciones, la que trata de las deducciones de los impuestos estatales y municipales a un nivel de $10.000 dólares, le dará fuerte a los Estados con un impuesto alto, como es California, lo que se cree ha sido hecho a propósito.  Pero al menos que haya suficientes californianos que sientan la severa pinchada, el gran dolor de cabeza para los republicanos en California, que muchos de ellos representan distritos con una gran población latinoamericana, será cuando Trump elimine el programa de Acción Diferida Por La Llegada De Los Infantes (DACA, siglas en Inglés), el que les permite a los inmigrantes indocumentados en el país, y que trajeron a sus niños a esta nación, quienes han crecido y estudiado en este país, y muchos de ellos han comenzado a trabajar.  Un gran número de estos jóvenes llamados los “Soñadores” (Dreamers), se encuentran al comienzo de unas prometidas carreras profesionales.  Donald John Trump retiró el trabajo de seguir con DACA, y le ha indicado al Congreso que tienen hasta este mes de Marzo del 2018, para cancelar este programa.

La reacción a la decisión de Trump contra DACA no se dejó esperar.  Quince Estados inmediatamente demandaron  parar esa decisión, indicando, dentro de otras cosas, que eso era una nueva agresión  dentro de  lo que Trump ha llamado “Los Hombres Malos”, al atacar a los inmigrantes mexicanos durante su campaña presidencial.  La Universidad de California puso su propia demanda judicial.  Por el ataque de Trump a DACA, la demanda universitaria indica: “Los “Soñadores” encaran una expulsión del único país que ellos conocen como su casa, basado  nada más que en un capricho ejecutivo irracional.  La Universidad encara la pérdida vital de miembros de su comunidad, estudiantes y empleados.  Es difícil poder imaginarse una decisión sin razón, pero con mucho daño, o simplemente tomada sin el mínimo cuidado”.

Ahora agreguen a la lista, las cartas enviadas en representación de los legisladores estatales, por los abogados demócratas, a Jeff Sessions, y a John Kelly, que es el jefe del personal en la Casa Blanca, quien fue el Secretario de la Seguridad Nacional.  Ambas personas, también habían rechazado la nominación de la Jefa de Justicia de California, Tani Cantil-Sakauye, quien exigía que los agentes federales de inmigración dejaran de “ir a las cortes judiciales y arrestar inmigrantes indocumentados procesados por faltas menores”.  Ella dijo que esas medidas “no solamente comprometen nuestros valores morales y la justicia, sino que también le socava la habilidad judicial para proveer un acceso de igualdad a la justicia estadounidense”.

La falta de popularidad de Donald John Trump, que apunta tanto a él como persona como a las  leyes que trata de imponer, hace aumentar el número de Latinos sufragantes en este país, en rechazar la re-elección de candidatos republicanos en California.  Después de la celebración del Año Nuevo 2018, dos posibles candidatos anunciaron que no volverían a intentarlo en la política estatal el próximo Noviembre.  Uno de ellos es Darrell Issa, que su prioridad durante la administración de Barack Obama fue de acusarlo de hacer las cosas equivocadas, sin presentar evidencias concretas, y que fue reelecto en el 2016 con una diferencia menor 1%; el otro es Ed Royce.  Los demócratas ya tienen en la lista para sacarlos de sus puestos a 5 otros republicanos, que al apoyar todo lo que hace Trump, no son de sus agrados.  Ellos son: Jeff Denham, David Valadro, Steve Knight, Dana Rohrabacher, y Mimi Walters.  Estos siete que serán reemplazados representan cerca de un tercio de las 24 sillas que necesitan los demócratas para tomar control de la Casa de Representantes, en la próxima elección de medio término en Noviembre.

A pesar de que ha habido embestidas hacia lo que una campaña  llamó “Calexit”, California nunca se separaría de los Estados Unidos de Norteamérica. Y ninguna medida estatal puede parar la ola de los arrestos y las deportaciones ejecutadas por ICE, lo que está generando un gran temor dentro de las personas indocumentadas y los cientos de miles de sus niños y otros miembros de sus familias, muchos de ellos ya ciudadanos de este país o residentes legales.  El Estado no puede parar las medidas tomadas por la administración presidencial a través de los reglamentos aplicados en todo, desde la protección de los consumidores a la administración bancaria, y la prohibición de la venta de agua en botellas de plástico en los Parques Nacionales.  No puede parar la idea nuclear de Trump, ni diezmar al Departamento Estatal de su desprecio arrogante ante la diplomacia.

Y todavía no hay un lugar que tenga un modelo con mayor esperanza para un futuro que el Estado de California.  A pesar de los recientes aumentos en los impuestos  y las leyes estrictas relacionadas con el medio ambiente, su economía ha sido superior al resto de la nación.  Entre los años 2012 y el 2017, California obtuvo sobre el 17% del crecimiento laboral en la nación.  En 2017 el crecimiento económico fue cerca del doble con relación al resto del país, y muchas veces en el mundo, en la energía progresiva y en la reducción per cápita del consumo de agua, en el combustible fósil, y otros recursos naturales;  en la creación de la tecnología del futuro;  y en la celebración de la riqueza cultural que produce la mezcla de la diversidad étnica.

Esto es parte de la historia del Estado de California.  La otra parte es su propia historia reciente.  En el año 1994 los sufragantes votaron en contra de la Proposición 187, una iniciativa que le habría negado todos los servicios públicos a los inmigrantes indocumentados, incluyendo la educación escolar, pues tuvieron presente  que los inmigrantes proveen la mayoría de la fuerza laboral en la agricultura del Estado y en los sectores de servicios.  California hoy protege a los inmigrantes, en su mayoría una población minoritaria, ya sea blancos, negros, latinos y asiáticos, lo que demuestra lo que realmente será este país en los próximos 25 años.

El gobernador de California, Jerry Brown, en una entrevista con el canal televisivo CBS, en Diciembre pasado dijo: “Hay más confianza aquí, hay menos temor, la gente está mirando hacia el futuro.  Ellos no están asustados, ni están guardando todo en su interior sin decir nada, tampoco están escapando a la realidad, ellos no están culpando a los inmigrantes mexicanos, tampoco culpan a los extranjeros.  Lo que tenemos es una gran dinámica.  Es una cultura en movimiento y no un miedo a la inseguridad económica”.

Las lecciones dadas por California, y los riesgos políticos de Trump y de los republicanos han tenido eco  en Estados como Carolina del Norte, donde apenas ganaron  por una minoría en el 2016.  Ese Estado ha mantenido un crecimiento increíble de la población latina en los últimos 20 años. Según el censo de 1990 había unos 77.000 latinoamericanos, pero en el censo del 2010 la comunidad latina ya había aumentado a 890.000,   colocándolo muy cerca de  California en cuanto al  crecimiento latino, como también en la base de alta tecnología, en su posición demográfica y en la política.

Esta tendencia demográfica enferma nacionalmente al partido republicano, ya que las acciones y la retórica de Trump son divisibles y han sido marcadas como definitivamente racistas.  Debido a alto número  de jóvenes latinos y asiáticos que están alcanzando una edad para sufragar políticamente, el margen de votos republicanos está disminuyendo, aun en Estados dominados por los republicanos, como Texas, Arizona y Georgia.  Mirando hacia el año 2020, cuando tendremos la próxima elección presidencial, no cabe mucha duda que tendremos un demócrata en la Casa Blanca nuevamente.

El futuro estadounidense, se dice que llegará primero a California. El Estado de resistencia a Trump y a los republicanos, y las realidades demográficas, políticas y económicas que le dan un ejemplo a tales fuerzas, que se espera se convierta en una resistencia a través del país, porque sus valores y sus logros sobrepasan los presentados por Donald John Trump, y como lo ha señalado Jerry Brown, la aprobación de un 55% a Trump, ha caído a un 38%, y los demócratas deben tener muy en cuenta estos resultados a nivel nacional, para realmente trabajar en favor de nuestra comunidad latina establecida en todo este país.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl