«Incomprensible que uno de los temas más importantes y trascendentes del país, esté en manos del organismo del estado más desprestigiado y peor evaluado durante años: nuestro nunca bien ponderado parlamento y partidos políticos.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Para qué es la Línea de AT Itahue-Hualqui?

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

El proyecto de tendido de una línea de transmisión de AT de 220 kV -de aproximadamente 406 km de longitud entre una subestación en la comuna de Itahue, Región del Maule y una subestación en la comuna de Hualqui, Región de Biobío- es parte de un plan de extensión del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que ha propuesto el Ministerio de Energía. Adicionalmente, se consulta la construcción de 5 subestaciones: Nueva Nirivilo, Mataquito, Hualqui, Nueva Cauquenes y Dichato, más 4 líneas de transmisión en 66 kV.

¿Para qué sería esta Línea de AT Itahue-Hualqui? Las respuestas que se dan desde los gobiernos y sus autoridades, es de este tenor: porque Chile necesita crecer y para ello requiere más energía. Sin embargo, a la luz de los acontecimientos, que vienen generando desastres y crisis de diversa índole, en Chile y en todo el mundo: económicos, políticos, sociales, ambientales, pandémicos, disminución de bienes comunes, hídricos (deshielos de glaciares, inundaciones, sequías), calentamiento global, migraciones masivas, etc., cabe hacerse las preguntas de si es verdad que necesitamos crecer (y que podríamos aventurarlo), qué problemas nos esperan si se opta por ello y cómo lo haríamos de aquí en adelante. Vamos a ver.

A marzo de 2022 el Sistema Eléctrico Nacional (SEN = SIC* + SING**) cuenta con una capacidad instalada de 31.706 MW. El 57,4% de ella corresponde a fuentes renovables (23,3% hidráulica; 20,0% solar; 12,0% eólica; 1,9% biomasa; y 0,2% geotérmica) mientras que el 42,6% corresponde a fuentes térmicas (16,0% carbón, 15,9% gas natural y 10,8% petróleo). (Fuente: http://generadoras.cl/generacion-electrica-en-chile)

Fig. 1 – Participación relativa por fuente de generación [%]

(Fuente: http://generadoras.cl/generacion-electrica-en-chile)

Fig. 2- Volumen de energía generada por fuente [GWh] (Fuente: Ibid.)

Fig. 3 – Capacidad instalada por fuente [MW] (Fuente: Ibid.)

La Fig. 1 nos muestra que la participación relativa de las fuentes hidráulicas ha venido disminuyendo paulatinamente desde 1996, que la participación relativa de las ERNC ha aumentado notoriamente desde 2014 y que la componente fósil se ha mantenido casi constante. La Fig. 2 nos muestra que la cantidad de energía de origen hidráulico ha venido disminuyendo desde una punta en 2006 (lo que se explica por los efectos de la sequía y la disminución de la cota 0°C en la cordillera).

El análisis global general de la situación de generación nos está indicando que cada año que pasa se va haciendo más difícil suplir el decrecimiento de la generación con energía hidráulica con ERNC, de fuente solar y eólica, especialmente de esa última, por los efectos medioambientales y sociales adversos que van en aumento como veremos a continuación.

En plena pandemia de Covid-19, durante el año 2021, el proyecto de Línea trató de avanzar, soslayando las participaciones ciudadanas dentro de los estudios de impacto ambiental (EIA) en las distintas comunas involucradas.

Es así como a principios del mes de abril de 2021 se formó la Coordinadora Interregional Libres de Alta Tensión (CILAT) participando en ella organizaciones comunitarias y medioambientales de las regiones de Biobío, Ñuble y Maule, con el objetivo de oponerse a la ejecución del proyecto por considerarlo muy nocivo para la salud y la tranquilidad de las personas, y dañino para la fauna y flora nativas y los ecosistemas (bosque nativo, humedales, arroyos, etc.), en las 21 comunas y 139 localidades que serían perjudicadas con la construcción de la Línea de AT.

La CILAT ha interpuesto acciones legales ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) denunciando el proyecto Sistema de Transmisión Zonal de la empresa Mataquito Transmisora de Energía S.A. (Celeo Redes Chile Ltda.), de capitales españoles y holandeses.

Dirigentes de CILAT y de ONG ambientalistas han manifestado que existe una confabulación público-privada para soslayar las graves afectaciones medioambientales, en favor de la gran empresa y del proyecto, puesto que las instituciones estatales, como la SMA, municipios y otras, que debieran defender los ecosistemas que serían arrasados, no lo están haciendo.

Una de las grandes agresiones del proyecto sería al Parque Nacional Nonguén (3.063 Ha), ya que la línea pasaría a sólo a unos 600 metros de uno de sus deslindes.

Así también serían afectadas numerosas comunidades rurales a lo largo del recorrido, como es el caso que tomamos aquí como ejemplo: el Humedal Arroyo Verde, ubicado en la cuenca del sector La Leonera, de Maqueuto Sur. La cuenca no ha sido evaluada ni estudiada por autoridades competentes, sobre todo considerando que ella alberga a 10 familias con un total de 30 personas. Esta particular situación se da porque es un área rural que no reúne los requisitos geográficos para ser considerada en el plano regulador. A consecuencia de ello no se menciona en ningún estudio de impacto ambiental, solo se hace referencia al estero, sin nombre alguno. Así, el trazado de la línea de AT del proyecto pasa por el humedal con torres a escasos 30 m de una de las casas, la de la señora Irene Muñoz Weber y afectando también a otras familias.  

Culturalmente el humedal es un lugar de importancia espiritual y ceremonial para la cultura Mapuche por su alta presencia de hierbas medicinales y vida. Podría considerarse al humedal como un menoko, sitio de importancia espiritual debido a la presencia de hierbas medicinales y de espíritus protectores de la vida circundante. Se destaca por la provisión fibras y de alimentos, como mora, miel y otros, que se procesan y manufacturan destacando a la comunidad en las ferias de artesanía, reforzando así el sentido de pertenencia al lugar.

El lugar aporta a la salud mental y física de sus habitantes al ser un espacio de esparcimiento y disfrute visual y auditivo por las especies que allí habitan. Queda así de manifiesto la tremenda importancia que el Humedal Arroyo Verde tiene para la comunidad y el por qué debe ser conservado para asegurar la biodiversidad y la buena calidad de vida de las generaciones actuales y venideras.

¿Cuántos casos ejemplares como este hay a lo largo de la línea? Es la tarea que viene detectarlos y describirlos, por las comunidades, pues el ‘Estado Subsidiario’ hace años que está ajeno y ausente de este tipo de responsabilidades.

Comparando las ‘economías del crecimiento insustentable’ -reflejadas en las figuras 1, 2 y 3, con las ‘economías a escala humana’ como la descrita de la Comunidad del Humedal Arroyo Verde, tenemos un ejemplo de las consecuencias de lo que relataba Manfred Max-Neef en sus investigaciones y conferencias [3] [4] [5]:

  • Se destruyen culturas para construir economías”.
  • “Una síntesis de los orígenes de los desastres y descapitalización que está provocando la economía neoliberal”.
  • “Debemos enmendar el rumbo so pena de seguir hacia el colapso. Aún es tiempo de recapacitar y cambiar este modelo fracasado”.
  • “La biología, la física, la sociología y la termodinámica deben estar a la cabeza de todos los proyectos y análisis económicos”.
  • “La economía está para servir a las personas … y no las personas para servir a la economía”.

Como conclusión podemos asegurar, una vez más y a la vista está, que el camino al despeñadero es el crecimiento y el camino opuesto, el del rumbo hacia el desarrollo sustentable, es el decrecimiento.

Foto superior:

Panorama cuenca Humedal Arroyo Verde

Galería de fotos:

1. Punto para torre, 2. Copihues, 3. Forestación, 4. Familias, 5. Trabajo de campo, 6. Forestación

Referencias:

[1]https://resumen.cl/articulos/organizaciones-socioambientales-del-maule-nuble-y-biobio-se-unen-contra-proyecto-de-linea-de-alta-tension-itahue-hualqui

[2]https://www.celeogroup.com/

[3]https://laventanaciudadana.cl/manfred-max-neef/

[4]https://laventanaciudadana.cl/el-legado-de-manfred-max-neef/

[5]https://laventanaciudadana.cl/la-nube-de-mosquitos/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en ¿Para qué es la Línea de AT Itahue-Hualqui?

  1. Así como los ambientalistas protestan contra la construcción de una línea de transmisión, que propongan un mecanismo para llevar la energía de Itahue a Hualqui, que propongan una solución para transportar la energía. El actual estado del arte no permite otras alternativas, y el señor Max Neef, fuera de haberlo siempre visto oponiéndose a todo, no propone nada. Y es porque no piede, y no puede porque es profundamente ignorante. Así es que no es una opinión autorizada. Pienso que el proyecto debe considerar la reubicación de las familias, pero en ningún caso no debe hacerse.

    • Veo que usted, don Guillermo Nn, ha entendido nada.
      Vamos por partes.
      En primer lugar, para proponerle un mecanismo para llevar la energía de Itahue a Hualqui (¿o de Hualqui a Itahue?), le pido que me explique antes para qué se requiere esa energía que se transportaría a Hualqui; de no ser así se me haría muy difícil la tarea.
      En segundo lugar, le pregunto quién es usted para calificar o autorizar opiniones de personas o evaluar sus niveles de conocimientos o ignorancias.
      Para su conocimiento, Manfred Max Neef, escribió varias obras sobre “economía a escala humana”, “desarrollo sostenible” y otras materias relacionadas, todas ellas destacadas a nivel mundial; por ello recibió el premio Right Livelihood Award, otorgado a quienes se destacan por dar respuestas ejemplares a los desafíos del mundo de hoy. En ellas propone ideas y soluciones para enfrentar y evitar la continuidad de los problemas que ha provocado a la humanidad el crecimiento incontenible de la economía mundial y de la extracción de bienes naturales comunes y materias primas energéticas, más allá de los límites, que nos tiene al borde del colapso. (Puede ver más en la columna “El Legado de Manfred Max Neef”, en este semanario).
      Por último, debo decirle que las familias de Maqueuto Sur están constituidas por seres humanos, por personas, no por cosas, como para plantear desvergonzadamente en reubicarlas como si fueran objetos. ¡Quė falta de respeto!

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl