La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EDITORIAL: Una irresponsabilidad mayúscula.

Ya no constituye sorpresa alguna el hecho de que frente a los problemas y requerimientos del país se responda no procurando dar respuestas efectivas y concretas sino creando ingentes nuevas burocracias cuyo desmantelamiento posterior se hace casi imposible.

La creación de nuevos ministerios, de nuevos servicios, de nuevas regiones, de nuevas comunas, todos con sus respectivas plantas funcionarias de jefes, profesionales, técnicos, choferes, periodistas, auxiliares, etc., a los cuales con el transcurrir de los días se les sumará el personal a contrata y a honorarios, se ha transformado en la forma elegante en que el poder político aparece como dando soluciones a demandas ciudadanas sin que en los hechos se solucione problema alguno. Lo curioso es que incluso la Derecha,  que en su ADN ideológico tiene el empequeñecimiento del Estado, ha procedido en la misma forma.

Si se quiere ahondar en la búsqueda de las razones que motivan este proceder, la respuesta es simple: con un simple articulado legislativo se puede afirmar que se dio cumplimiento a una promesa de campaña.

El centralismo a nivel del país es un hecho que ni siquiera amerita discusión. La sola existencia de una “subsecretaría de desarrollo regional” no lo ha revertido ni lo revertirá jamás.

El centralismo  al interior de cada región, es una realidad indesmentible. Se podrán desmembrar las regiones cuantas veces se quiera, pero no se alterará en nada la distribución del poder.

El centralismo  al interior de cada comuna se vive a diario. Todas las localidades y barrios podrán transformarse en nuevas comunas pero la realidad contingente de las personas, su calidad de vida, no variará un ápice en lo fundamental.

Si el Poder Ejecutivo y los señores legisladores gastaran su tiempo en elaborar normas  generales que deriven en una distribución efectiva de los recursos disponibles de tal manera que ellos lleguen a las personas concretas y, en particular, a los sectores más apartados y vulnerables, el horizonte de vida de ellos cambiaría radicalmente.

¿Cuánto cambiaría, por ejemplo, la realidad de la provincia de Ñuble si los casi 20.000 millones de pesos iniciales de su transformación en región más su costo financiero anual permanente se invirtieran en su desarrollo productivo y humano?

¿Cuánto cambiaría la situación de los niños chilenos si se lograra que la enorme cantidad  de recursos que diariamente quedan enredados en las marañas de las burocracias llegaran efectivamente a ellos?

Los hechos y la experiencia, nos demuestran que las cosas se pueden  hacer de una manera distinta.

Las personas tienen derecho a que sus necesidades sean atendidas. Las personas tienen derecho a exigir que se cambie el rumbo de la acción del Estado y la forma de actuar.

Las necesidades apremiantes son muchas y urgentes. Los recursos públicos para atenderlas son escasos. Por esa simple razón, no es tolerable la irresponsabilidad en este terreno. Persistir en una inercia incomprensible bajo el pretexto de que “las cosas se han hecho siempre así” sin entender que otra forma de actuar  es posible, es simplemente un gesto de tozudez. Y, lo peor de todo, es simplemente jugar con las esperanzas y sueños de una nación.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en EDITORIAL: Una irresponsabilidad mayúscula.

  1. Ya lo decía uno de los expositores del Congreso del futuro, cambiar el modo de hacer las cosas, cambiar en cualquier orden siempre cuesta ….Pero eso no quiere decir que no lo busquemos, …con responsabilidad, con perseverancia, con lucidez, con pasión . Y el rol de participación de las y los ciudadanas/os en esto, decía él, es esencial . Para pedir, para exigir , y también para participar, para crear nuevas rrespuestas, nuevos modos.
    Con esto en mente, agradezco su editorial y la he compartido en Facebook.
    Gracias !

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl