La responsabilidad seriedad y madurez de la ciudadanía... se expresa en su compromiso con la participación!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

A TILTIL LO MATARON, LOS ASESINOS….

Esteban Lobos

Economista.

Tiltil es una pequeña comuna de la Región Metropolitana. Tiene una superficie de 653 kilómetros cuadrados en la que habitan alrededor de 15.000 personas. De ellas, un 55,3% reside en varios pequeños poblados en tanto que el resto, unos 6.750 habitantes, vive en el medio rural. Las páginas de la Historia han marcado a sangre y fuego el lugar ya que aquí, el 26 de mayo de 1818, fue aviesamente asesinado el patriota Manuel Rodríguez. Recuperó algo de su nombradía al saberse que en el sector de Caleu tenía su casa de descanso Ricardo Lagos, ex Presidente de la República. Pero la última semana de Julio, Tiltil, lamentablemente, saltó de improviso a la fama. ¿Por qué razones?

En su modesta existencia, esta comuna, como muchas comunas pobres de Chile, no tiene ni siquiera un Plan Regulador. Eso no sería nada frente al hecho de que en la época estival, diversos sectores de su territorio solo disponen de agua potable durante unas pocas horas al día. Sin embargo, como forma parte del área más poderosa y rica del país goza (o sufre) del beneficio (o maleficio) de estar considerada dentro del Plan Regulador de la Región Metropolitana. Este instrumento de planificación territorial se empezó a estudiar por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo en 1990. Incorporó elementos de años anteriores, entró en vigencia en 1994 y, a partir de entonces, ha sufrido diversas modificaciones para atender primordialmente el clamor de las inmobiliarias que reclamaban porque en la ciudad-capital no había terrenos disponibles para edificar pese a que el dato duro indicaba que Santiago se encuentra dentro de las grandes urbes de mayor extensión y de más baja densidad poblacional.

En algún momento del proceso, aparecieron “los asesinos”. Un grupo de tecnócratas solapadamente y musitando un lenguaje que fuera incomprensible para el común de los mortales, decidió condenar a Tiltil a la poco digna calidad de “vertedero de la Región Metropolitana”.

La metrópoli produce nada menos que 2,7 millones de toneladas de residuos cada año y, por supuesto, estos no pueden depositarse en el barrio alto ya que se vería muy feo y, además, aportan moscas, contaminación y malos olores. Lo lógico es derivarlos a sectores periféricos, poblados por gente sencilla, sin fácil acceso a los medios de comunicación y, dado su bajo poder electoral, sin llegada a las elites políticas.

En poco más de dos décadas, el territorio tiltilense fue invadido por la radicación de una incesante cadena de actividades que Santiago necesitaba pero que no resultaban muy agradables para los capitalinos. Un gigantesco criadero de cerdos o chanchería (llamado Porkland, “tierra de cerdos”) llegó con sus excretas, purines y aromas; una empresa procesadora de algas; una empresa de molienda de carbón; una fábrica de mármol; un relleno sanitario en Los Colorados; una planta de tratamiento de aguas servidas de la poderosa financista de campañas electorales Aguas Andinas; una planta de cemento Polpaico; relaves mineros; etc., marcaron el paisaje de la comuna. Como si todo ello no bastara, Tiltil fue elegido como sede de la cárcel de Punta Peuco, albergue de los condenados por delitos cometidos por la dictadura gremialista-militar.

El ciclo no está cerrado. Precisamente la empresa “Ciclo”, tras dar cumplimiento a las formalidades ambientales, sanitarias y burocráticas del caso, obtuvo la autorización para ejecutar en esta comuna su “Proyecto Cigri”, es decir de levantamiento de un Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales. El país en una década – de 2000 a 2009 – aumentó en un 42% su generación de residuos sólidos. Un 48% de los residuos industriales estimados como “peligrosos” (lo que corresponde a unas 200.000 toneladas) proviene de instalaciones situadas en el área metropolitana. Es evidente que a mayores niveles de consumismo, mayor producción de desechos. Los supermercados Líder, propiedad de Walmart, la mayor empresa mundial del rubro, ha hecho su aporte en este campo al anunciar que ha dejado de trabajar los envases retornables de bebidas ya que ocupan mucho espacio en sus locales y no le resultan comercialmente convenientes. Gran parte de los envases desechables irán, por supuesto, a parar a Tiltil ya que Santiago, Las Condes, Vitacura, Providencia, Lo Barnechea, envían a ese lugar sus residuos, desechos y basuras.

Reiteradamente se ha señalado que Chile está al filo de alcanzar el desarrollo. Para eso se recurre al juego de los ingresos per cápita que sirven para esconder la realidad efectiva sin maquillajes, Esta realidad exige un desarrollo de servicios ambientales del más alto nivel tecnológico tanto para la recolección como para el tratamiento y disposición de todos estos elementos, ya que resulta éticamente inaceptable que estemos condenando a los sectores más carenciados y vulnerables a soportar de por vida los excesos de los grupos privilegiados los que, en nuestra opinión, deben hacerse cargo de los costos consecuenciales.

Cuando nos informamos que pequeñas naciones, como Holanda, Dinamarca, Noruega, que han alcanzado niveles de desarrollo de alta calidad y equidad, están “importando” basura para alimentar centrales de generación de energía renovable, nos percatamos de que estamos a años-luz de distancia de todos ellos. No por falta de recursos, sino por falta de cultura y de voluntad.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl