Los pueblos tienen los gobiernos que merecen... mientras son manipulados, pero pueden rectificar, cuando esos pueblos logran conciencia en sí!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Ha llegado una carta……..

Señor

Presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago

Don Juan Andrés Camus Camus,

Santiago de Chile.

Muy estimado Juan Andrés:

Ante todo, te pido disculpas por “tutearte” pero lo hago no por un abuso de confianza sino porque en el último tiempo he seguido tus opiniones y también tus silencios,  lo  que ha generado un importante grado de  cercanía mutua.

En verdad, yo no te conocía mayormente pues debo precisarte que no estudié en la Pontificia Universidad Católica,  así que, en general, no me he relacionado con el mundo de los grandes negocios y de las grandes inversiones.

En octubre de 2017, mientras me debatía en la  incertidumbre frente a las alternativas que planteaban   las elecciones presidenciales, Dios me iluminó y “vi la luz” a través de tus declaraciones: “Si no sale elegido Sebastián Piñera, la probabilidad de que tengamos un colapso en el precio de las acciones es alta”. Mis dudas se disiparon de inmediato pero debo confesar que, por una torpeza mía, me quedé con el título del diario de Vitacura y no reparé en que tú eras un generoso aportante de esa campaña por lo que, claramente, tenías conflicto de interés. Días más tarde, al clarificarse quienes pasaban a segunda vuelta, tu amigo Ignacio Cueto, presidente del directorio Latam Airlines, te respaldó declarando  que,  tras la candidatura de Sebastián Piñera, estaban en juego el éxito y la senda del crecimiento.

Durante seis meses, acepté el insistente argumento de la ministra Cecilia Pérez en cuánto a que todo lo malo que sucedía era culpa del gobierno anterior pero hoy han reaparecido mis titubeos e incertezas.

Como todavía no deseo pensionarme, con temor he visto que mis ahorros previsionales (que mantengo en los fondos más rentables y de mayor riesgo conformado por paquetes accionarios de las mejores empresas de Chile y el mundo, escogidos por asesores de alto nivel  seleccionados por mi AFP) han perdido en el año más de un 5%, o sea que de cuarenta años imponiendo he perdido dos como si hubiese estado sin trabajar.

Ahora tú, Juan Andrés, me sorprendes declarando que el desempeño del IPSA (Índice de Precios de las Acciones) dependerá de “cómo se resuelvan las reformas tributarias y de pensiones”. Mientras tanto, la Bolsa que presides, anota fuerte caída en el valor de las acciones tanto de las empresas exportadoras de materias primas como de Latam Airlines. En verdad, no sé qué hacer con mis ahorros: si mantenerlos donde están o trasladarlos hacia fondos más conservadores.

Peor aún: El Indicador Mensual de Confianza Empresarial (elaborado por la Universidad Adolfo Ibáñez e Icare) anunció el 2 de diciembre que la “confianza empresarial cayó a terreno pesimista por primera vez en presidencia de Piñera”, es decir los  sectores que más contribuyeron a la elección del actual presidente, ahora desconfían  de su capacidad para llevar la economía chilena a buen puerto. Mientras el Comercio y la Minería se muestran escépticos y hacen presente caídas significativas en sus áreas, la Construcción y la Industria derechamente le ponen “nota roja”.

Y, en medio del debate sobre la reforma tributaria, el Director de Fondos Soberanos de Fitch Ratings, Todd Martínez, ha clavado su espada declarando: “Somos escépticos sobre planes fiscales que “se pagan por sí mismos” impulsados por el crecimiento”, lo que implica una dura crítica al Ministro Felipe Larraín y su equipo.

Mi desconcierto, que se ha ido transformando en angustia existencial, llega al paroxismo cuando escucho al Ministro de Economía José Ramón Valente, personaje que,  con su sabiduría académica y libresca,   menosprecia la importancia del cierre de importantes actividades afirmando olímpicamente que son más los puestos de trabajo que se crean pero que ello no se nota porque están más repartidos en el país. Para el bronce fue su entrevista “El Mercurio” (02.12.2018) en que señaló textualmente: “La mayor confianza de los consumidores  se refleja en las mayores ventas de los supermercados, de vehículos nuevos y de pasajes en avión”, coincidiendo su punto de vista con el del Ministro de la Vivienda, Cristián Monckeberg quien en Quillota señaló que la inmensa mayoría de las familias chilenas era dueña de, a lo menos, una vivienda y dos departamentos o una casa en la playa

La empresa encuestadora GfK Adimark, de propiedad de Roberto Méndez, militante de Renovación Nacional, no se creyó tanto cuento y al entregar su Índice de Percepción Económica señaló categóricamente: “Confianza de los consumidores cae a su nivel más bajo en 15 meses por percepción del empleo” (El Mercurio 06.12.2018).

Juan Andrés: Te rogaría encarecidamente que, en medio de tus múltiples preocupaciones, te dieras algunos minutos para aclararme este nebuloso panorama tan lleno de contradicciones. Tú eres un experto en quien se puede confiar ya que lo peor que podría sucedernos a los legos, es que viéramos corroerse  las bases en que se  sustentan los “tiempos mejores”.

Te saluda cordialmente.

Esteban Lobos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl