El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

CUENTOS CORTOS: A río revuelto…

Existe para Pilar una fecha que jamás podrá sacar de su mente. Es como un tatuaje tallado a ultranza y que la perseguirá por mucho tiempo: la del terremoto del sábado 27 de febrero del 2010. Y no precisamente por la desgracia que acarreó este desastre, sino por algo muy personal que resultó ser para ella más dañino que tres tsunamis juntos. El martes anterior, después del turno en la fábrica, Pilar se fue muy contenta a casa por dos razones que la hacían sonreír sola: estaba embarazada y contraería matrimonio con el padre de su bebé. Pilar era la hija mayor de Pedro y Sonia y la primera en contraer matrimonio, de allí la alegría desbordante que inundaba su hogar. Compañeros de labores por años, se despidió de Juan Carlos con un sincero apretón de manos. Se iba de vacaciones. El viernes 26 por la tarde sacó su traje de boda, se lo entalló y el espejo la mostró de cuerpo entero como gavilla de campo recién brotada. Se rió a todo dar con las promesas que su novio Ricardo le había hecho con tanta decisión. Ella le creía a su pareja. De paso miró las argollas de plata que grabadas esperaban con ansias, al igual que ella, poder cumplir su cometido. A las dos de la mañana se fue a dormir cansada, pero feliz. Apagó la luz, cerró los ojos y se durmió, sin tener la menor idea de que una hora y media más tarde su destino cambiaría.

A las semanas después, Pilar volvió al trabajo cabizbaja, pero con la decisión de enfrentar con dignidad todo lo que le había sucedido. Al consultarle Juan Carlos qué había acontecido con su boda, le comentó: “-Fracasó. A las 3.45 de esa madrugada fue la última vez que vi a Ricardo. Mi novio desapareció como tragado por la tierra. No se lo llevó ni un tsunami ni se le vino la casa abajo. Nada de eso. Sencillamente se echó el pollo y nunca más he sabido de él”-.

Nen Becerra Fuentes.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl