El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Democracia Cristiana arRinconada

Maroto, Canadá.

Ya lo hemos señalado en artículos anteriores; en general, los actos de violencia son condenables; pero aquellos dirigidos a poblaciones en riesgo lo son aún más, y este es el caso de la violencia en contra de las mujeres.

En Chile, de acuerdo a las estadísticas del SERNAM, mueren anualmente, víctimas de la violencia de sus parejas, cerca de 40 mujeres; solo en el 2016 se reportaron 34 femicidios consumados y 112 frustrados. Al 14 de Abril del 2017 ya se registran en Chile 13 femicidios consumados y 22 frustrados.

En Chile, una de cada tres mujeres ha sufrido o está sufriendo esta violencia manifestada a través del abuso físico, verbal, emocional, sexual, económico o el acoso criminal.

En Chile, del total de mujeres que sufren actos de violencia, la mayoría no los llega a denunciar; un 34,5% de las mujeres que sufren violencia psicológica no lo denunciaron por que se auto-convencieron de que no fue tan serio; un 24,5% de las mujeres que sufrieron violencia física no lo denunciaron porque tuvieron miedo; y el 40% de las mujeres que sufrieron violencia sexual no lo denunciaron porque sintieron vergüenza de contar su historia.

Es en este contexto que la decisión del Tribunal de Disciplina de la Democracia Cristiana, de solo amonestar por escrito al diputado Rincón, es una vergüenza.

Vergüenza, que un partido que en su declaración de principios se declara defensor de la familia, procurando la dignificación de la mujer, tolere conductas que atentan abiertamente en contra de ella.

Vergüenza, que un partido que dice colocar a la persona en el centro, principio y fin de toda acción política, decida dar vuelta la cara, ignorando en forma descarada hechos cometidos por uno de sus “distinguidos” políticos; hechos que han sido sentenciados por los tribunales de justicia en un procedimiento por violencia intrafamiliar, sentencia que a su vez ha sido confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago.

Vergüenza, que un partido decida ignorar las conclusiones de su comité de ética, que después de un concienzudo análisis había concluido que la conducta del Diputado Rincón “es deliberada y responsablemente contraria a la ética más elemental” constituyendo un atropello a los derechos humanos y la dignidad de las personas; el citado comité, había señalado además que “el caso Rincón, que no es de orden económico, sino de atropello a la dignidad física, moral y social de la mujer, escenifica el abuso de un hombre con poder sobre el débil social”.

Vergüenza, que un partido ceda a las presiones de los grupos internos de poder y las ventajas electorales de corto plazo, abdicando en forma absolutamente irresponsable a la obligación que su Tribunal de Disciplina tiene, de sancionar como corresponde conductas que a todas luces son moral y éticamente reprochables.

Vergüenza, que un partido desoiga el cada día más creciente clamor ciudadano, que reclama el respeto y dignificación de la mujer, y exige las más altas sanciones para quienes, abusando de su condición formal o informal de poder, violentan y agreden a la mujer.

Vergüenza, que un partido decida después de seis meses de “análisis”, menoscabar una vez más la dignidad de la víctima, minimizando la gravedad y reprochabilidad de la conducta violenta y abusiva del victimario.

Vergüenza, que un partido cuya presidenta es una respetada mujer, y que aspira además a llevarla como candidato a presidenta de la Republica, demuestre un nivel de incoherencia ética y moral de tal magnitud, que pone en jaque la lealtad de sus militantes.

Vergüenza, vergüenza, vergüenza.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl