El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

CINE: ALIEN COVENANT

2017
dir. Ridley Scott

por Iván Ochoa Quezada

A la luz de las reacciones generales que ha evocado la cinta más reciente del británico Ridley Scott, podría catalogar la siguiente como una opinión impopular: Alien: Covenant es una buena película. Las razones para arribar a esta conclusión son algo intrincadas e, incluso, algo rebuscadas, pero no dejan de ser meritorias. Es fácil caer en el reduccionismo de las lecturas literales y superficiales (pecado que muchas veces cometemos quienes jugamos a ser críticos de cine), y son esas las críticas que han surgido desacreditando la labor de Scott en esta secuela de Prometheus (2012). Lo cierto es que una completa apreciación de Covenant no existe sin entender las circunstancias de su realización, personalidad de su director, y una mínima capacidad de lectura entre líneas.

En Covenant, Scott simplemente está divirtiéndose. Incluso mofándose de nosotros – el público engreído que jamás está satisfecho con nada y cree poseer la facultad y el derecho de exigirle enmiendas y reparos al artista. El mismo público que se quejó de las inconsistencias y falta de acción de Prometheus (una cinta notoriamente más ambiciosa que ésta), y ahora se queja por minucias que, bien analizadas y puestas en perspectiva, no guardan ninguna trascendencia. ¿Por qué, por ejemplo, se le reclama inteligencia a los personajes cuando jamás ha habido personajes inteligentes en la saga de Alien, y por lo demás, en el canon del horror en general? Por decirlo de manera simple, si los personajes fuesen realmente inteligentes, el terror no existiría. Punto. Y sin embargo, ahora tenemos hordas de fanáticos cuestionando aquello que, sin plena consciencia, exigían en primera instancia. Por ello, la sonrisa pícara de Scott es palpable a través de cada decisión tomada meramente por el bien del entretenimiento y la simplicidad. Covenant se asume como diversión pasajera, y ese es su mayor atributo.

Los detalles de la trama son fútiles puesto que no hay mayor diferencia entre ésta y la Alien original: un grupo de colonizadores aterriza en un paradisíaco planeta, rastreando una misteriosa señal. Allí, descubrirán los paraderos del androide David y Elizabeth Shaw (protagonistas de Prometheus), al mismo tiempo que se enfrentarán a (no tan) nuevas amenazas e inquietantes revelaciones.

Alien: Covenant se encuentra actualmente en cartelera.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl