“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

OTRAS FORMAS DE SER CHILENO

Fernando Arriagada Cortés

Investigador y escritor.


Desde que tengo memoria, las celebraciones dieciocheras han continuado la tradición que es una buena excusa para festejar el nacimiento de nuestra independencia, de manera rutinaria, sin mayor brillo y menos creatividad. Las ramadas, creadas por los pobres para festejar a falta de salones y con música popular. La comida y la bebida sigue siendo la misma, para qué decir de la llamada música chilena, solo las mismas cuequitas chichas como las llaman más al norte, hacen bailar y la cual refleja mucho nuestra idiosincrasia: rodeos y simulaciones, pero nada muy concreto o cercano. Tal vez le falta chispa y creatividad, a pesar de las más de veinte variantes que le conocemos, pocas se salvan.

En honor a la verdad, no es mucho lo que debemos celebrar y los que nos hemos pasado la vida contemplando estas fiestas anuales, sabemos que perdieron el entusiasmo de nuestros abuelos, la alegría y la espontaneidad pasan a ser una novedad, una excentricidad que causa más risa que admiración. 

Pero ¿qué es en realidad lo que celebramos? El primer paso a nuestra independencia política, la primera Junta Nacional de Gobierno, la inercia de la rutina que perdió su sentido, porque la verdad sea dicha, con la independencia la gran mayoría de los chilenos solo cambiaron de patrón. De servir, defender y  obedecer a un rey lejano, cambiamos a los patrones para ahora obedecer y trabajar para los nuevos empresarios que forjó el nuevo sistema que se impuso a partir del dictador Portales y que la historia tradicional la llama la república conservadora. Buen nombre, pues conservaron sus privilegios, sus beneficios económicos pudiendo comerciar con quienes les compraran sus productos como las ventas de trigo a California y Australia.

Luego llegaron las empresas mineras a continuar la explotación de nuestros recursos, para seguir con la sangrienta ocupación de la nación mapuche y ahogar en la violencia represiva cualquier intento por lograr mejorías en los trabajadores de menos recursos, quienes siempre han sido explotados desde los tiempos de conquista, conquista que para mi percepción, es un proceso nunca terminado.

De ahí que la independencia y las fiestas patrias solo llegaron para una elite privilegiada, para quienes siempre han detentado el poder en todas sus formas. Por ello, tal vez el estallido social de octubre de 2019 sea el comienzo de la verdadera independencia de todas nuestras ataduras, como las sociales y económicas. La cancha de la vida nunca ha sido emparejada debido a que los poderes que nos gobiernan nunca lo han permitido. Solo algunos desahogos como bonos, aguinaldos, becas y otras asistencialidades.

Este grave problema se ha denominado como La Cuestión Social, nunca solucionado de verdad. Chile, país lleno de riquezas naturales, debería ser una copia feliz del edén como lo plantea el himno oficial, pero eso es pura teoría. Nos rige la ley del embudo, de las injusticias sociales. Por ejemplo, el sueldo mínimo debería ser de unos 500 mil pesos, el país bien puede hacerlo en la práctica, porque en teoría tenemos los no despreciables 22 mil dólares per cápita, es decir, más de 17 millones de pesos por chileno al año. Bastante más que lo que planteo. Entonces, la injusticia es evidente. La torta está mal repartida y la cancha es muy despareja, al decir metafórico.

Por ello es poco lo que podemos celebrar. Es mejor reflexionar o celebrar de otra manera, como compartiendo con quienes extrañamos, haciendo esas cosas que nos dan alegría y nos hacen felices y dejando de atacar nuestro cuerpo con excesos de comidas y alcoholes.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl