La humanidad continúa, lamentablemente, ligada a los antivalores humanos y apartada de los valores, ética, normas y procedimientos que engrandezcan la bondad, solidaridad y la búsqueda real de una nueva vida.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Importancia de la enseñanza de la Historia en educación (Parte I)

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente Desde México

Existe un dicho popular conocido entre los mexicanos: “quien no conoce su pasado está condenado a repetir la historia”, donde queda evidenciado situaciones actuales que ya se encuentran documentadas históricamente. Además, resulta grave cuando encontramos individuos que consideran a la Historia como un “ejercicio de memorización de nombres y fechas” (María del Carmen Absalón, Historia de México, 2005, página 17). Más preocupante resulta cuando esta importante área de las Ciencias Sociales la cataloguen como obsoleta y sin utilidad.

De lo anterior, este artículo, de dos partes, tiene como propósito el precisar que es la Historia; determinar las funciones; especificar las utilidades; relacionar la Historia en la transmisión de la cultura y; precisar la manera de enseñarla a los estudiantes.

Existen diversas definiciones sobre qué es la Historia según el enfoque del que se trate. Para fines del presente artículo solamente abordaremos dos más significativas y poder determinar una propia. María del Carmen Absalón la concibe como “la ciencia de las relaciones sociales y sus cambios en el tiempo” (2005, p. 29). Por su parte, Martha Alicia Benítez Juárez y Yolanda González Molohua comprenden bajos estos términos: “ciencia que estudia y analiza los hechos realizados por hombres y mujeres en diferentes espacios y tiempos, y cuya finalidad es ofrecer una explicación de los mismos para enfrentar la vida presente y futura” (Historia de México, 2004, página 12).

Del párrafo antepuesto, podemos notar que entre las dos definiciones citadas hay semejanzas entre sí: a) sucesos realizados en el pasado y b) entender nuestra realidad presente a partir de los hechos transcurridos en el tiempo. Cuauhtémoc Anda Gutiérrez, en Introducción a las Ciencias Sociales, justifica la necesidad de la historia de esta manera: “[es un] recuento riguroso de los hechos, de una concepción…definida que articule los eventos y ofrezca una explicación del presente” (2004, página 371). 

Dicho esto, por Historia la podemos definir así: parte de las Ciencias Sociales que estudia, analiza e interpreta las relaciones humanas a través del tiempo para entender sus causas y sus consecuencias; que influyen en el  presente.

Enrique Florescano (Para qué estudiar y enseñar la historia, 2002) argumenta que la Historia tiene como función principal indagar sobre el significado de la vida individual y colectiva de las personas  a través del tiempo. Este mismo ideal, María del Carmen Absalón (2005) complementa diciendo que la Historia busca entender las relaciones sociales, económicas, culturales y demás temáticas en diversas modalidades de sus cambios.

De acuerdo a Ignacio Muñoz (2013), en  La historia y sus funciones, explica que existen cinco funciones de la Historia dentro de la enseñanza: 1.- Entretención y terapia (los relatos aportan momentos comunicativos, de encuentro personal en lo humano); 2.- Sentido (existencia de una justificación de encontrar sentido al mundo que lo rodea a través de los relatos); 3.- Identidad (promoción de cohesión de concientizar a las personas sientan parte de algo); 4.- Ideología (referencia moral que refleja una idea determinada en la organización de su entorno) y; 5.- Pensamiento (se vuelve imprescindible para dar estabilidad y continuidad a las relaciones sociales).

Retomando a partir de las ideas principales y a manera de responder a la interrogante de este segmento, en concordancia con Sánchez (La historia como ciencia, 2005), las funciones de la Historia son:

a) Plantear cuestionamientos a partir de saber algo y relatar lo que ya sabe;

b) Derivar de las cosas hechas por los seres humanos en un tiempo preciso en el pasado;

c) Ofrecer respuestas racionales a partir de testimonios; y

e) Servir de auto revelación con el propósito de indagar su identidad.

En la Parte II veremos cómo la Historia puede influir en la transmisión de la cultura y la manera en que puede aportar los docentes el aprendizaje de la misma en los estudiantes a pensar críticamente.

Fuente de figura:
https://elfistoldeldiablo.com/Publicacion.aspx?Post=pr

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl