Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Editorial: ¿Juguemos a la interpelación?

El pasado martes 2 de agosto, la Ministra de Justicia debió concurrir a la Cámara de Diputados para enfrentar una interpelación requerida por parlamentarios de la oposición conforme a sus atribuciones constitucionales.

Esta acción, motivada por el escándalo de las pensiones en Gendarmería y por las graves irregularidades detectadas al interior del Servicio Nacional de Menores, sin duda que tiene fundamento plausible. Está absolutamente fuera de toda discusión el derecho de la Cámara a formular preguntas sobre materias vinculadas al ejercicio del cargo de los  Ministros de Estado y también la obligación de estos personeros de dar debida respuesta a estas cuestiones. Este mismo deber fiscalizador de los diputados se puede cumplir requiriendo por oficio  al Gobierno los antecedentes de casos determinados, el que debe responder por intermedio del Secretario de Estado respectivo dentro de un plazo máximo de treinta días.

Lo anterior, desde el punto de vista jurídico-constitucional.

Sin embargo, desde un ángulo político “la oposición”  (esta oposición o la oposición anterior) tiende naturalmente a optar por la interpelación dadas la significación  y la cobertura informativa que a partir de ella se suscita. Pero, si se mira hacia atrás, las consecuencias prácticas son casi nulas. A los pocos días, los ciudadanos han echado al olvido el espectáculo y los problemas de fondo, que son aquéllos que a la gente realmente le importan, siguen donde mismo.

Es un hecho que la “Administración del Estado” se encuentra absolutamente colapsada y que el marco legal, mediante el cual se pretende abordar las materias cuya solución reclaman con urgencia las personas, es inapropiado, burocrático, rígido e ineficiente. Para abordar cualquier requerimiento o carencia, se crea un Servicio o, mejor aún, un nuevo Ministerio con ley  orgánica, reglamento, planta, grados, etc. Y, para que se vea la preocupación por todos los habitantes, paralelamente se crean más comunas y más regiones sin que siquiera se analice su capacidad real de financiamiento. Cada nueva ley aparece como una solución pero al poco tiempo se transforma en un problema.

La crisis y el escándalo de las pensiones, son graves, gravísimos,  no solo por lo que son en sí mismos sino por el abuso e inequidad que significan. El problema de la atención de los menores vulnerables no solo es gravísimo sino que no puede esperar simplemente porque, en lo concreto, hay vidas de niños en juego; vidas biológicas y el derecho a una existencia humana verdaderamente digna.

Frente a cada problema que revienta, la pregunta que la gente se hace es: ¿De quién es la culpa? La respuesta: es de todos, lo que no significa que es de nadie sino que es de Gobierno y de Oposición, de los actuales y de los precedentes porque las cosas se están haciendo mal. ¿Acaso en largos años nadie se dio cuenta de que en el Sename se estaban mezclando niños vulnerables con jóvenes autores de conductas delictivas? ¿Nadie percibió que un joven sometido a régimen de internación podía pasar a ser adulto por el mero transcurso del tiempo? ¿Nadie vio que los recursos no eran suficientes?

Si la sociedad, como tal, no exige despolitizar los servicios, exigir responsabilidades personales, fiscalizar, los problemas perdurarán.

Puede seguirse el show de las interpelaciones pero ¿a qué costo para el país?

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Editorial: ¿Juguemos a la interpelación?

  1. Hola, leyendo este artículo, pienso que refleja , da nombre, a lo que muchas y muchos pensamos. Pareciera que todo , las noticias, las acciones que se emprenden, permanecen sólo el tiempo de la imagen, de cumplir con su fin mediático. Y nada resulta efectivo entonces , efectivo para provocar cambios que nos ayuden a mejorar.
    Por otra parte , las dos realidades que se señalan son graves y dolorosas, y el artículo bien lo explica. Sólo quisiera complementar con un link al artículo escrito por Cristian Warnken en diario El Mercurio, que habla sobre la crisis de los menores en el Sename y como es, al igual que lo señala este artículo, responsabilidad de todos.
    http://www.elmercurio.com/blogs/2016/08/04/43929/La-interpelacion-de-los-ninos.aspx
    Saludos atentos.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl