La Filosofía y las Ciencias, deben estar presentes en nuestras vidas, sin perder su rigurosidad…hay que usarlas de modo cotidiano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Filosofía: un saber inútil pero necesario

Patricio Schwaner Saldías

Profesor de filosofía

Desde hace algunos días ha vuelto a aparecer la tan bullada discusión respecto a la importancia de la filosofía. En relación a lo mismo creo que resultaría esclarecedor el profundizar en la noción de utilidad, cuestión que para algunos resulta el gran argumento a exponer a la hora de considerar que debe ser eliminada de los planes educativos. Con esto quiero decir que quienes se oponen a la continuidad de la filosofía tienden a afirmar con toda seguridad que la filosofía es inútil en cuanto no ofrece ventajas visibles y contables.

Ahora bien, seria esperable que quien hace filosofía buscara la forma de plantear un contraargumento de modo que pudiera defender la utilidad de la filosofía, cuestión que desde mi perspectiva resulta innecesaria, por lo que sería oportuno clarificar el motivo de esta afirmación. A saber ¿Qué clase de interpretación damos hoy a la palabra utilidad? Usualmente la utilidad es comparada con el valor y más aún en una sociedad como la nuestra, en la que el dinero se ha impuesto como galardón necesario a la hora de propiciar la validez o no validez de las cosas. De forma tal que escuchamos constantemente que se diga que un determinado producto tiene una gran utilidad en cuanto podemos considerarlo exclusivo o más aun de elevado valor monetario.

Sin embargo, vuelvo a afirmar que la filosofía es inútil por lo que en la línea de mi propia reflexión seria equivalente a sostener que no puede ser avaluada, razón por la cual está condenada a no devaluarse jamás y a no correr el riesgo de que pueda transarse al menor precio. La filosofía no puede considerarse útil porque su misma expresión no podrá ser nunca cuantificada y bajo este respecto jamás clasificará en los ideales reduccionistas de nuestra época.

En este sentido la filosofía como reflexión humana sigue la línea de lo que el gran pensador Karl Jaspers afirmara “En filosofía son más esenciales las preguntas que las respuestas”. Y atendiendo a esta misma reflexión, valga la pena el afirmar que las preguntas son tantas que están condenadas a no desaparecer jamás. Por lo que afirmar que la filosofía tarde o temprano va a desaparecer constituye una incongruencia radical.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl