El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Editorial: Una carencia demasiado grave.

Nuestro país enfrenta una crisis bastante generalizada. Aun cuando su situación relativa,  medida a través de indicadores objetivos, es, a todas luces, más que aceptable, existe una atmósfera social cargada de pesimismo y oscuridad.

Indudablemente, hay realidades indiscutibles. Una sociedad fracturada con una incontrolable tendencia a hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, una casta política endogámica más preocupada del escándalo que del enfrentamiento de los problemas concretos de las personas, medios de comunicación que claramente no están al servicio de la información sino al servicio de los más poderosos grupos de interés, autoridades religiosas más ocupadas de ser fieles a la disciplina que a los valores, contribuyen, entre otros factores,  a hacer irrespirable nuestro ambiente.

Las modernas tecnologías han hecho posible la interacción inmediata entre los individuos pero, al mismo tiempo, han abierto las puertas al desenfreno del libertinaje, la injuria, el descrédito,  la mentira, todo amparado por la cobardía moral del  anonimato, elemento que, sin duda, por su enorme capacidad de difusión y multiplicación contribuye con efectividad a intoxicar la convivencia ciudadana.

El país, nuestro país, lamentablemente ha visto desaparecer los liderazgos morales de los cuales otrora se enorgulleció. Esas personas que no sólo por su palabra sino fundamentalmente por su testimonio de vida, por la sobriedad en que llevaban su existencia, eran capaces de invitarnos a razonar colectivamente, podían discutir y contraargumentar sin ofender, eran capaces de decir su verdad oportuna e inoportunamente, eran capaces de defender sus valores sin estar midiendo el impacto de su mensaje en la popularidad o la impopularidad de las encuestas, eran capaces, en síntesis, de convidarnos a participar de la realización de un sueño común.

Los últimos días han sido ejemplares, no porque contribuyan a hacer mejor las cosas sino, al contrario, porque nos indican como no se debe actuar. El establecimiento de la interpelación constitucional a fin de formular a  los ministros de Estado  preguntas en relación con materias vinculadas al ejercicio de su cargo, se ha transformado en un patético espectáculo que permite sacar de su anonimato por algunas horas a mediocres diputados. La grave situación generada por los masivos incendios forestales, lleva a algunos iluminados parlamentarios a proponer la creación inmediata de una “comisión investigadora” cuyos resultados se diluirán con el transcurso del tiempo.  El arribo de  aeronaves extranjeras destinadas a combatir la tragedia  se complica por tediosas e incomprensibles consideraciones burocráticas.

No se trata de criticar a este Gobierno ni al anterior. Se trata de plantear clara y categóricamente que el Estado chileno se encuentra muy lejos de estar a la altura de las circunstancias. Un terremoto puede ser un evento sorpresivo y sorprendente pero la sequía y las catástrofes estivales como ésta, son plenamente previsibles tal como lo serán eventualmente las inundaciones invernales.

El ciudadano común sobrelleva la amarga sensación de que las burocracias están más preocupadas de cubrirse las espaldas y de tener un oficio de respaldo que demuestre que se preocuparon de un problema, que de abordarlo  efectivamente.

Quebrar esta inercia inmovilizadora, llevar al funcionario  a un compromiso de corazón con el deber público, involucrar a la comunidad en tareas y actitudes que son responsabilidad de todos nosotros, sólo es posible si al frente hay un liderazgo moral que convoque, que exija y que dé el ejemplo, sin titubeos ni debilidades.

¿Habrá en el horizonte alguna esperanza?

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl