El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El ocaso de los brujos.

René Fuentealba Prado.

Quienes se dedican a la “encuestología” han sufrido duros golpes en el último tiempo. En diversos países del mundo, sus vaticinios no solo han sido desacertados sino que los resultados han sido tremendamente sorprendentes.  El plebiscito británico jamás previó una mayoría favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El plebiscito colombiano auguraba una fácil aprobación del acuerdo de paz suscrito entre el gobierno del presidente Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, pero el resultado fue negativo. Las encuestas estadounidenses,  que permanentemente anunciaron la victoria de Hillary Clinton y el control del Congreso por el Partido Demócrata, no acertaron en ninguno de estos aspectos. ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Los brujos se quedaron dormidos?

La “encuestología”, si bien claramente es una actividad que pertenece al campo de las ciencias sociales, en el último tiempo se la ha tratado de presentar como una nueva rama de las ciencias exactas. Con la complicidad de los grandes medios de comunicación,  los resultados son mostrados como una verdad revelada esquivándose todo elemento que pudiera cuestionarlos. Es curioso ver como importantes líderes del mundo político y económico, aceptan sin titubeos  lo que se les entrega y, en el peor de los casos, cuando  las cifras no les favorecen y son contrarias a sus intereses, se limitan a decir muy seriamente: “Yo no me guío por las encuestas”.

Un adecuado análisis del tema, debe abordar, a nuestro juicio, una serie de aspectos.

Por supuesto, un lugar preponderante ocupa la identificación de la empresa o centro de opinión que realiza el trabajo. Cada una de estas entidades tiene su corazoncito y, también,  su bolsillito. Las más reconocidas se mueven en un ámbito en el cual es fácil detectar sus relaciones y sus intereses. Por ejemplo, el Centro de Estudios Públicos (CEP) responde al gran empresariado sector que lo financia generosamente y que hace posible que sus estudios merezcan amplia cobertura en los medios  que controlan. Adimark, es propiedad de un dirigente político de alto nivel y que, además, está vinculado a  la alta banca. Cadem, por su lado, pertenece a Roberto Izikson, quien fue funcionario del Ministerio Secretaría General de Gobierno bajo el mandato de Sebastián Piñera, cargo que abandonó para irse a dirigir la campaña presidencial de Evelyn Matthei.

Otro aspecto relevante, es el de carácter metodológico, La determinación del “universo” de encuestados puede influir en el resultado final. Así, si la muestra asigna un 45% a mujeres y un 55% a varones, se está introduciendo un sesgo importante ya que, en el caso de Chile, un 51% de la población la constituyen mujeres. Si al efectuar la estratificación socio económica  se sobredimensiona, por ejemplo, el sector ABC1, se está influyendo en los resultados pues éste tiene muy definidas sus afinidades políticas. Si la encuesta recurre al teléfono fijo, al celular o a la entrevista “cara a cara”, se pone  en juego tanto la fiabilidad  como la exactitud de la muestra desde el punto de vista etario (jóvenes, adultos, adultos mayores) y  desde el ángulo urbano/ rural. El cuestionario debe posibilitar  el contrachequeo de las respuestas fundamentales, ya que se ha determinado que los encuestados tienen una tendencia natural a dar respuestas “políticamente correctas” aunque posteriormente, por  ejemplo al votar, se conducen de una manera diferente.

En un estudio acerca  de los trabajos de encuestas en el país, es posible determinar graves falencias teóricas, técnicas  e incluso éticas,  tales como el texto  de las preguntas,  redactado  de tal forma que resulta claro que tienen la intención manifiesta de inducir las respuestas; la no consideración de factores fundamentales como la abstención; la determinación unilateral y arbitraria de los personajes que son sometidos a evaluación; la evasión de temas tales como la colusión, la concentración del poder económico, financiero, comunicacional; etc.

Si a lo expuesto se suma el uso abusivo que los medios hacen de los resultados,  extrapolando conclusiones que no fluyen naturalmente de lo preguntado, resulta fácil concluir que las encuestas en Chile no constituyen instrumentos destinados a medir y a evaluar, sino que son utilizadas sistemáticamente para influenciar a la opinión pública y construir hechos políticos predeterminados.

En síntesis, el riesgo de que nos pasen gatos por liebres es muy, pero muy elevado.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en El ocaso de los brujos.

  1. El articulo relacionado con la “escapada” que se han dado los brujos, en sentido a las prevenciones socio-politicas nacionales e internacionales, el senor Fuentealba esta muy en lo cierto, que ya en Chile estan muy acostumbrados a darle a la ciudadania, gatos por liebre. Asi que la proxima vez que vayan a un restaurant, verifiquen muy bien lo que estan consumiendo.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl