La ciudadanía debe estar altamente participativa y comprometida con el proceso constituyente.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Enseñanzas de las elecciones

Miguel Ángel San Martín

Periodista. Especial para La Ventana Ciudadana, desde Madrid, España.

Especial para La Ventana Ciudadana
Desde Madrid,España.

Los resultados de las elecciones del pasado fin de semana han dejado enseñanzas muy positivas con respecto a este ejercicio democrático, con el fin de enfrentar con éxito las siguientes elecciones que aparecen en el calendario de este mismo año.

Fue un proceso cívico en medio de una pandemia mundial, peligrosa y mortal, que nos obligó a cambiar todos los estilos de campañas y que nos permite ahora valorar el verdadero sentido de la democracia que tenemos.

En primer lugar, los resultados altamente favorables a independientes de una izquierda todavía inédita, nos viene a decir que las causas del llamado “estallido social” de octubre del 2020, siguen presentes y movilizan a las grandes mayorías populares.

Las injusticias, las corrupciones, la aberrante inequidad, el sistema previsional vergonzante, que han proliferado en el marco de un sistema neoliberal ya caduco, han movilizado a los más vulnerables de la sociedad y han permitido emerger los nuevos liderazgos que ya figuran en el panorama de la política contingente nacional. 

Las triquiñuelas utilizadas para provocar mayor abstención del electorado, se volvieron en contra de quienes las idearon y utilizaron.  Por ejemplo, el no explicar qué significaban las nuevas elecciones de Gobernadores Regionales o de la Convención Constitucional; el tratar de impedir que se pusiera transporte gratuito para facilitar el voto campesino; el amedrentar con la pandemia, en circunstancias de que Chile es uno de los primeros países en vacunar a su población; el poner en duda la seguridad de las urnas durante la noche del sábado al domingo…En fin, todo eso y mucho más, lejos de disuadir, provocó la reacción adversa de una ciudadanía que dejó de ser inocente y sometida. Por el contrario, soy de la idea que fueron los propios seguidores de la derecha los que se abstuvieron, en un gesto de temor y crítica por una gestión gubernamental nefasta.

Creo en el voto voluntario, porque lo considero una opción válida para expresar una opinión, un anhelo, una creencia. El hecho de votar es la materialización de una  decisión personal, meditada y que es tomada en cuenta.

Por el contrario, la abstención es dejar en manos de otros una decisión que nos concierne a todos. La voluntariedad del voto es una forma de libertad, de participación en las grandes decisiones de un país. Y quienes no lo entiendan así, necesitan apoyo en cultura cívica para comprender lo que es una democracia participativa.

Otra enseñanza fundamental de los resultados electorales, es que la gestión gubernamental, la labor de las administraciones públicas, deben ser realizadas con todos y entre todos, con la participación abierta y generosa de la ciudadanía.  En el Gobierno, en un ejercicio autocrítico tardío, han reconocido que han actuado alejados de la gente, de espaldas a la ciudadanía.

Es importante, entonces, reconocer que la participación ciudadana debe ser abierta y permanente, canalizada para que siga los conductos que lleven las inquietudes y necesidades a los lugares donde se deciden las políticas generales. Se van a encontrar con la gran sorpresa de que, desde el seno mismo del pueblo, surgen novedosas ideas relacionadas con la solución de los grandes problemas ciudadanos, la vía más corta para enfrentar las urgencias de todos, y percibir con nitidez las prioridades de la población. Escuchando a la gente se descubren iniciativas acertadas, contundentes y, sobre todo, necesarias.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl