Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

OPINIÓN

Panorama político nacional

por Juan Luis Castillo Moraga

Un breve vistazo a la realidad que vive nuestro país, en la actual coyuntura, nos hace presagiar que seguimos a los “tumbos”, caminando dispersos y sin capacidad de diseñar un camino que nos permita enfrentar lo fundamental y enfocar el rumbo, en función de los intereses generales de la nación. A saber, el crecimiento, el desarrollo con equidad – verdadera- la devolución de las confianzas a las entidades públicas, la revalorización de la honestidad y el respeto, como eje central de la actividad pública y privada de los ciudadanos en general, pero, por sobre todo de quienes ostentan cargos de responsabilidad social, empresarial y política está aún muy pendiente.

Hoy, nuestro panorama político se ve cruzado por varias aristas: discusión reforma laboral, reforma constitucional, crisis en Chiloé, primarias en la nueva mayoría, actitud de la derecha política respecto de las reformas, manejo geopolítico y otras…

En relación a la discusión y freno que le ha puesto la derecha política a la reforma laboral, se deja ver un nivel de escepticismo en los cambios y acuerdos que el país requiere, merece y necesita.

Lo anterior se ve obstaculizado por una actitud de la derecha que linda con la pequeñez, el egoísmo en la defensa de intereses y condiciones de convivencia con el mundo laboral. Además, en esa visión subyace el objetivo de este sector, por debilitar el proceso de sindicalización.

También se ve a un gobierno poco claro, una Nueva Mayoría dispersa, y alejada de una necesaria interacción con las organizaciones sindicales.

En relación al proceso constituyente que impulsa el gobierno, este, se ve un tanto reblandecido por la falta de un marco que ordene la discusión a la que se está incorporando lentamente la ciudadanía. No se puede discutir todo si no los pilares, los marcos referenciales que aporten a centra las temáticas fundamentales de nuestra carta fundamental.

Llama poderosamente la atención y habrá que seguir con mucha atención el desarrollo de la idea del conglomerado de derecha, cuando señala qué: “DEBEMOS CONSTRUIR UN ESTADO SUBSIDIARIO Y SOLIDARIO”…

La N. Mayoría, el gobierno y la ciudadanía deberían tomarle la mano a la derecha en esta propuesta y agregar por ejemplo, a esa propuesta, que el Estado debe ser garante del bienestar y la equidad en el marco de un desarrollo con equidad. La idea es localizar puntos de encuentro que sostengan el rol que nuestro Estado debe recuperar.

Ahora, la dubitativa actitud del conglomerado de derecha frente a la participación en el proceso y la forma en que debe participar, hoy les genera puntos de desencuentro, los que, sin duda se van a agudizar, conforme se desarrolle el cauce de  participación de la gente.

Cada vez que el gobierno se enfrenta a conflictos políticos y sociales, queda en evidencia la orfandad de la presidenta y la ausencia en el gobierno de cuadros políticos, lúcidos, con experiencia y sensatez a la hora de diseñar, si es que diseñan, respuesta a esos conflictos.

Una vez más, queda en evidencia lo anterior, ante la tardía y equivocada respuesta de los funcionarios de gobierno a las peticiones de los dirigentes de las comunidades en conflicto. La forma y el fondo de las respuestas, aparecen como poco sustanciosas, un tanto despectivas e impulsadas por cuadros políticos inexpertos,  y un gabinete desorientado y con posturas diferentes.

Las  larvadas primarias que aparecen en el horizonte de la Nueva Mayoría, sólo reflejan incapacidad de llegar a acuerdos entre los partidos e inconsecuencia respecto del respeto a la participación y al rol democratizador que le asignaban, desde el interior de ese conglomerado, a dicho proceso.

Dos palabras para señalar que la derecha política sigue cruzada y se enredará cada vez más, en torno a la participación en el proceso de reformas… Un reglón especial merece los insuficientes, casi nulos esfuerzos de las autoridades políticas, gremiales y sociales por el rescate de valores y el combate certero contra la corrupción, situación que se sigue extendiendo como reguero por las distintos ámbitos del quehacer nacional.

En ese aspecto, los visos de corrupción en el ejército, no son otra cosa que traición a la patria. Sin embargo personajes como los ex ministros Vidal y correa no sólo justifican a alguno de los involucrados si no que, los defienden y los protegen.

El panorama geopolítico que enfrenta el país, se nubla cada día más, por una incapacidad histórica de enfrentar los conflictos  desde nuestra cancillería, con una necesaria humildad, sin humillación, y  con una actitud de  orgullo pero sin arrogancia frente a los reiterados conflictos con nuestros vecinos, los cuales se han centrado el último tiempo con nuestros hermanos bolivianos.

Finalmente, es menester señalar que el país, requiere en forma urgente un diseño político que contenga algunos los temas centrales y a partir de ellos se genere una pauta que guie la ruta que debemos seguir hacia la conquista del necesario y merecido desarrollo que el país debe conquistar en un clima de armonía y justicia social.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl