La defensa del Medio Ambiente... Es compromiso con la vida!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La ciudad que los ciudadanos quieren

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

El pasado jueves 5 de setiembre asistimos al conversatorio “Densificación Equilibrada para el Gran Concepción”, convocado por “Barrio Oriente – Concepción”.

Las ponencias de los panelistas fueron escuchadas por un público que repletó la sala de actos del Museo de Historia Natural.

Los panelistas Dr. Ignacio Bisbal, Arquitecto Dr. de la Universidad Politécnica de Madrid y Director del Departamento de Desarrollo Urbano de la Universidad del Biobío (UBB); Francisco Sabatini, Sociólogo y Planificador Urbano de la UBB y Juan Carlos Santa Cruz, Sociólogo y Dr. en Políticas Territoriales de la Universidad San Sebastián, entregaron sus visiones acerca de cómo se deben planificar y desarrollar las ciudades para que sean acogedoras y agradables para todos los ciudadanos. La moderación del panel estuvo a cargo de Mimi Cavalerie, Periodista y Comunicadora, Magister en Dirección Universidad  Católica de Chile.

El conversatorio respondió a la inquietud que ha ido surgiendo entre los vecinos de los distintos barrios de Concepción ante la desordenada y caótica expansión de la ciudad tanto en extensión hacia sectores que debieran ser reservas naturales, como por la excesiva altura de los edificios. Tanto los planes reguladores comunal como metropolitano (PRC y PRMC), incluyen en las zonas de extensión urbana terrenos de cerros y humedales -inadecuados para soportar urbanizaciones- como áreas de extensión urbana.

Las conclusiones, después de escuchar las argumentaciones de los tres expositores, destacan que los edificios de gran altura, mayores a 5 pisos, no se justifican ni son adecuados para densificar porque fomentan el individualismo y no contribuyen a una convivencia social armónica. También se discutió acerca de la gran cantidad de edificios muy altos, muchos de ellos con departamentos de poco más de 30 [m2] y un dormitorio, diseñados para una persona que mal pueden servir para atraer a familias que vengan a vivir al centro de la ciudad. 

La liberalización del mercado de las viviendas en el modelo político-económico neoliberal en que estamos, sumado a la nula planificación integral de las ciudades por las instituciones que corresponden, como el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, apoyada por la Cámara Chilena de la Construcción y las empresas inmobiliarias, han hecho que los precios de los terrenos aumenten en proporción a las alturas permitidas de los edificios; a mayor altura permitida mayor valor del metro cuadrado de terreno. Por otra parte, el precio de las viviendas que debió haber disminuido por una supuesta competencia no se ha producido, al contrario, los precios han aumentado por una suerte de colusión.

En cuanto al crecimiento anual de la población de Concepción se ha podido comprobar que no es mayor a unas 500 personas, lo que nos indica que aproximadamente con unos cinco edificios de 5 pisos bastaría para absorberlo. Sin embargo la realidad que vivimos es muy distinta.

Las ciudades deben ser diseñadas con una amplia, abierta y democrática participación ciudadana en los planes reguladores comunales -sumada a las propuestas tempranas de parte de los organismos técnicos, como MINVU y otros- y apoyada ampliamente por los Municipios. Sin embargo la realidad nos dice que no ha sido así, siendo los PRC diseñados poco menos que ‘a escondidas’ o de modo abiertamente solapado, evitando a toda costa la participación ciudadana y mostrando los planos correspondientes al final, cuando ya están terminados (o ‘cocinados’). La timidez de los municipios para relacionarse con los ciudadanos es tal que raya en la falta de respeto. Solo en los cuatro o cinco meses pasados la Municipalidad de Concepción ha reaccionado, bien claro hay que decirlo, ante la presión y el malestar ciudadano, invitando a participar en reuniones vecinales por sectores para mostrar el plan regulador en revisión y recibir opiniones de los vecinos. Actos absolutamente insuficientes para lograr una ciudad como la que los ciudadanos quieren.

Otras lecturas relacionadas:

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en La ciudad que los ciudadanos quieren

    • Muchas gracias. Tienes razón, Claudio. Los ciudadanos merecen mejor ciudad y mayor respeto de parte de las autoridades.
      Los PRC así como están no deben aceptarse.

      • Se me quedo algo en el tintero: …………….y deben tener más respeto con sus ciudades y no andar tirando basura por todos lados,

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl