«Aquellos o aquellas que creen que la política se desarrolla través del espectáculo o del escándalo o que la ven como una empresa familiar hereditaria, están traicionando a la ciudadanía que espera de sus líderes capacidad y generosidad para dar solución efectiva sus problemas.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

TIERRAS RARAS, BIOLANTÁNIDOS, ACLARA ¿¿…??

J. Antonio Zelada Espinosa

Arquitecto Premio Regional de Arquitectura y Diseño Consejo de la Cultura y las Artes 2012

La minería de Tierras Raras u óxidos lantánidos, hoy más apreciados que los diamantes o el mismo oro, símbolo de lo bueno y lo caro, está en boga, pero también en crisis en todo el mundo.

La empresa minera de Tierras Raras que se quiere instalar en Penco y Concepción (no obstante que hace ya rato está instalada de facto), ahora peruana aunque aquí penetró por Larraín Vial -la misma empresa nacional gestora que comenzó con la Minera Dominga de manera análoga, en el norte frente a la mayor reserva ecológica marina del Pacífico-, (también ya vendida por la familia Piñera a otros socios), comenzó llamándose Biolantánidos (basada en que las Tierras Raras son óxidos metálicos denominados lantánidos). 

Luego fue vendida y muy velozmente comprada (sin tener aún ninguna autorización para instalarse legalmente y operar) por una empresa peruana-inglesa, y se cambió de nombre: Aclara, tal vez pensando en lo oscuro y tenebroso de su proceso de ratificación legal, con miras a lavar su imagen. Como está terminando en estos días su exigido Estudio de Impacto Ambiental que, conociéndose como ha operado este gobierno con las aprobaciones que exige el Ministerio del Medio Ambiente, es muy probable que sea finalmente aprobado políticamente por el gobierno saliente, ya que técnicamente sería imposible, si el Estado de Chile fuera criterioso.  

Para lavar la imagen de este tipo de minería, Aclara ha iniciado una estrategia comunicacional que recurre a las cosas más inverosímiles para dar la imagen de minería glamorosa y amorosa con el medio ambiente, lo que es exactamente al revés. Y esto porque, por lo poco que podemos saber de este tipo de minería, es que es francamente terrible para con los lugares donde opera. 

Las Tierras Raras son hoy imprescindibles para todo lo que sea alta tecnología, lo que se puede ejemplificar de manera simple con las grandes turbinas o molinos de viento que producen electricidad, con los autos eléctricos que en pocos años más serán los únicos que habrá, y con toda la telefonía celular y los dispositivos análogos. Todos esos productos (y muchos más, siempre de alto vuelo) dependen SÍ o SÍ de los metales extraídos de las Tierras Raras, usados principalmente para los motores eléctricos por su alta capacidad magnética y en circuitos electrónicos en miniatura.

Y el mayor, y casi único productor mundial de estos casi extraños metales extraídos de sus Tierras Raras, es China, que tiene en jaque al resto de los países que hacen alta tecnología, ya que deliberadamente no les vende para así ser casi un monopolio en esas “artes” (y así también tener un arma política en sus manos, como lo demostró en varios “tira y afloja” con el ex presidente de USA D. Trump).  China ya restringió en 2011 las ventas de su producción al resto del mundo.

Quien originalmente comenzó con la producción y el uso de las Tierras Raras fue Estados Unidos, con una gran mina (Mountain Pass) que, no obstante, el Estado decidió cerrarla en 2002 por los serios problemas que se derivan de los procesos de obtención de los metales finales a partir de esos minerales. Alemania hace muchos años que trabaja arduamente para lograr producirlos, incluso reciclando muy dificultosamente artefactos desechados que los contienen. Tanto norteamericanos como alemanes declaran que sus procesos son muy complicados y peligrosos, y que siempre donde estén afectarán al medio ambiente, más si lo hacen en terrenos del fondo marino, como lo están estudiando y probando, aunque con grandes temores por la destrucción del fondo marino y el cambio de las condiciones actuales de la vida en esos lugares. Como los minerales no están en depósitos concentrados, es imprescindible el uso de tratamientos con ácidos. También generan peligros de radiactividad. Hay al menos dos de estos metales que son radiactivos. 

Así es que nos resulta risible cuando ‘Aclara’, en los videos muy verdes e ingenuos que envía a las comunidades locales que se verían afectadas, cuenta perlas como estas:  

“En Aclara implementaremos un plan de revegetación que permitirá multiplicar la superficie de bosque nativo actual”… “Revegetaremos el 100% de nuestras zonas de operación con especies 100% nativas”……“Somos Aclara: combatiendo la crisis climática de Penco al mundo”

Todo esto nos parece una fábula surrealista. ¿Sabrá alguno de sus agentes que la Universidad Austral y la U. de Concepción han fracasado rotundamente en plantar exitosamente el Queule, árbol nativo (casi un fósil viviente) que sería el principalmente afectado donde Aclara quiere operar? ¿Existe alguna minera en Chile (y quizás si en el mundo) que haya hecho lo que ésta predica que hará después de terminar sus operaciones? Y si para ser rigurosos nos interesa la necesaria EVIDENCIA, ¿qué evidencia existe en Chile que esta minería es o será inocua? No la hay en el mundo y ¿la vamos a tener aquí, en Penco-Concepción, Chile?  ¿Es que tenemos un gobierno tan ingenuo que aprobará esta ‘actividad productiva’ como se dice genérica e inocentemente de la minería en el lenguaje oficial chileno?

Los que hemos combatido desde hace ya tres años la llegada de esta empresa minera al territorio regional -con su principal localización a menos de 2 kilómetros de Penco-, somos vecinos residentes de Penco, y quizás si alguno pueda clasificarse como científico, pero no es necesario. Nos hemos informado al máximo, buceando en la experiencia de otros países, ya que en Chile y tal vez en toda Sudamérica no existe esta minería, y la evidencia, que es lo que los científicos valoran y siempre buscan, nos dice que esta minería es peligrosa y a veces letal, para los territorios donde se emplaza y para los seres humanos. Por eso la evitan, no la aceptan o la eliminan de sus territorios. En contraste, Chile le ha otorgado a Aclara y compañía concesiones mineras por casi medio millón de hectáreas en Biobío y Ñuble, más las mejores y pocas aguas de las cuencas que hay en la cordillera costera detrás de Penco, en casi su totalidad para esa “actividad productiva”.

Hay que ver los documentales, que son pocos, pero los hay y se pueden encontrar en Internet. La Radio y Televisión alemana DW ha hecho varios, siendo uno fácil de ver: “El lado oscuro de los metales de alta tecnología”, publicado en el muy activo blog Resumen.cl. También hemos publicado muchos artículos sobre este ya desgastante combate en el semanario digital https://laventanaciudadana.cl/

ANTONIO ZELADA E., Arquitecto residente en Penco

FUENTE DE FIGURA:  https://www.facebook.com/groups/629850767695403/

REFERENCIAS: Documental Deutsche-Welle-TV

https://www.youtube.com/watch?v=srfRB9yG-3A&t=2568s

ARTICULOS  

2022

https://laventanaciudadana.cl/la-ley-de-medio-ambiente-y-su-aplicacion-en-el-dia-de-hoy-distorsiones-casus-belli-la-mineria-de-tierras-raras-en-la-zona-costera-del-gran-concepcion/#.YduTJC450Pw.gmail

https://laventanaciudadana.cl/sintesis-tierras-raras/#.YduaP7A97DA.gmail

2021

https://laventanaciudadana.cl/manifiesto-tecnico-ciudadano/#.YdushtF9tp8.gmail

https://laventanaciudadana.cl/las-tierras-raras-en-penco-la-contraloria-de-la-republica-en-el-ruedo-parte-ii/#.YduguClEJ-Q.gmail

https://laventanaciudadana.cl/las-tierras-raras-en-penco-la-contraloria-de-la-republica-en-el-ruedo-parte-i/#.YduhpUq57do.gmail

https://laventanaciudadana.cl/insolito-proceso-de-mineria-de-tierras-raras-en-ciudades-pencopolitanas/#.YduiLhiT8uQ.gmail

2020

https://laventanaciudadana.cl/manifiesto-en-penco/#.YdujtZ1HzRU.gmail

https://laventanaciudadana.cl/sobre-biolantanidos-y-cia/#.YdukbhsdnV8.gmail

2019

https://laventanaciudadana.cl/la-informacion-soslayada/#.YeZBO-Vj7cQ.gmail

https://laventanaciudadana.cl/libertad-de-prensasolo-para-uno-de-los-lados/#.YeZAJWvxEVE.gmail

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

5 Comentarios en TIERRAS RARAS, BIOLANTÁNIDOS, ACLARA ¿¿…??

  1. Antonio Zelada, soy geólogo residente en Concepción, sin ninguna relación con Aclara o el proyecto. Me gustaría mucho que tus predicciones fueran sustentadas por publicaciones científicas o por reportajes realizados a tipos de depósitos como los de Penco (arcillas lixiviadas). No tengo el ánimo de hacer una apología al proyecto, sólo me interesa que se ofrezca información verdadera, no sesgada y de acuerdo a la realidad. Completamente disponible para una discusión que enriquezca el conocimiento de la geología y recursos naturales.

    • José Luis Jara, que bueno que aparezca por fin un geólogo opinando sobre esto de las tierras raras, un negocio que desde ya nos amarga la vida en Penco, donde yo resido, puesto que quiere ocupar una extensa área del territorio detrás de la ciudad de cuarenta mil habitantes y a menos de 800 metros de mi casa. Desde que los habitantes de Penco comenzamos esta desigual lucha nunca un geólogo opinó por escrito sobre esta minería tan singular. Yo he escrito y publicado a lo menos 18 artículos sobre esto en ya varios años, y nunca ninguno de tu profesión opinó NADA. Es verdad que el único medio que nos ha permitido opinar sobre lo que pasa ha sido este semanario digital netamente penquista (y somos al menos 7 profesionales, ninguno geólogo, los que hemos permanecido en esta batalla de informaciones y opiniones). Hicimos contactos con los medios tradicionales y prácticamente ninguno ha aceptado entrar en esto, negándose a publicar nuestras opiniones. Y limitándose, a veces, apenas a la información mínima necesaria, ¿reportajes objetivos…? Lo que personalmente más he resentido es que la Universidad de Concepción, donde trabajé fuerte por 20 años, (a petición de un rector de los años 90, fundando una carrera como lo es la de Arquitectura, y Urbanismo y Geografía), nunca quiso opinar sobre el caso, que es un caso complejo y, como yo he dicho, implica casi letalidad. Que de verdad se sepa, ningún geólogo de la UdeC ha opinado públicamente sobre este tema.
      Puedes tener razón que mis opiniones (y mi posición) puedan ser sesgadas, y yo pienso que así lo es. Sesgada implica oblicua, o desviada y hasta tendenciosa. Pero más que eso es sesgada y contraria a la minería de óxidos lantánidos (de arcillas lixiviadas como tú dices), y obviamente buscaremos que la opinión de la gente se incline hacia la posición negativa, porque va contra lo que ahora somos: un territorio frágil, de extrema pero interesante complejidad geomorfológica, bello, generoso en tierra, vegetación y aguas, tranquilo y donde habita gente que lo disfruta, lo ama y lo vive.
      Que lo que digamos vaya contra la realidad parece discutible, porque si buscamos en el mundo, con lo difícil que es, encontramos muy malas experiencias con esta minería extraña pero ahora tan rentable. Países que no la aceptan, otros que la han suprimido (como lo hizo EE.UU), otros que la cuestionan o piensan mucho antes de aceptarla; y desde el mayor productor del mundo, China, que no miente al mostrar videos terribles de los territorios donde la tiene, donde evidentemente nadie puede habitar, en el verdadero sentido de la palabra.
      Si los científicos como tú buscan siempre la evidencia, sin la cual no hay ciencia, en Concepción, Chile, no tenemos hasta ahora ninguna evidencia que demuestre que esta minería va a ser nueva y absolutamente amigable con el medio ambiente, impoluta.
      Y si efectivamente lo fuese, ¿por qué tiene necesariamente que instalarse rodeando a una ciudad como lo está pidiendo, y destruyendo la tierra natural, suelos y cursos naturales del agua, el líquido vital mismo, la forma de los suelos, y los bosques nativos y de producción, y la flora y la fauna, y el paisaje y destinos urbanos tan importantes como el turismo o el crecimiento de la ciudad planificada? Peor aún, cambiando para mal la calidad de vida de los seres humanos que eligieron este lugar para habitar y desarrollar su vida.
      ¿Todo eso porque particulares, nativos o extranjeros, van a ganar mucho dinero y van a tributarle al Estado? Eso es privilegiar el interés particular por sobre el Bien Común, como lo define una constitución y las políticas públicas. Es contra eso que luchamos, los ciudadanos de una comuna casi modelo en su calidad de vida, y eso es lo que a mí me interesa y por eso hablo, escribo y público, aunque no soy científico, sino un arquitecto que ha trabajado mucho en planeamiento territorial y urbano, en arquitectura, donde ante todo nos interesa la calidad de vida de las comunidades humanas, antes que la rentabilidad de terceros.

    • Siguiendo las palabras de Antonio Zelada, también a mi, que he escrito asimismo artículos sobre las «tierras raras» que intentan explotar tras los extramuros de Penco y que se han publicado en este medio, me llama mucho la atención tan pocos comentarios desde los lectores y, sobre todo de lectores profesionales como usted. Esto de los «recursos naturales», que en rigor yo llamo «bienes naturales comunes», no están ahí para ‘llegar y llevar’, por muy legal que ello pueda ser, sin hacer evaluaciones previas exhaustivas y muchos más serias que las que se presentan en los pobrísimos estudios de impacto ambiental ¡hechos a la medida para el comprador, o mandante, o inversionista! siguiendo el viejo adagio «quien pone la plata, elige la música». Como dice el articulista, sería bueno que más profesionales y catedráticos de las universidades chilenas emitieran sus opiniones -ya sea a favor o en contra- sobre este desastre minero (que no podría llamarse de otra manera) en ciernes que estamos tratando de evitar a toda costa.

  2. Buena reseña, la ‘enésima’ de Antonio sobre las Tierras Raras. Lo más risible de lo que dice la propaganda de la empresa minera que pretende destruir los extramuros de Penco, es su curioso eslogan:

    “Somos Aclara: combatiendo la crisis climática de Penco al mundo”.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl