La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

HEREDEROS DE “NUEVA DIMENSIÓN”

ENTREVISTA CON: FERNANDO VÁSQUEZ ALARCÓN

Por: André Benavides
Reportero, productor, gestor comunicacional y consultor. Co-director en Sinergia consultoría.

Si bien es cierto que Concepción toma el mito de la “cuna del rock” desde una publicación santiaguina (Wiken y Zona de Contacto, de la empresa El Mercurio) a mediados de 1995. No deja de ser menos cierto que en Concepción nada se cocinaba en materia de algún sello grabador, manufactura de discos singles, cassettes, etc. Solo había un par de tiendas de venta de instrumentos musicales, por ejemplo: “Yamaha”, ubicada en calle Colo-Colo entre O’higgins y Barros Arana.

Bandas han existido siempre, sobre todo desde la explosión <<Beatles>>. No cuesta mucho investigar en idiosincrasias regionales de Sudamérica: Perú, Argentina, Uruguay, para dar con la misma manifestación cultural.

En los 80 en Chile, específicamente después de 1985, la juventud “rebelde y contestataria”, toma como íconos el trabajo de “Los Prisioneros”, sin duda. Y Concepción no es la excepción.

Echo de menos los relatos de esos años, más aún ahora que se vienen sendas investigaciones en libros y documentales. No obstante de otras publicadas en web que son unos bodrios de refritos al alero de una “Universidad privada”, que deja mucho que desear, no a sus alumnos, sino a sus docentes. En fin.

Esos años los resumo en cinco. Una proto New Wave, entre 1985 y 1987 y la consolidación de bandas entre 1988-1989. “Los 4 amigos del doctor” y “Los Tr3s”. 1984 sería el año de la “nueva” siembra con “Los Prisioneros” en el Aula Magna.

Sin embargo, donde no podemos perdernos, por lo frágil de la memoria, es en los programas de radio. Aquí hay testimonios importantes que demuestran la supremacía de las ondas hertzianas, en estos cortos años. Ya quedó demostrado con la entrevista a Rodrigo Pincheira, entre otros. Y la herencia de un programa: “NUEVA DIMENSIÓN”, emitido por Radio Universidad de Concepción, que motivó mucho de lo que hoy se “mitifica” como sagrado y vanguardista.

Como dato no menor, en Argentina también surgen paralelos radiales es su riquísima cultura musical, muy anterior a la nuestra, por cierto. No tengo dudas que en Perú también y otros países de la región.

Estamos al debe, eso sí, sobre los hechos concretos que ocurrieron en 1988. Hay testimonio audiovisual de ello y bastante material gráfico para un documental. Lo sé.

Meses antes del terremoto de 2010, me contactó un estudiante de periodismo de la Universidad del Desarrollo, por un relato que tenía colgado en mi blog, en ese tiempo. Quería mi testimonio más en extenso sobre esos dos conciertos de 1988 en el Aula Magna. El primero en un tímido día de abril, y el segundo en septiembre. Las bandas: “Los 4 amigos del doctor” y “Los Tr3s”.

Creo debo desempolvar ese relato, que marca un punto importante, y del cual nadie habla, o muy pocos.

¿Y sí lo público por éste medio, servirá de algo para entender el mito?

¿Los alumnos de de la universidad privada lo usarán y harán un segundo “refrito” de mis textos?

¿Y sí lo incluyo en un libro mejor?

El asunto es que nos quedamos con el “mito” y no el fondo, la génesis de “Los Tr3s”, por ejemplo.

“Los 4 amigos del doctor”, tenían un marcado sonido enclaustrado-característico de una banda inglesa, que los hacía vedados para salir de circuitos snobs. -¡Pero nos gustaban!- ¿Quién se atreve a hablar de aquello? Hace unos años se reverdecieron laureles con su música…pero ya no es lo mismo, falta Francisco Muñoz. Pero su fuerza y creatividad entre: 1987, 1988,1989 fue genial. Tenían temas propios, componían muy bien y grabaron un cassette auto-producido.

Falta creo, que hablemos de eso, que sí ocurrió, que sí vivimos muchos de los que leen estas líneas… en fin.

Mejor los dejo con una nueva entrevista:

HEREDEROS DE “NUEVA DIMENSIÓN”

Fernando Vásquez Alarcón, cantautor tomecino, nos lo encontramos en la 7° Feria, Cañete Turístico, en el Foro de la Universidad de Concepción, presentando su nuevo disco: “Arborecencias”.

Fernando nos confiesa su pasado radial en la “Cuna del Rock”.

“El tema de la música me acompaña desde que tengo conocimiento, mi padre es músico, mi abuela era una cantora popular, entonces en mi casa en Tomé, había siempre instrumentos musicales, mi papá tenía una orquesta en Tomé, se llamaba: “Los Amigos”, orquesta de tangos, boleros y todo tipo de música bailable. Entonces la música era algo totalmente natural en la casa, desde niño que estoy ligado a la música. En el colegio cantaba todos los días lunes, canciones del “Pollo” Fuentes, canciones de la época de los años 60.

En los 80 comienzo a componer música con un grupo de la “Acción Cultural Universitaria” en Tomé. Luego me vengo a Concepción, e inicio mi carrera de cantautor en diferentes escenarios alternativos para la época, como la parroquia San José, Santa Cecilia, Santa Sabina, Carpintero y ebanistas, etc. Lugares contestatarios, donde nos reuníamos para, de alguna u otra manera, manifestarnos contra la dictadura.

El tema de la radio es un bicho que comienzo en agosto de 1988, en la Radio Regional (1600Khz) con un programa que se llamó: “La otra cuerda musical”.  Esa radio estaba en Caupolicán entre San Martín y Cochrane. Llegué un día con una propuesta. Recuerdo que el primer programa que hicimos fue en un lluvioso domingo de agosto. Empecé con Miles Davis la primera media hora, y la segunda era el grupo “Huara”. O sea una fusión de música chilena y de jazz lo más hibrida posible. Luego venía Robert Fripp y cosas similares…te puedes imaginar lo qué era esa mezcla.

Una de las principales características de éste programa era que le dimos cabida a todo lo que era el naciente movimiento de “Rock-Pop-Punk”, que había en Concepción: “Los Ángeles Subterráneos”, “Los 4 Amigos del Dr”, “Machuca”, etc. “Los Tres” ya es otra historia, porque también fueron difundidos, pero igual yo me las hice como de productor, en un principio de “Los Tres”, cuando estuve trabajando como Dj, ahí en “El Tambo”, que fue también el inicio que se dio después en el barrio bohemio de calle Prat.

“El Tambo” fue como el primer espacio donde se dieron recitales. Entre otros estuvieron los “Emociones Clandestinas”, “Los Tres”, después empezaron a venir músicos de jazz. Y de ese lugar comenzó toda esa onda con el barrio estación”.

“Al cuento de la radio llegué de patudo… y la forma de conseguir la música era por amigos que te pasaban cassettes. Recuerdo a los hermanos Donoso que me pasaban cosas rarísimas. Stewart Copeland, por ponerte un ejemplo. Recuerdo al “Kiko” Fierro que era un fotógrafo conocido acá en Conce. Era un traspasar a cassette pirata los discos y pasarlo de mano en mano Era una música que iba más allá, a pesar de no entender el idioma.

Mira, nunca supimos bien qué pasaba con eso del feedback con los auditores, la verdad no era nuestro ánimo saber sobre eso, ni a qué público estábamos llegando. Siempre he soñado que lo alternativo, lo realmente profundo y potente, tiene que ir solito sin mucho marketing, todavía creo en eso. Entonces como esta radio era la voz de la disidencia en contra de la dictadura teníamos un público cautivo que escuchaba toda la programación de la radio. Además yo siempre trabajé textos poéticos con la música, entonces entre medio de cada tema había un texto que la idea era volarle la cabeza al auditor. Además en ese tiempo estábamos sacando una revista que era muy “underground” que se llamaba “La Paja”. Éramos cuatro: Jaime Faúndez, “Jimmy” en los dibujos. Rodrigo Saez, algunos textos y entrevistas. Y el hijo del “Wilo” Chandía, que era el de los comics. Yo hacía todo el trabajo de música y las entrevistas, o sea, entrevistábamos a “Electrodomésticos”, UPA, Huara, Daniel Campos, Mauricio Redoles, etc.

El período de circulación fue de 1987-1989 más menos, después me fui a Uruguay, y Argentina.

Volví el 90, y ahí retomo “La Otra Cuerda Musical” en la Radio Universidad de Concepción. Segundo ciclo, que fue de septiembre de 1990 hasta 1995. Fueron cinco años con “La Otra Cuerda Musical”. De director de Radio Universidad estaba don Hernán Miller Mancilla. Después pasó a un holding la radio, y nos tuvimos que ir con la Lucy Neira; nos echaron porque la programación de la radio había pasado a ser muy alternativa y no estaba en la línea.

Siempre trabajamos ad-honorem, creo que un tiempo cuando empezó “La Otra Cuerda Musical” en RUC, teníamos el auspicio de la cerveza Escudo, pero que la verdad no tenía nada que ver con la idea del programa, pero habían “lucas” para comprar música…eh íbamos a las disquerías a comprar para abastecernos…recuerdo a: “Melody” y “Sonidos”.

Mira, ahora me acuerdo de algo importante. El hecho de empezar a hacer radio el año 1988, tiene que ver con que en 1976 venía saliendo de la secundaria con 17 años y escuché en Radio Universidad de Concepción un programa que se llamaba “Nueva Dimensión”. Ese programa iba los lunes, miércoles, viernes y el día domingo, era de 3 a 4 de la tarde, una hora. Y bueno escuché a los grupos más fantásticos de la era del Rock. O sea estamos hablando de: “King Crimson”, “Van der Graaf Generator”, “Yes”, “Génesis”…entonces a través de ese programa, Francisco Vergara, Felipe Raurich y Marco Vergara, leían los textos de las canciones, entonces ya no nos imaginábamos la cosa, ahora estábamos visualizando en concreto lo que decían las letras.

Y hubieron después, otros programas que también seguí como: “Música arte” de Carlos Prosser en la radio Talcahuano, que también tenía el sabor de escuchar a Stravinski por ejemplo con Peter Hamill, o Barroco Andino mezclado con textos y música del renacimiento, o sea, hacer esa especie de parangones de las música de ayer y de hoy.

Entonces me abrió mucho la mente escuchar esos programas principalmente. También recuerdo “La Rana Dominguera” que iba de 4 a 5 en la radio UTE, actual UBB. Pasaba de un dial a otro y eran los mismos… Raurich, Vergara, etc…

Después conocí a Felipe Raurich, tuve la oportunidad de conocerlo, y me invitó a su casa; recuerdo que tenía unos muebles de coligüe lleno de discos…Silvio Rodríguez por ejemplo, hay escuché por primera vez a Silvio Rodríguez. Yo recién viajaba de Tomé a Concepción y Felipe me consiguió, porque le dije que me gustaría aprender a tocar guitarra. Me consiguió un profesor de guitarra. Daniel Estrada, fue mi primer profesor de guitarra clásica aquí en Concepción gracias a Felipe Raurich. Felipe fue una persona importante en mi formación como músico.

Bueno y la alegría más grande de esa época, que fue mucho antes del 88, fue que Felipe me invitó a su programa un día, y lo acompañé a la Radio Universidad de Concepción. Yo creo que esa debe haber sido la motivación para hacer radio.

Después volví a la Radio Universidad a ese mismo estudio y me acordaba cuando Felipe me invitó a su programa, porque al final Felipe terminó haciendo el programa solo”.

Fernando Vásquez y los orígenes de sus motivaciones musicales. Un ciclo radial que se cumplió.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl