La ciudadanía en general, los humanistas y demócratas en particular, no podemos permitir ni aceptar el desembarco del Fascismo nuevamente en CHILE.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La degeneración de un socialismo

El socialismo ha transitado por diversos derroteros en su historia. Durante el siglo XX ha tenido momentos de triunfo, derrotas, fracasos, decepciones y también de vergüenzas por aquellos actos de violencia que se han cometido en su nombre. Como señala Oscar del Barco, una de las características históricas de la izquierda es su falta de democracia, que detrás de esa palabra “se oculta una carnicería”; así Lenin o Stalin pusieron en práctica una democracia, “que hoy culmina en los manicomios socialistas”; es decir, gulags, torturas, ejecuciones de rusos en Hungría, Checoslovaquia, Afganistán, los chinos en Vietnam o de los vietnamitas en Camboya, por citar algunos ejemplos. Allí estaban los “socialismo reales”, el cual no solo nació, sino también se “hundió chorreando sangre por todos sus poros”.

Sin duda que el estalinismo fue uno de los periodos más oscuros del socialismo. Régimen que en su momento fue defendido a los cuatro vientos por un sector de la izquierda chilena. Una vez conocido los crímenes y aberraciones de Stalin, un sector de la izquierda tomó distancia y criticó todo lo que se había impulsado en la URSS estalinista; sin embargo, entrado los años 60 y con el influjo de la revolución cubana, el ideario socialista pareció tomar un nuevo impulso, esta vez por medio de la vía revolucionaria, el vanguardismo y el foquismo, en el cual no sólo se fue instalando un culto por las armas, una cultura de la violencia, que para el caso argentino, por ejemplo, se hablaba de “tener o no tener huevos”, una “una testiculación de la política”, uno que otro “juicio revolucionario” y por supuesto la militarización de la política por parte de las agrupaciones revolucionarias y guerrilleras de los sesenta y setenta.

Aquellas experiencias históricas terminaron en derrotas militares y políticas, incluso éticas, convirtiéndose en tragedias para varios (generación) de aquellos que enarbolaron las banderas de un socialismo y la revolución a nivel mundial y de América Latina.

Hoy, en pleno siglo XXI, nuevamente el socialismo hace noticia. Venezuela y Nicaragua se han constituido en dos expresiones donde la palabra socialismo ha caído en descrédito, en otras palabras se ha degenerado hasta el paroxismo. Bajo un manoseado “Socialismo del siglo XXI”, quienes otrora se levantaron contra la corrupción, el abuso y la concentración del poder, y la falta de libertad en su respectivos países, hoy han ido cayendo groseramente en lo mismo que combatieron en su momento ¿la razón de aquello? El imperialismo norteamericano, la constante amenaza externa, el boicot interior y el bloqueo, sin duda factores a considerar; sin embargo, es un hecho innegable que las ansias de poder graficado en el personalismo político, la formación de un partido único con rasgos militaristas, la corrupción e ineficiencia en el aparato estatal, el clientelismo y el aumento de la violencia urbana, amparada incluso por los propios órganos del poder estatal (policía), a lo cual se suma un creciente autoritarismo en la conducción del gobierno y la militarización de la política, situándola en clave binaria: amigos y enemigos de la patria han terminado por bastardear nuevamente la palabra socialismo, convirtiéndola en una pobre y mísera expresión que mezcla la estadolatría, el jacobinismo, burocratismo, autoritarismo y la concentración del poder, y lo peor de todo: en nombre del pueblo.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

4 Comentarios en La degeneración de un socialismo

  1. Estimado Profesor, la esencia del Socialismo, su teoría, su fundamentación no es la que ha fracasado, lo que ha fracasado, lo que ha teñido son su mala implementación, su puesta en práctica.
    Por otro lado, no se ha re fundado su teoría en relación a los cambios sociales, a la transformación del mundo y por sobre todo, no se ha logrado hacer una lectura de la re composición permanente de un capitalismo que sí ha ido adecuados a la realidad mundial, fundamentándose para seguir explotando.
    En todo caso sus artículos siempre son una lectura que aporta a un razonamiento necesario sobre temas sobre los cuales se necesita mas análisis.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl