Derechos Humanos, el mas humano de los Derechos...
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Un Parque Científico y Tecnológico (Parte II)

5) En la DIA se indica que en el Macro Lote 1 o Etapa I de 91,3 hectáreas se desarrollaría “una urbanización tipo parque científico y tecnológico”.  Este lote-etapa ya tiene una aprobación municipal, de fecha diciembre de 2010, con  lotes que van de media hectárea hasta 7 hectáreas. Esto es posible porque el territorio en cuestión, si bien hoy tiene un uso rústico, tiene la categoría de Urbano porque así lo establecieron el PRC y el PRMC, ambos instrumentos vigentes.

El macro lote 2 o Etapa II  de 38,1 Ha  se desarrollaría a futuro (no se indica su destino) considerando una vialidad que la conecta con el cruce de Av. Chacabuco – Av. Roosevelt (se entiende que a través de las calles Victoria y el par Edmundo Larenas y B. Mathieu, lo que no se indica).

El Macro Lote 3 o Etapa III de 125,6 Ha, “a desarrollarse en un horizonte de tiempo posterior” (no se indica su destino) y se emplaza en el cordón de directriz sur “considerando una vialidad principal definida en el PRC de Concepción”.

6) En verdad la DIA presentada lo que pretende es aprobar el Impacto Ambiental  del diseño y la ejecución  o construcción de las obras de urbanización y loteo, lo que se materializaría en una sola y primera Fase de Construcción. Esto es independiente de las denominadas Etapas y que en verdad son zonas o macro predios del gran territorio (con su ocupación, venta o relleno físico a futuro) que se señalan como simultáneas. Lo que es simultáneo es solo la delimitación de esas grandes zonas mediante la nueva vialidad y urbanización a construir. Así lo declara el propietario, o sea la UdeC, aunque de manera indirecta y difícil de captar por muy técnico que sea quien lo lea.

Eso significa que el interés principal es lograr la gran urbanización del total del predio, aun cuando lo que se destinaría declaradamente al Parque Científico sería solo uno de los tres predios, no es el mayor (91,3 Ha) y no es el más próximo al campus, sino el intermedio entre el del norte y el del sur. Y los otros dos Macro Lotes (38 y 126 Ha) se dejarían como una reserva inmobiliaria de alto valor (y probablemente para terminar siendo edificios habitacionales para estratos socioeconómicos altos).

Respecto a la Etapa I, tanto el tamaño del área a urbanizar (91 hectáreas) como las edificaciones a construir (edificios de 5 a 7 pisos, de un mínimo de 3.000 m2) no parecen ser concordantes con lo que son los parques científico-tecnológicos, según las incipientes experiencias nacionales y las ya antiguas extranjeras. Me refiero a los gestados por universidades o gobiernos urbanos locales que son los más habituales, no pensemos en los grandes conglomerados empresariales como los de Silicon Valley en USA. En lo general son conjuntos de menor envergadura y con edificios simples que, más que grandilocuentes oficinas, albergan laboratorios y talleres, con oficinas cómodas, flexibles y funcionales.

7)  91 hectáreas, si las quisiéramos ver en la ciudad,  equivalen (sin precisión) a unas 50 manzanas típicas, incluyendo sus calles perimetrales. Eso, si lo lleváramos al centro de Concepción, equivalen a un trozo de ciudad que iría desde Víctor Lamas hasta Los Carrera en el sentido Oriente–Poniente y desde Tucapel a Angol en el sentido Norte-Sur. Es decir a todo el núcleo central de esta ciudad. No es pequeño. Si bien las 91 hectáreas del cerro no son como las 50 manzanas planas del centro, se puede vislumbrar  bien que ahí cabrían más de 40 laboratorios tecnológicos ocupando 40 terrenos singulares, por grande que estos sean. Más aún, si la UdeC está pensando en que se construirán edificios (de uso científico-tecnológico y complementario)  de hasta 7 pisos.

Así, al final de todo se puede suponer que en las 91 hectáreas para el PACyT cabría una gran cantidad de instalaciones, y así  es difícil pensar que el resto del fundo (los otros dos grandes predios) llegue a necesitarse para instalar nuevos centros tecnológicos. No somos aun ni lejos lo que es California, ni menos un Silicon Valley.

8)  La extensión física del conjunto completo a urbanizar (255 hectáreas), por lo antes analizado, es varias veces mayor que el núcleo central de la ciudad de Concepción. Este tamaño de un barrio productivo y no habitacional, tendría un impacto grande y negativo sobre el casco antiguo del barrio universitario (antiguos sectores de La Toma y La Vega), que perderán el carácter de “bolsón” urbano, una especie de remanso o zona urbana terminal, con flujos de tránsito menores y aun “civiles” de los vecinos y de la propia población universitaria del campus, con desplazamientos que aun son amables. Se transformarán sus dos únicas calles longitudinales en corredores de transporte automotriz con  fricción dinámica y mayor, eso con el movimiento adicional no solo “científico-tecnológico” sino además con el fluirá desde y hacia Lonco (Alto y Bajo) y Chiguayante y el corazón urbano penquista como puntos lógicos de destino y origen.

9) La gestión y la propiedad de este conjunto PACyT es de la UdeC, ya que se emplaza en terrenos propios (dos fundos originalmente) y todo el proyecto legal, urbanístico y arquitectónico ha sido elaborado, gestionado y conducido por esta institución. Estas gestiones son las dos Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) ingresadas al Servicio de Evaluación Ambiental y los permisos municipales del Loteo y Urbanización de todo el predio, más las tardías exposiciones públicas del proyecto PACyT, además de la constitución de una institucionalidad gestora y de administración. Pienso que tardíamente, y solo por estrategia, se le ha dado participación en esta institucionalidad (aun en etapa conceptual) a otras universidades e instituciones educativas.  Como contraste, relato que  en la  partida, en nuestro fallido estudio para el Campus, donde incluíamos el diseño de un anteproyecto de parque científico alternativo al oficial, en el equipo antes mencionado pensábamos que la ideación, la gestión y la propiedad de un conjunto jurídico y material de este tipo deberían ser de un conjunto de universidades e institutos antes que de una sola institución. Pues si hablamos de colaboración, integración y sinergia, elementos a mi juicio imprescindibles en una idea del tipo pretendido, la institución a crear debiera partir siendo una idea común, o existir un “condominio de la idea”, y del futuro conceptual y físico de la misma.

Y el conjunto físico, urbanístico-paisajístico de lo que pueda ser un parque científico tecnológico debería ubicarse idealmente en un punto estratégico de nuestra metrópoli o Gran Concepción, con óptimas condiciones de conectividad, transporte público y privado, con una imagen urbanística  pública, cotidiana,  reconocible, identificadora y amable con los ciudadanos pencopolitanos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

5 Comentarios en Un Parque Científico y Tecnológico (Parte II)

  1. Un muy buen artículo y comentarios.
    Realmente parece muy sospechosa la estrategio global de ese proyecto en relación al destino de grandes áreas urbanas de las cuales un alto porcentaje poderá atender al mercado de explotación inmobiliaria, en perjuicio del medio ambiente urbano y natural.

  2. Hay que llamar a la Federación de Estudiantes, a los docentes, a los ambientalistas y a la ciudadanía de concepción a involucrarse en este fenómeno, aquí también esta en juego el patrimonio ambiental

    • Pedro, es muy importante tu convocatoria. Te informo que se está trabajando en discutir, comentar e informar a través de opiniones ciudadanas las situaciones que estamos viviendo en las comunas, desde varios medios como prensa digital, canales locales de TV, redes sociales, etc., incluyendo esta ventana ciudadana. Los problemas, falencias y aberraciones que hay en los planes reguladores comunales y metropolitano, en ‘estudio, análisis y modificaciones’ desde 2013 por parte de instituciones estatales, lo exigen. Se están sumando cada día más organizaciones comunitarias, juntas de vecinos, ONG, grupos ambientalistas defensores de los humedales, etc. para trabajar en la recientemente creada Plataforma por un Plan Regulador Metropolitano Integrador y Comunitario. Todo esto, debido a la precaria participación ciudadana permitida por las leyes, reglamentos y ordenanzas vigentes. La idea es entregar, al término del proceso, documentos adecuados para difusión de la problemática con contenidos de propuestas para los ciudadanos y el Consejo Regional.

      Ya no es posible seguir aceptando un PRCM urdido a espaldas de los ciudadanos.

  3. Qué lamentable, a juzgar por las informaciones de prensa, el nuevo rector y su equipo ya se compraron el cuento.
    Hasta inversiones extranjeras se están comprometiendo.
    Y, la comunidad Universitaria, no tiene opinión?

  4. Es muy interesante y completo el análisis que nos entrega el arquitecto Antonio Zelada E. Con las explicaciones dadas con bastante detalle en las Partes I y II nos queda perfectamente claro que el proyecto de la UdeC presentado a evaluación de impacto ambiental al SEA con sendas Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) la primera de ellas retirada, es un loteo de fundos de su propiedad para, luego de hacer hacer cambio de uso de suelo, vender parcelas urbanizadas y aumentar ‘n’ veces el valor y la plusvalía de los terrenos.

    La lectura indica que la idea del PACyT (que eso es antes que ‘proyecto’) se nota introducida como ‘de contrabando’. Es eso, junto a otros puntos incompletos y/o confusos de la presentación, lo que debe estar indagando la Contraloría General de la República, luego de la reclamación presentada ante ella por el Comité Nacional Pro Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF) por su ilegal aprobación con una DIA, en lugar de un EIA como corresponde para este caso particular por los altos impactos negativos implícitos para la fauna, la flora y los habitantes de los barrios aledaños.

    No estamos en contra de un PACyT, pero este debe ser bien pensado, bien proyectado y bien ubicado, y no en el peor lugar elegido que se propone para ello. Es lo que corresponde hacer a una Universidad como la UdeC, con todo el prestigio que tiene.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl