«Enseñar, es enseñar a dudar» Eduardo Galeano

 

 

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Ambientalistas en Alerta ante el Proyecto Vial por el Piedemonte

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.
Las organizaciones ciudadanas de la sociedad civil están en alerta roja por el vamos a la licitación por el proyecto de una conexión vial entre las comunas de San Pedro de la Paz y Coronel, con un trazado por el piedemonte de la Cordillera de Nahuelbuta. A eso vino a Concepción el subsecretario de Transportes Jorge Daza [1], a hacer el anuncio.
La noticia ha puesto en alerta a todos los opositores a esa vía denominada Ruta Piedemonte. Entre otras cabe mencionar a la Red de Humedales del Bio Bío (RHBB) -que forma parte de la Red Plurinacional de Humedales de Chile- y a la Coordinadora Socioambiental de Coronel (COSAC) de reciente creación. 

Las organizaciones ambientalistas están en alerta máxima y haciendo una trabajo mancomunado quemando los últimos cartuchos para evitar que se materialice ese crimen de lesa humanidad, un ecocidio inútil que no resolverá los problemas derivados de la congestión vehicular.

Ya se han dado las razones del por qué esto no puede funcionar y pasaría a ser una inversión hundida llevando a que “el remedio sea peor que la enfermedad” a través de numerosas campañas por redes sociales y en artículos de prensa en diversos medios, incluido este semanario. Pero debemos repetirlas una vez más para explicarle la verdad a los ‘ciudadanos de a pie’, y aclararles -con fundamento- que ese proyecto de ruta no aliviará la congestión vehicular que sufren las comunas, como han argumentado y continúan haciéndolo las autoridades centrales y regionales de la nación, desde hace por lo menos tres gobiernos, para favorecer a intereses creados de agrupaciones gremiales y empresariales aplicando los distractores tradicionales de las técnicas de la propaganda.    

Para explicar argumentando, partamos con decir que las congestiones viales en todo el mundo se deben al aumento de la población mundial y al crecimiento urbano descontrolado de las ciudades, todo lo cual trae como consecuencia un exceso de vehículos que satura las calles y las carreteras. El problema, entonces, no es la falta de vías, carreteras o caminos, sino la mala o inexistente planificación urbana y del desarrollo de los medios de transporte de personas y de carga.

Es así como ‘las autoridades’ han logrado hacer creer (vale decir, engañar) a los vecinos de nuestras comunas -sobre todo a los automovilistas-  que con una ruta por el piedemonte se acabarán los tacos. Para comprender cómo han logrado esto, recordemos una de las enseñanzas que nos dejara el científico estadounidense Carl Sagan: “Si te someten a engaño durante mucho tiempo, tiendes a rechazar cualquier prueba de que lo es. Porque es demasiado doloroso reconocer, incluso ante nosotros mismos, que hemos sido engañados. Por eso los charlatanes sobreviven y se mantienen en el poder”.

Además, nos han dicho y lo reiteran, que no hay otra opción que esa, por supuesto que sin presentar estudios ni argumentaciones que lo demuestren, porque ¿a quién -sino a alguien o a un grupo de personas que tenga algún interés especial escondido en la manga- se le podría ocurrir trazar una autopista por los peores lugares posibles de encontrar para ello?

Esos peores lugares son los elegidos por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) (haciendo eco a las voces del lobby empresarial), el que tiene un nutrido ‘prontuario’ de costosas obras civiles mal proyectadas y mal hechas a lo largo del tiempo y a lo largo y ancho de Chile, v.g.: el puente Cau-Cau; varios puentes arrasados por crecidas, en el Río Grande (Comuna de San Pedro de Atacama); la canalización del Río de las Minas (Punta Arenas) y un largo etcétera. ¿Cuáles son ellos? En orden de Norte a Sur: el Humedal SN Los Batros; el borde lado cerro de la Laguna Junquillar y de la Laguna La Posada; el sector del Estero La Mora y otros humedales que hay en el trazado de la ruta, todos conectados hidráulicamente en serie hidráulica hasta terminar en el Humedal Boca Maule y sus descarga al Océano Pacífico.

Todos estos humedales se nutren con aguas que descienden desde las laderas de la Cordillera de Nahuelbuta en un trayecto de unos 20 km de longitud que comienza en la orilla Sur del SN Humedal Los Batros y termina en Boca Maule. Dichas aguas alimentan también las napas subterráneas de la planicie dunaria descrita por el arquitecto Antonio Zelada E. en uno de sus recientes artículos [2], de varios sobre este tema publicados en este semanario.

¿Hay otras opciones en lugar del piedemonte? Sí, claro, hay una que se ha estado considerando desde la década de los años ’60: una ruta costera llamada Ruta Costa en el estudio realizado por ingenieros civiles tesistas de magíster de la Universidad de Delft, Holanda, en un trabajo en ‘joint venture’ con la Universidad Católica de la Sma. Concepción (2015). Dicho estudio se explica en otros artículos sobre este tema en LVC [3] [4], y en también en qué terminó.

Cabe destacar, como bien se sabe, que este problema no es solo chileno sino de todo el mundo. En este artículo https://www.ucr.ac.cr/noticias/2023/4/23/dias-llenos-de-trafico-vial-les-restan-vida-a-las-y-los-costarricenses.html podrán leer que en Costa Rica tienen un grave problema similar, prácticamente calcado de nuestro caso. Lo que son las cosas ¿no? [5]

Con esta síntesis de la delicada situación que se nos viene encima termino, remarcando lo ya dicho: que esa Ruta Piedemonte se intenta hacer, tozudamente, por los peores lugares ya descritos, contra viento y marea, porque son los únicos que permitirían acceder a las laderas montañosas con intención de ser urbanizadas en el tramo desde Andalué hasta Coronel; de ahí nació la “altruista donación” por parte de la empresa Forestal Arauco de una franja para construirla ya que una Ruta Costa no le sirve a las empresas inmobiliarias para ello. ¡Este es el quid del asunto!

Espero que a los lectores les quede claro que una ruta por el piedemonte no tiene nada que ver con aliviar o erradicar los problemas de congestión vehicular. La figura en cabecera es elocuente en mostrar cuál es el verdadero causal de la congestión y cómo se debe solucionar. Pregúntense también los lectores si alguna de las consecutivas ampliaciones de vías del antiguo camino de dos vías de los años ‘60 entre San Pedro y Coronel sirvió para aliviar las congestiones vehiculares.

¿Por qué ese proyecto discutido se transformaría en un ecocidio? Pues porque en la práctica destruiría o, por lo menos, afectaría gravemente, a todos esos valiosos humedales tan importantes que se deben proteger y mantener incólumes en estos tiempos de crisis climática irreversible, escasez hídrica y cambio climático que estamos sufriendo en Chile y en todo el mundo.

FUENTE DE FIGURA:

https://www.facebook.com/ArchitecturendEngineering

REFERENCIAS:

[1]https://www.diarioconcepcion.cl/editorial/2023/11/24/obras-de-mitigacion-para-el-gran-concepcion.html

[2] https://laventanaciudadana.cl/puentes-pie-de-monte-humedales/4

[3] https://laventanaciudadana.cl/concepcion-coronel-la-traumatica-conexion/

[4] https://laventanaciudadana.cl/el-puente-industrial-la-falta-de-vuelo-y-los-intereses/

[5]https://pac.cr/la-congestion-vial-el-cancer-que-carcome-nuestras-vidas-y-nuestras-ciudades/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en Ambientalistas en Alerta ante el Proyecto Vial por el Piedemonte

    • Gracias por tu comentario, Eduardo. De eso se trata, de decir las cosas como son derechamente, esgrimiendo la verdad, en un país y un mundo saturado de mentirosos.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl