Ciudadanos de Chile: A votar; vota por ti; vota por tu familia; vota por tu vida!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LA TELEVISIÓN, CINE Y LA LITERATURA INFANTIL: ¿ALIADOS O ENEMIGOS?

Si una novela de literatura infantil ha sido publicada, es sólo cuestión de tiempo antes de que sea adaptada y convertida en película. Es que la literatura, desde los orígenes mismos del séptimo arte, ha sido fuente de inspiración para el cine. Sin embargo, esta relación de aparente cooperación sigue siendo, como lo es desde hace más de un siglo, el origen de interminables controversias, alimentadas por aquellos que entienden a la literatura como un arte y al cine como un mero medio de consumo masivo. A pesar de todo, no podemos dejar de reconocer que la industria del cine ha madurado y se ha complejizado, por lo que el tema de las adaptaciones merece,  hoy en día, un análisis más profundo.

Si hablamos de la influencia del cine en la literatura infantil y juvenil actual, de una manera muy general, admitimos que la literatura más actual presenta una serie de características inducidas por el cine. Por ejemplo, la desaparición de la situación inicial o su desplazamiento a la portada se observa en muchas de las narraciones actuales, sean comerciales o de calidad. La tradicional situación inicial de las narraciones orales o de las novelas del siglo XIX que servían para fijar el marco de la narración, es decir, para presentar los personajes, el escenario y tiempo del relato, desaparece porque a menudo ya es reconocido por el lector. Incluso la literatura más comercial, llega a plantear el inicio del conflicto en la primera página o en la portada posterior para enganchar inmediatamente al lector.

Cuando la escuela ha hablado del trabajo cinematográfico ha centrado su discurso en aspectos que reclaman un tipo de cine alejado del consumo adolescente, el que denominaríamos un cine de calidad. El cine y la televisión serán un instrumento de ayuda que podemos utilizar para mejorar los conocimientos sobre la narración. Es decir, entendemos el cine y la televisión como un lenguaje más próximo al alumnado y que, por lo tanto, puede ser un medio para lograr los objetivos de la materia.

Actualmente y junto con la televisión, el Cine,  es uno de los medios de esparcimiento e información más influyentes dentro del mundo contemporáneo. Los hombres, desde la antigüedad, demostraron su intención de captar y reproducir imágenes móviles. Encontramos una primera aproximación al cine, en las representaciones que a través del teatro de sombras lograban mostrar a un público entusiasmado imágenes en movimiento. En el Siglo XVI comienza a utilizarse la “Cámara Obscura” y con ella la posibilidad de proyectar imágenes sin movimiento pero alejadas temporalmente del momento de su producción. Un Siglo después, la “Linterna Mágica” sería la precursora de las sesiones de cine, mediante la  proyección de imágenes sobre una superficie plana. Con el fin de hacerlas llegar a todos los lugares, los feriantes viajaban con sus linternas dejando boquiabiertos a los espectadores. Sobre todo cuando empleando ingeniosos dispositivos mecánicos y combinaciones ópticas lograban sobre las imágenes un efecto de movimiento.

Desde entonces, el cine y la literatura han establecido complejas y recíprocas relaciones. Esta vinculación ha tenido y tiene distintas formas de expresarse.

En ocasiones, la literatura infantil ha proporcionado una importante fuente de inspiración a los directores convirtiéndose en cine a partir de la adaptación fílmica de obras literarias, donde el argumento de éstas se ha transformado en un guión cinematográfico, con mayor o menor fortuna. Cada adaptación de una obra conocida renueva la eterna polémica ¿Qué es mejor? Texto o película. Literatura o Cine. Algunas veces, como resultado de las comparaciones se suele rechazar la película lamentando que la complejidad del texto literario haya sido despreciada por la superficialidad de las imágenes. Otras, en cambio, se consideran los aportes de la imagen como enriquecedores del texto.

Por otra parte, el éxito de una película algunas veces ha provocado la edición literaria de la historia en la que se basa o del guión de la misma.

Es un error hacer “competir” a un libro con una película, son dos obras de arte diferentes, dos lenguajes distintos, aunque puedan estar inspiradas una en la otra como pudieran estarlo en muchas otras cosas: la vida, los sentimientos, la historia, etc… y aunque por supuesto el valor artístico y la calidad de cada una pueda ser mejor o peor, dentro de sus propios parámetros.

Desde el punto de vista didáctico, las relaciones entre literatura y cine, nos permiten analizar una historia contada en distintos soportes, para reconocer las ventajas que proporcionan cada uno de ellos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl